Las mentiras más grandes de los luchadores de la WWE

Varios estetas han protagonizados situaciones falsas, ya sea como parte del storyline, por su personaje o por su personalidad verdadera.

Por Ernesto Pérez M.

Aunque la WWE es uno de los espectáculos más llamativos en el deporte mundial, hay ciertas momentos en los que la verdad ha sido superada por las mentiras.

Hace algunos años, la exfigura de la empresa estadounidense, Ryback, salió a criticar muchas de las acciones que se viven día con día.

Las mentiras de los luchadores de WWE

El luchador aseguró que la diferencia salarial entre un esteta común y una superestrella es enorme, ya que la publicidad no se paga por igual.

Además, hay una lista de situaciones que han desmentido parte del espectáculo.

En recientes emisiones, Rey Mysterio se enfrascó en una rivalidad ante Seth Rollins.

El duelo se llevó al límite y en una de las peleas el exmiembro del Escudo le “sacó” un ojo al mexicano.

La escena provocó la burla de la afición en redes sociales, ya que se notó que el ojo utilizado era de plástico.

Semanas después, Rey regresó a los encordados y traía un parche en la cara; sin embargo, en su Instagram se pudieron ver fotos de él sin ningún daño en la visión.

En el ring, Lana y Bobby Lashley protagonizaron uno de los últimos romances en los programas de la compañía.

De hecho, la historia relataba la traición de la luchadora a su pareja de la vida real, Rusev.

La credibilidad se fue perdiendo, cuando Rusev y Lana subían a sus plataformas online fotos y videos, donde se les veía juntos y enamorados.

Las inolvidables mentiras de Ric Flair

Dentro de las grandes mentiras está la de la leyenda Ric Flair.

El veterano esteta corrió un rumor a través de un podcast, donde contó que había estado en la cama con más de mil mujeres.

Además, Flair aseguró que tuvo una relación sentimental con la actriz Halle Berry.

Semanas más tarde, la ganadora del Oscar desmintió a Ric y emitió un comunicado en el que afirmó no conocerlo.

Por último, el debut de Jeff Hardy en los encordados con la WWE tiene una historia curiosa.

Y es que Hardy inició porque uno de los luchadores que estaría esa noche en el show se lesionó.

Uno de los agentes de WWE buscó de inmediato un sustituto y fue Jeff, quien mintió con la edad que tenía, pues dijo contar con 18 y realmente tenía 16 años, situación que pudo meter en conflictos legales a la empresa.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo