Chessman, de exjugador del Necaxa a leyenda de Triple A

El esteta, que protagonizará la TripleManía XXVIII, fue futbolista profesional y jugó en la Tercera División con los Rayos.

Por Ernesto Pérez M.

Chessman se ha convertido en una de las figuras insignia de la Triple A, principalmente por mantenerse ya varios años en la empresa.

La Triplemania XXVIII significará la oportunidad para reafirmar su legado, ya que encabeza la lucha estelar de la noche, enfrentando a Pagano en un duelo Cabellera vs. Cabellera.

Chessman, exjugador del Necaxa

Sin embargo, antes de dedicarse de lleno al pancracio, el “Asesino de la luz roja” tuvo un breve paso por el fútbol.

Y es que, su padre es Javier “Titino” Martínez Arredondo, jugador profesional del América en la década de los años 60.

Cuando era adolescente, el balompié era su pasión; incluso, formó parte de algunos equipos infantiles y juveniles.

Años más tarde, jugó en la Tercera División del Necaxa, club en el que se desempeñó como defensa central.

Pero la oportunidad de seguir creciendo como futbolista se fue diluyendo, luego de que el entrenador “Chato” Ortiz le dio pocas chances de mostrarse.

Incluso, durante un entrenamiento, el esteta lastimó a uno de sus compañeros, causando el enojo de los directivos que decidieron ponerle un alto.

A partir de ese momento, Chessman se dio cuenta que su mundo no era ese, y comenzó a entrenar lucha libre.

Su debut en el circuito independiente llegó bajo el nombre de Rey Dragón; de hecho, con el paso del tiempo fue llamando la atención por su gran versatilidad en el cuadrilátero.

La Parka, quien lo observó en varios combates, lo recomendó con Antonio Peña y así se dio su llegada a la Triple A, en donde ha permanecido por más de 15 años.

Será una guerra

En la lucha del próximo 12 de diciembre, en TripleManía XXVIII, Chessman enfrentará una de las rivalidades más importantes de su carrera.

El “Asesino de la luz roja” quiere salir a demostrar su jerarquía, por lo que no sólo buscará ganarle a Pagano si no también humillarlo y demostrarle quién manda.

“Pagano debe ponerse a entrenar, debe ponerse en forma porque si antes lo iba a humillar y hacer pedazo, ahora, de verdad, lo voy a retirar de la lucha libre para demostrarle que la experiencia puede más que la juventud.

“A mí no me importa de dónde venga ni con quién haya luchado. Se topó con una pared y Chessman es una pared muy difícil de tirar”, detalló.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo