¿Stranger Things pasa el test de Bechdel?

El test de Bechdel, también conocido como la Regla de Bechdel o el Mo Movie Measure, es esencialmente una manera rápida de medir la adherencia de una película al sesgo de género de Hollywood

Por: Daniel Casillas

Linnea Zielinski, metro.us

Stranger Things ha tomado a todos por sorpresa, con algunos efectos secundarios interesantes. La nostálgica serie de ciencia ficción ha causado un aumento en la popularidad de las cosas que de otro modo se han mantenido fuera de la cultura mainstream, como las sudaderas con capucha de dinosaurios de museo y Calabozos y Dragones. ¿Pero va más profundo? Claro, está protagonizada por varias actrices espectaculares, pero ¿Stranger Things pasa el test de Bechdel?

Estamos contando los programas de televisión y las películas que pasan el test de Bechdel, entre otros intereses más intelectuales, como las sudaderas con capucha de museo, porque, seamos sinceros, pocas películas están a la altura cuando se comparan con los términos de esta prueba. ¿No te es familiar? Te daremos un adelanto.

¿Cuál es el test de Bechdel?

El test de Bechdel, también conocido como la Regla de Bechdel o el Mo Movie Measure, es esencialmente una manera rápida de medir la adherencia de una película al sesgo de género de Hollywood. Todo lo que se le pide a las películas para aprobar es que, en algún punto al final de la película, al menos dos personajes femeninos tienen que tener una conversación que no se trata de un hombre. Fácil, ¿verdad? Bueno, no tanto.

De hecho, las películas en general tienden a ser tan malas para cumplir con este requisito que a menudo se divide en tres segmentos diferentes: uno, de que hay más de un personaje femenino; dos, que estos dos (al menos) personajes femeninos realmente hablan entre sí; y tres, que la conversación que tengan entre ellas no sea sobre un hombre, o un niño, si estamos hablando de Stranger Things.

Entonces, ¿Stranger Things pasa la prueba de Bechdel?

Bueno, si estás preguntando específicamente sobre la primera entrega de la serie, la respuesta a la pregunta de si Stranger Things aprueba el examen Bechdel es un gran no. La única verdadera amistad femenina retratada es la que existe entre Nancy y Barb, la última siendo eliminada relativamente temprano en la temporada. Y aún así, sus conversaciones giran en torno a Steve.

¿Pero qué pasa con la segunda temporada?

Si consideramos el último lote de episodios, ¿Stranger Things pasa la prueba de Bechdel? Ciertamente hay más personajes femeninos, y fuertes para el caso. (Solo podemos esperar que la hermana pequeña de Lucas, Erica, tenga un papel más importante en la tercera temporada de la serie). Pero realmente no se llevan muy bien.

Eleven se enfrenta inmediatamente a Max porque parece que hay espacio para una sola niña en el grupo de amigos. Ambas niñas también se establecen dentro de triángulos amorosos que mantienen la dinámica de sus acciones e interacciones con otros personajes sobre los niños. Por otra parte, las dos niñas de carácter fuerte están alejadas de ser amigas entre ellas; la interacción entre ellas es una introducción muy tensa que apenas cuenta como una conversación.

¿Pero qué pasa con Eleven y Eight, o Kali?

Ambas son niñas, ambas tienen poderes, ambas están en el mundo sin sus familias, pero los hombres también dominan sus vidas y conversaciones. Aunque puede haber partes de sus conversaciones que no mencionan a los hombres, Kali y Eleven están igualmente obsesionadas con Brenner. Las conversaciones entre las dos chicas naturalmente giran en torno a su mutuo captor, y algunas veces sobre su banda de compinches que ayudaron a mantener a Eleven y Eight encerradas: les dejaremos adivinar el género dominante de esos personajes.

Pero incluso si las conversaciones entre Eleven y Kali tocan otros temas que no sean hombres y niños, casi siempre están rodeadas por la banda de fugitivos de Eight, entre cuyos miembros hay un par de hombres. Muchas de sus conversaciones se descartan de la prueba de Bechdel simplemente porque los hombres están ahí, discutiblemente, siendo parte de las discusiones que tienen lugar incluso si solo son oyentes.

El ejemplo más cercano de conversaciones en Stranger Things 2 que podrían haber pasado la prueba fueron probablemente los cortos intercambios entre Eleven y su tía cuando va a encontrarse con su madre. Aunque la mayoría de los diálogos breves probablemente tocaron a Brenner, ya que él es la causa de la condición de su madre, podría haber habido un breve intercambio en que conversaban sobre su madre sin referirse al doctor diabólico.

¿Pasará Stranger Things 3 la prueba de Bechdel?

Los hermanos Duffer, sin duda, sentaron las bases para que el programa no solo pase, sino que supere la prueba de Bechdel si quieren llevarlo allí. Si Max se queda, ha demostrado que es capaz de mantener su propia historia independiente de cualquiera de los chicos, y quizás ahora que está claro que no es una amenaza, ella y Eleven puedan forjar una amistad que exista más allá de la pandilla

Loading...
Revisa el siguiente artículo