Historia de éxito: Jorge Vergara, de vender tacos a ser el mandamás de Chivas

El polémico dueño del Rebaño Sagrado le cambió la cara al equipo, y lo hizo crecer tanto en lo deportivo como en lo económico

Por Ernesto Pérez M.

A muy temprana edad, Jorge Vergara mostró interés en el tema relacionado con los negocios.

La escuela no era algo que le atrajera mucho; al contrario, la idea de trabajar y generar dinero fue la mentalidad con la que siempre pasó su vida.

A los 23 años, Jorge ya había tenido varios oficios: vendedor de autos, traductor de textos y hasta mecánico.

Su oportunidad llegó en 1978, ya que se convirtió en subdirector comercial de la empresa Casolar: sin embargo, años después la compañía quebró.

Vergara no se rindió y tomó la decisión de invertir su dinero, en un negocio de tacos de carnitas, lo cual le redituó e invirtió lo que ganó para poner un restaurante de comida italiana.

Tras un breve paso por Estados Unidos, en donde triunfó en las ventas para la marca Herbalife, regresó a México a trabajar para Omnitrition USA, cuyo producto principal era una vitamina líquida.

Ahí, Jorge se desarrolló como encargado en la parte comercial, alcanzando un nivel económico importante.

La era Vergara en Chivas

Por tal motivo en 2002, el empresario decidió incursionar en la industria del fútbol mexicano y compró a las Chivas del Guadalajara.

Hablar de Vergara en el Rebaño Sagrado es marcar un antes y un después, pues el oriundo de Guadalajara le cambió la cara al equipo.

Jorge imprimió su sello, sobre todo hizo que el equipo renaciera, en gran medida por su carácter revolucionario.

A sólo dos años de su arribo, las Chivas regresaron a una Final de la Liga MX, en 2004, y en 2006 conquistaron su primer trofeo a cargo de Vergara, al vencer al Toluca en el Torneo Apertura.

Asimismo, intentó que su equipo fuera espectacular en el campo, por ello firmó a Johan Cruyff, aunque el holandés se fue sin pena ni gloria.

La llegada de Matías Almeyda, estratega que le dio una Liga y una Copa a la institución, fue su gran culpa; apostó por un estratega que hasta ese entonces nadie conocía.

Vergara fue polémico en todo momento como dueño del Rebaño, ya que siempre apostó con otros directivos; incluso, protagonizó una guerra de declaraciones con Micky Huidobro, bajista y vocalista de Molotov.

De hecho, la agrupación mexicana inventó la canción “Me vale Vergara”, todo por una rivalidad que inició por un desplegado que sacó Jorge, al llamar “gatitos” al equipo universitario.

Nuevo estadio

Además, el plano deportivo no era soólo la parte que Vergara quería trabajar, también estaba en su cabeza que los rojiblancos fueran una marca redituable.

Por ello, trabajó a marchas forzadas, y logró que Chivas dejara el Estadio Jalisco; construyó un nuevo inmueble, con la más alta tecnología: el Estadio Akron.

Incluso, Jorge creo la primera bebida de un equipo de fútbol en México, bajo el nombre de “Chiva Cola”.

Hace un año, el polémico dueño del Guadalajara falleció, debido a problemas con el cáncer en el páncreas.

Sin embargo, su legado permanecerá para la eternidad y se recordará por ser el hombre que cambió la historia de las Chivas del Guadalajara.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo