La directora de “First March” y sus pensamientos honestos sobre trabajar con Netflix

Olivia Newman también habla sobre su batalla para hacer la película en un medio dominado por hombres, y cuenta su secreto para hacer que las escenas de lucha sean auténticas.

Por Metro

Gregory Wakeman / www.metro.us

“First Match” trata de la batalla de Monique (Elvire Emanuelle), una luchadora que sobre el ring se enfrenta a la oposición masculina, muy presente en su rutina, y también intenta forjar una relación con su extraño padre Darrel (Yaya Abdul-Mateen II).

Resulta que Olivia Newman, la guionista y directora de “First Match”, estuvo envuelta en batallas  similares durante el desarrollo y la producción de la película. No solo tuvo que luchar por tener la oportunidad de contar esta historia en un campo cinematográfico dominado por hombres, sino que también, una vez conseguida la oportunidad de hacerla con Netflix, tuvo que lidiar con los pro y los contra de trabajar con el sitio de transmisión en línea.

Hablé hace poco con Newman sobre la aclamada “First Match”, sobre el desarrollo de la película, y sobre porqué los directores independientes tienen que aceptar y abrazar a Netflix.

P: “First Match” era originalmente un corto. Cuéntanos qué pasó.

– Lo hice como corto cuando me gradué de Columbia. Conocía el mundo de las luchas entre chicas y chicos en la escuela, y me interesé en saber quiénes eran esas chicas y por qué querían hacerlo. Esto se fue convirtiendo en un fenómeno creciente, porque no habían las suficientes chicas que quisieran pelear.

P: ¿Te ves a ti misma en Mo?

– Yo era un poco ahombrada mientras crecía. Quería hacer deportes con mi hermano mayor todo el tiempo, especialmente porque era atlético. Pero nunca fui tan buena. Así que creo que hubo algo realmente inspirador para mí cuando vi a estas chicas derribando niños sobre la lona. Porque fueron subestimadas pero demostraron valerse por ellas mismas, y eso me toca porque también estoy en un campo dominado por hombres. Constantemente tengo que demostrar mi valía y asegurarme de que me toman en serio y que las historias que quiero contar se toman en serio. Hay un poco de Mo en mí. Siento que intento ser escuchada y vista todo el tiempo.

P: ¿Cómo fue hacer que las escenas de lucha se vieran auténticas?

– Todas fueron preparadas con un entrenador, que se pasó cinco días con Elvire. En todo caso, en todas las escenas de lucha Elvire trabajó con una luchadora profesional, y así ella fue quien se llevó todo el peso. El entrenamiento fue agotador para ella, pero gracias a eso Elvire conocía todas las coreografías, como en un baile. Al final, ni siquiera necesitamos utilizar a la doble de cuerpo porque Elvire fue una atleta muy natural.

Olivia Newman y el equipo de "First Match" Getty

P: ¿En qué momento se involucró Netflix?

– Netflix financió la película. Nos pasamos su buen año, quizás más, recaudando fondos para poder hacerla. Y siempre nos dijeron que era un proyecto demasiado riesgoso de financiar. Pero teníamos que hacerlo así, no podíamos reducir presupuesto, porque había muchos trucos y peleas y extras. La gente quería que la hiciéramos por menos de US$500.000. Pero no iba a hacerla así. Porque habría resultado una versión horrible. Necesitábamos un monto sólido. Porque todo el elenco era negro, no había nombres grandes, y era difícil encontrar financiamiento por la vía tradicional. Entonces apareció Netflix y nos dio lo que pedíamos solo por méritos del guión. Ellos no están comprometidos ni con las ventas al extranjero ni con la taquilla. Puedes financiar películas apostando por la historia. Saben que tienen una audiencia lo suficientemente amplia como para encontrar los espectadores adecuados para cualquier cosa. No pensé en esta película como si fuera para Netflix. Pero ellos me dieron control total, y fue un tremendo apoyo cuando la lanzamos, tuvimos una presentación tremenda en South By Southerst, y todo ayudará a que más gente la vea.

P: Es interesante que digas que no pensaste la película como si fuese para Netflix. ¿Cambió eso después?

– Todavía me estoy adaptando a este modelo. Como cualquier director, siento resistencia. Porque quiero que mi película sea vista en la pantalla grande y en comunidad. Pero al mismo tiempo quiero que mi película sea vista de cualquier forma. Y ahora habrá mucha más gente viéndola por Netflix que en una sala de cine. La grabé pensando que estaría en la pantalla grande, y eso hay que pasarlo a la experiencia que significa verla en casa, y hacerlo de la mejor manera posible. Pero esto es algo que estoy aprendiendo y que tengo que aceptar. Especialmente si eres una directora que está contando historias no convencionales y tienes que encontrar financiamiento por diferentes rutas, tienes que abrirte a distintas plataformas para que la gente vea tus películas.

P: ¿Te parece frustrante que haya tanta resistencia hacia Netflix?

– Es frustrante cuando escuchas que Cannes no aceptará más películas de Netflix. Se siente como si eso fuera excluyente… el mundo del cine independiente ya se está reduciendo por un tema de taquilla. Netflix mantiene viva esa forma de contar historias. Y eso tiene que ser apreciado, no excluido. Porque de otra forma estas películas no podían ser hechas. No creo que mi película hubiera sido hecha si no fuera por Netflix. Y creo que mi película es tan importante como “Ready Player One”. Odio que haya un valor atribuido estrictamente a si son vistas en cines o en línea. Porque quizás yo vaya a tener un millón más de personas que vean mi película en comparación a si fuese lanzada en un cine. Creo que estamos en este espacio raro donde el modelo de distribución para las películas independientes está cambiando y nosotros, como directores, tenemos que aceptarlo y abrazarlo y descubrir cómo trabajar mejor con eso.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo