Sorprendente: La casa de Diedo Maradona está casi en ruinas

El domicilio donde el astro argentino vivió parte de su infancia fue nombrado patrimonio cultural por la Municipalidad de Lomas de Zamora; sin embargo, está en pésimo estado.

Por Ernesto Pérez M.

Para los aficionados de Diego Armando Maradona, la dirección de Azamor 523, en Villa Fiorito, es el templo donde nació uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol.

Aquel rincón de Argentina fue la casa donde el astro sudamericano dio sus primeros pasos en el mundo, ahí creció y vivió con su madre Dalma Salvadora Franco.

La casa de Maradona, en ruinas

Hace algunos días, la casa fue declarada patrimonio cultural por la Municipalidad de Lomas de Zamora, en gran medida por ser el recinto en donde Maradona dio sus primeros pincelazos como crack del fútbol.

Sin embargo, la morada actualmente está en ruinas y pasando uno de los momentos mas desastrosos de su existencia.

En la década de los años 50, la madre de Maradona y el jugador llegaron al recinto, en donde soñó con ser uno de los mejores jugadores del planeta.

Actualmente, la casa es habitada por parientes lejanos del “Pelusa”, que incluso no llevan para nada la sangre Maradona.

“La hermana de 'Pelusa', Kitty, se casó con un muchacho al que le decíamos Chirola. La hermana de ese Chirola se puso en pareja con el basurero que ahora vive en la casa donde creció Diego.

“Si te acercas o quieres sacar una foto, te echa o te pide plata. La casa no era nada que ver a lo que es ahora. Doña Tota mantenía todo impecable, ahora esto es un asco”, relató Norberto, vecino de la casa, al diario Clarín.

Maradona, que cumplió 60 años, tiene mucho tiempo que no visita el que fue su hogar; de hecho, en 2008 fue la última vez que estuvo ahí, para la entrega de una ambulancia a la pequeña clínica que hay en la localidad.

“La última vez que vino todavía no estaba asfaltada la calle, pero la casa ya estaba viniéndose abajo, Acá casi no hay pinturas ni grafitis. No hay casi nada de Diego.

“En Fiorito no son maradonianos. De los que lo conocemos en serio y nos criamos con él quedamos muy pocos. Del equipo de fútbol que jugábamos en la calle, soy el único que queda. Todos los demás fallecieron”, comentó el exvecino de Diego Armando.

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo