“El Rey”: el desafío de hacer una reconstrucción de Shakespeare

El director David Michod nos habla sobre la adaptación de la obra que ya se puede ver en Netflix

Por Pat King

Puede ser una tarea difícil para cualquier cineasta adaptar las palabras de Shakespeare a la pantalla. El director australiano David Michod y su compañero de escritura, el actor Joel Edgerton, lo entendieron que mientras hacían la nueva epopeya de la guerra, "El Rey", protagonizada por Edgerton y Timothee Chalamet como el joven rey. Su película se inspira en la famosa obra de teatro "Enrique V" del inmortal poeta, mientras que ellos se aseguraban de añadir sus propios toques y guiños a la historia.

"Bueno, cuando Joel y yo empezamos a hablar de ello, fue obviamente, al principio, a través del prisma de Shakespeare", dice Michod. "Porque, ya sabes, el mayor escritor de la historia de la lengua había pisado ese territorio con tanta firmeza que es casi imposible para nosotros, imposible para cualquiera en estos días, pensar en Enrique V sin pensar en el 'Enrique V' de Shakespeare."

Esta historia de un idealista que finalmente consigue su oportunidad de llegar al poder es una que se ha contado muchas veces a lo largo de la historia con el crédito debido a la perdurabilidad de las palabras de Shakespeare. Era una historia que tanto Edgerton como Michod habían querido contar desde que Edgerton se puso manos a la obra interpretando el papel de Falstaff en el escenario en Sydney.

"Fue casi como una experiencia de formación profesional para él; fue una actuación de la que se habló mucho", recuerda Michod. "Fue un momento decisivo para él. Así que creo que era algo muy importante para él, todos estos años después. Empezamos a hablar de ello y nos dimos cuenta de que la versión cinematográfica de lo que queríamos hacer tendría que ser diferente, porque las obras están escritas, son cosas extraordinarias para leer, pero están escritas para ser interpretadas, para ser presentadas en un escenario isabelino. A menos que se trate eso de una manera muy particular y formal, no creo que sea el tipo de cine que me gustaría hacer".

En el pasado, cineastas y compañías de teatro han presentado esta historia y los conflictos entre los británicos y los franceses durante este período de tiempo de una manera más pomposa y heroica. Esta glorificación de la guerra era algo que tanto Edgerton como Michod querían evitar.

"Para poder hacer esta película hoy, nos pareció necesario que la diseñáramos de esa manera. La obra, "Enrique V", especialmente, fue escrita en una época muy diferente. Se ha presentado en el pasado, con mucha frecuencia, como una historia heroica de gran triunfo inglés. Nos pareció realmente inapropiado hacer esa versión hoy", dice Michod.

"Así que, en cambio, nos interesó mucho la idea de generar una historia diferente, una interpretación diferente de 'Enrique V', que sería más sobre cómo un joven idealista podría encontrarse consumido por las instituciones".

David Michod El director David Michod

El joven idealista que encontraron para interpretar a Hal, por supuesto, es Chalamet, que ofrece una actuación profunda que encapsula a la perfección la transición del joven Rey de la inocencia a la embriaguez del poder.

"Me encantó la idea de coger a ese chico de 'Call Me by Your Name' y tirarlo al suelo al principio de esta película. De repente, retrocedes el reloj 600 años y ahí estás", se ríe Michod. "Pero luego hay un cambio y entonces la gran carga de la responsabilidad desciende sobre él. Y, de alguna manera, nuestra versión de 'Enrique V' se convierte en una especie de historia de 'hacer de un tirano'. Fue muy emocionante para mí la idea de tomar a ese chico de 'Call Me by Your Name' y convertirlo en un tirano”.
Aparte de estas opciones narrativas, una cosa que distingue a la película de otras epopeyas de la guerra medieval es que Michod se esforzó mucho para que el espectador sintiera realmente la naturaleza claustrofóbica y que inducía al pánico de estas confrontaciones.

"Desde el principio, estaba pensando en qué versión de esa película haría. Y fue algo que, mi versión fuera una que ojalá se sintiera terrenal y real y humana y….de otro mundo", dijo Michod sobre el intenso enfoque de la película en el centro de la acción para el combate.

"¿Quién sabe cómo se sintió hace 600 años? Eso se extendió a la batalla. Así que cuando Hal tiene su pelea cara a cara con Hotspur, yo quería que no se tratara de un juego de espadas súper elegante, quería que se tratara de dos niños que llevasen armaduras, que se destrozaran el uno al otro, que se agitaran por el aliento y que se revolcaran en el suelo".

"Y cuando llegamos a la batalla, me pareció importante que pudieras seguir a los personajes a través de ella. Y quería asegurarme de que lo filmaba todo desde el nivel del ojo humano, en lugar de hacerlo con drones y grúas. Y quería que se sintiera como si estuvieras en el ataque de pánico claustrofóbico de ese tipo de guerra cuerpo a cuerpo", dice. "Se sentía así cuando lo estábamos filmando, especialmente con la lucha de Timmy en la batalla… me asustaba detrás de la cámara, ¡porque se sentía peligroso! Sentí que estaba viendo a Timmy, el actor, tratando de seguir vivo, porque hay demasiadas escenas en movimiento. Hay demasiados acróbatas resbalando por el barro, usando cascos a través de los cuales no pueden ver bien, y en medio de ellos está nuestro protagonista. Y tengo que asegurarme de que no muera".

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo