Temporada 3 de “Bloodline”: Linda Cardellini nos lleva al cielo… y al infierno

La actriz de "Freaks and Geeks" repasa la última temporada del thriller de Netflix ambientada en los Cayos de la Florida.

Por Metro

Linda Cardellini está siempre involucrada en algún tipo de drama familiar.

La actriz de “Freaks and Geeks” encabeza la tercera y última temporada de “Bloodline”, el thriller de Islamorada, Florida, que narra la historia de una familia muy unida que se desmorona después de que Danny (Ben Mendelsohn) regresa a casa. A su vez, como hija de Meg Rayburn, la alumna de “Mad Men” interpreta a una abogada encantadora, pero muy herida (con un problema con el alcohol), que hace su parte para reparar las grietas de la familia mientras lucha contra sus propios demonios.

Desde que Danny se encontró con su destino literalmente a manos del hijo mayor John (Kyle Chandler) en la primera temporada, los hermanos Meg y Kevin (Norbert Leo Butz) han tratado de encubrir y recuperarse del desastre. Pero la segunda temporada termina con aún más derramamiento de sangre. Cardellini nos dice que en el último episodio de la temporada “la familia termina aún más separada”. “Mientras estaban tratando de sobrevivir juntos la temporada pasada, ahora están tratando de sobrevivir cada uno por su cuenta”.

La actriz de 41 años habla con Metro desde Boston, donde está filmando la comedia “Daddy’s Home 2”, junto a Mel Gibson, Will Ferrell y Mark Wahlberg, muy alejada de la intensidad de “Bloodline”. Habla sobre interpretar a una acaudalada, conocer el ambiente de los Cayos de Florida y de cómo nunca se cansará de hablar de “Freaks and Geeks”.

Premiere Of Netflix

En cierto modo, Meg y Kevin traicionaron a John la temporada pasada (de Bloodline). Hasta ese punto, al menos, eran leales el uno al otro.

– Eso es lo divertido de la serie: todo depende de de qué lado estás. Porque si estás del lado de Meg o del lado de Kevin, puedes mirarlo como si estuvieran tratando de ayudar a John. Para Meg, creo que ella realmente cree que tomó el teléfono y ayudó a su hermano, y ella no mató a nadie, pero desde la perspectiva de un extraño, ella era muy cómplice en todo. ¿Dónde están y cuán culpables son? Pesa en su propio centro moral para averiguar cómo van a tratar con él y vivir con ellos mismos y con los demás. Danny fue el chivo expiatorio para ellos durante mucho tiempo, y una vez que se fue, todo el mundo le echa la culpa al otro y le carga la responsabilidad por que sus vidas sean tan miserables.

He estado pensando en la voz de John desde la primera temporada: “No somos malas personas, pero hicimos algo malo”; Ahora, es como que han hecho tantas cosas malas, que tal vez son malas personas. ¿Es así?

– Bueno, ese es el asunto: ¿cuándo tu comportamiento calza con la percepción que tienes sobre ti misma? Puedes excusarte por mucho tiempo y quizás puedes llegar a pensar que saber todas las justificaciones por las cuales haces algo, pero para otro ser humano que mira todo esto, es puede ser una historia completamente distinta.

Bueno, ese es el asunto: ¿cuándo tu comportamiento calza con la percepción que tienes sobre ti misma?”.

Meg es buena para beber, especialmente en esta temporada. ¿Cómo es interpretar a una acaudalada?

– (Risas) Siempre es un poco desalentador, pero también es muy divertido. Ella es un desastre y muchas veces tiene sentimientos a los cuales no puede enfrentar, así que ese es su método de enfrentarlos. Es como consecuencia de haber estado tan involucrada en la familia durante tanto tiempo; la familia bebe junta y muchos de ellos lo hacen también por su propia cuenta. Y también hay diferentes grados: hay veces en que toman solo un poco, pero otras en que se emborracha completamente. Ella está tratando de darse cuenta de qué tan borracha es.

El lugar de filmación es clave en la serie. ¿Cómo fue haber estado filmando allá y cómo crees que la serie refleja la cultura de Florida Keys?

– Florida Keys es un lugar realmente fascinante. Por un lado, tiene estas historias de gente que va a esconderse allí después de hacer cosas extrañas y nefastas. Y luego está esta otra parte, este bello, paradisíaco, precioso paraíso tropical. Ir allí y estar durante las últimas temporadas ha sido hermoso. Tuvimos manatíes en donde estábamos viviendo. Y luego hace mucho calor y es húmedo, y el sudor en nosotros es real. Vivir en un lugar muy soleado y que estén pasando cosas realmente oscuras… es donde el pantano se encuentra con el paraíso y con el infierno. [Risas]

Cuando se supo de que “Bloodline” terminaría después de la tercera temporada, leímos que Todd A. Kessler había planeado hasta seis temporadas. ¿Cómo fue meter todo en diez episodios?

– Nunca supimos cómo terminaría. Siempre nos sorprendieron un montón de cosas en el pasado. No sé lo que esas dos o tres temporada habrían sido, pero creo que terminamos en relativamente el mismo lugar que querían que acabáramos en el principio. Y creo que la forma de llegar allí siempre puede cambiar. Para mí, cuando hay tres temporadas de algo, es realmente bueno para emborracharse. Puedo lidiar con eso. [Risas]

Has estado en muchos favoritos de la cultura pop. ¿Qué estás viendo ahora mismo?

– Acabo de ver “Grace y Frankie”. Me encanta ese espectáculo muchísimo, acabo de terminarlo. Y acabo de empezar a ver “Feud”. Y me encanta “Vice Principals”, ¿lo has visto?

Sí, ¡con Bussy Philipps! Ahora podemos hablar de “Freaks and Geeks” sin forzarlo.

– (Risas) Podemos hablar cuando quieras de “Freaks and Geeks”.

Kate Mooney / www.metro.us

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo