Coronavirus y todas sus afectaciones al deporte en 2020

Decir que en este año se cambiaron las reglas del juego no es para nada exagerado.

Por Iván Sandoval

El año que está por terminar será recordado por ser uno de los más caóticos. La llegada de la pandemia del coronavirus marcará un parteaguas en casi todas las áreas de las actividades humanas.

De manera particular, el deporte se vio golpeado dentro y fuera de los estadios con la llegada del COVID-19.

Decir que en este año se cambiaron las reglas del juego no es para nada exagerado.

Duro golpe a los JO

Si se tiene que mencionar el problema mayor que dejó a su paso la pandemia en temas deportivos, ése fue la posposición de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Antes, sólo se habían suspendido tres justas veraniegas, pero a causa de las guerras. Así se cancelaron los Juegos de 1916, 1940 y 1944.

Sin embargo, aunque hubo boicots y atentados terroristas nunca se habían aplazado un evento de este tipo hasta la llegada de la pandemia.

Luego de que muchos países y delegaciones optaran por no asistir a Tokio, como Canadá y Australia, y generaran fuerte presión, el COI decidió que se disputaran en 2021, aunque con el mismo nombre.

Cancelan y posponen torneos

Pero eso no fue lo único. Las ligas de todos los deportes alrededor del planeta se tuvieron que detener, para tratar de frenar la inminente propagación del virus.

Países como Holanda y México cancelaron sus campeonatos locales sin designar a un campeón, mientras que Francia y Bélgica decretaron monarcas al Paris Saint-Germain y Brujas, respectivamente.

España, Inglaterra, Italia y Alemania detuvieron unos meses sus torneos domésticos y después regresaron para las fechas faltantes, con la tristeza de no tener afición en sus inmuebles.

En tanto, la Champions League tuvo que parar su actividad en la ronda de los octavos de final; en agosto modificó su formato para los cuartos, que se jugaron a partido único en Portugal.

Las burbujas

En Estados Unidos, la MLS y la NBA se concentraron en una burbuja durante el regreso a las actividades, con grandes resultados.

La liga del deporte ráfaga paró su temporada en marzo y volvió en julio, en el complejo de Disney, en Orlando.

Ahí mismo, la MLS regresó a la actividad con un torneo con el formato de la Copa del Mundo, llamado “MLS is Back”, pero hasta agosto regresó a su temporada.

La MLB emuló este formato en sus últimos duelos, además de tener un bateador designado en ambas ligas y un corredor en segunda base en extra innings. En la Gran Carpa sorprendieron los aficionados acartonados, que hacían un poco menos desolados los partidos en el diamante.

Cambia calendarios

La NFL tuvo que modificar su calendario y posponer algunos juegos, producto de contagios de coronavirus, mientras que la Fórmula 1 también canceló algunas carreras. El tenis no fue excepción y se canceló el Abierto de Wimbledon por primera vez en 75 años.

Incluso, ahora la WWE realiza sus funciones sin gente en las arenas, por lo que los fanáticos pueden aparecer virtualmente en las tribunas.

Las pruebas para detectar coronavirus previo a las competencias se han vuelto parte de las disciplinas, para cuidar la salud de los deportistas, árbitros y staff. Además, en el fútbol ahora se permiten hasta cinco cambios y los jugadores en la banca deben portar mascarillas.

Son sólo algunos de los cambios que se sufrió el deporte con la revolución del COVID-19.

Así, 2020 será recordado como el año que cambió el juego.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo