Matosas se va, jugadores no entrenan y el show de la LBM

El nuevo certamen de fútbol en México la está pasando mal, por lo que varias instituciones no le ven un futuro prospero a la competencia.

Por Ernesto Pérez M.

El proyecto de la Liga de Balompié Mexicano empezó como una propuesta sólida, y que en el papel hacia creer que sería una competencia buena para la Liga MX.

Varios estados, que habían batallado por tener un lugar el fútbol azteca, estaban contentos de participar en un certamen futbolístico.

Liga xe Balompié Mexicano defrauda

Sin embargo, con el pasar de la semanas y la crisis del coronavirus en puerta, el nacimiento de la competencia se fue retrasando.

Los 22 equipos que en un principio se registraron, tuvieron que reducirse a 17, todo por problemas de logística.

Aunado a la fuga de los clubes, la televisora que había entrado al quite, Jalisco XTI TV, informó que no había garantías sobre los derechos de transmisión de los juegos, por lo que decidió dar un paso al costado.

“Nos vemos en la necesidad de informarles que por el momento y hasta que no tengamos certeza jurídica sobre los derechos de las retransmisiones no participaremos con ningún equipo de la LBM”, detalló en un comunicado de prensa.

Club Veracruzano, con problemas económicos

En recientes días se desató aún más la polémica, luego de qué jugadores del Club Veracruzano decidieron no entrenar, ante la falta pagos.

Además, el director deportivo de la institución, Gustavo Matosas, anunció la renuncia a su cargo, por los mismos motivos.

Los jugadores más reconocidos del plantel, “Gullit” Peña, “Chatón” Enriquez y el “Avión” Calderon sacaron un comunicado, en el que pidieron respeto a su profesión y solicitaron sean cubiertos los adeudos pendientes.

“Los jugadores de Club Veracruzano de Fútbol nos vemos en la necesidad de exponer nuestra inconformidad hacía el club, por incumplimiento y faltas de pago salarial.

“Correspondiente a dos quincenas, ya que al día de hoy 3 de noviembre 2020 no se ha recibido pago alguno sobre el adeudo”, detallaron.

En la última jornada del campeonato, los jugadores de Atlético Jalisco saltaron al campo con la playera sin nombre y sin el escudo de la institución, por un problema similar al de los jarochos.

Esta imagen le dio la vuelta al mundo y fue un detonante para dar cuentas de que la LBM no la está pasando nada bien.

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo