Indignante: Ansu Fati y los jugadores que han sufrido de racismo

El periódico ABC de España tacha de “gacela, mantero y negro” al joven jugador del Barcelona; el mundo del fútbol se indigna y reclama por las palabras usadas.

Por Ernesto Pérez M.

El racismo en el fútbol mundial ha sido un problema que no se ha podido controlar a lo largo del tiempo.

Aunque las ligas han elaborado campañas y los equipos han tratado de erradicarlo, ha sido una tarea imposible de lograr.

Racismo, un problema sin solución en el fútbol mundial

Ayer, tras la goleada del Barcelona por 5-1 ante el Ferencváros de Hungría, el periódico ABC se refirió a Ansu Fati como “Gacela, mantero y negro”.

En uno de los renglones de la crónica del partido, escrita por el periodista Salvador Sostres, el lenguaje fue agresivo y causó molestia en el fútbol mundial.

“Corriendo tiene algo de gacela, de mantero jovencísimo y negro que de repente veías corriendo por el Paseo de Gracia cuando alguien al grito de: '¡Agua, agua!', anunciaba que la Guardia Urbana había llegado. Selváticas estampas en el corazón de la ciudad”, se leía en el impreso.

Esto causó eco en la prensa española y también en los jugadores del Barcelona; incluso, Antoine Griezmann no se guardó nada y reclamó en su Twitter lo escrito.

“Ansu es un chico excepcional que merece respeto como cualquier ser humano. No al racismo y no a la mala educación”, publicó el atacante francés.

Esta no es la primera vez que un acto racista sucede en el Viejo Continente.

En España, varios jugadores se han visto involucrados en esta situación; de hecho, Samuel Etoo, en 2005, quiso abandonar la cancha, tras escuchar gritos en la grada que lo llamaban “mono”.

En el Estadio de la Cerámica, casa del Villarreal, Dani Alves vivió un acto similar.

Desde las gradas cayó un plátano; sin embargo, el lateral se tomó con humor la acción y terminó por comérselo, para dejar perplejo al abanderado.

En Italia, uno de los países que sufre mas racismo, el tema es algo serio y muchos jugadores han tenido que pedir pausa en el partido.

El marfileño Moise Kean, cuando jugaba para la Juventus, anotó un gol ante el Cagliari y lo celebró encarándose con la afición, quienes no pararon en insultarlo.

El delantero no se achicó y en todo momento se mantuvo firme; meses después trascendió que su entrenador, Massimiliano Allegri, le llamó la atención.

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo