El adiós de 'Homeland'

Tras dos años de espera, llegó la octava y última temporada de la famosa serie Homeland

Por Maria Estevez

Los productores Alex Gansa y Howard Gordon han dado un giro en la trama original de Homeland y regresan al pasado para enfrentar al agente de la CIA Carrie Mathison con los recuerdos de Nicholas Brody, personaje que interpretaba el actor Damian Lewis.

Claire Danes regresa a la caracterización de Mathison con la intensidad que inyecta a todos sus personajes. “Este es mi último año en Homeland porque me agota el personaje. Me siento golpeada cuando terminó de rodar cada episodio. He creado una relación tan íntima con Carrie que la llevó cargando conmigo desde hace 10 años” nos explicó Claire Danes en Pasadena durante la presentación de la serie en TCA.

Para crear un final lleno de sorpresas, los creadores regresan al principio y también a la 4 temporada, con la intención de acabar con las operaciones de Mathison. “Hay una simetría. Un paralelismo físico entre Carrie y Brody que yo siento correcto. Tenemos claro su patriotismo, pero es una mujer que supone un reto para la organización. Cuando su patriotismo se cuestiona se siente insultada en lo más profundo de  su ser y eso la hace reaccionar de una manera inesperada” dijo Danes.

Quien también regresa es el actor Mandy Patinkin, quien tuvo palabras muy duras contra la administración de Donald Trump. “Es un caldo de cultivo para la corrupción. La ironía en los últimos tres años en los que hemos estado viendo como funciona esta administración, es el contagian de los efectos del cáncer global que padecemos. Cuando hablas con la comunidad Intel dedicada a investigar guerras, te quedas de piedra.  Si te levantas por la mañana y escribes un tweet que pone en peligro a alguien porque das información de un evento inminente que va a tener lugar, la comunidad dentro de las agencias de inteligencia se desespera. Ellos saben que hubo interferencias en las elecciones del 2016” reveló el actor.

Patinkin, a diferencia de Danes, podría seguir interpretando su personaje unos años más: “Siento pasión por este personaje, por esta serie. Entiendo que mi deseo no es el de todos, pero siento un gran respeto hacia los guionistas, los compañeros, los productores y todo el equipo de Homeland. Este show es un éxito en todo el mundo, una forma de escapismo para la audiencia. Solo espero que les hayamos dado herramientas para cuestionar las noticias falsas que les llegan, para entender lo que ocurre tras bastidores y la violencia tras tanta mentira”.

Homeland

Alex Gansa explicó que los narradores y cineastas nunca quisieron dramatizar una amenaza que no fuera creíble o real. Citó como ejemplo el “alarmismo” de la inmigración desde las elecciones presidenciales de 2016. Pero admitió que hay una historia que se escapó, por así decirlo. “Queríamos contar una historia en Israel, algo grandioso, pero se complicó porque no pudimos poner a Estados Unidos en el centro de esa historia y después de meses de intentar hacerlo, nos vimos obligados a abandonar el plan”.

Fue entonces cuando se inspiraron en la primera y en la cuarta temporada para crear el final. “La temporada 8 está dedicada a los fieles seguidores de la serie que han estado con nosotros desde el principio. Ellos van a recibir su recompensa porque vamos a dar muchas respuestas a las preguntas que hemos ido planteando”, admitió Gansa.

Con Carrie Mathison poniéndose los zapatos de Nicholas Brody, los creadores confiesan que el éxito de la serie fue realmente inesperado. “El público de Homeland es fiel a Carrie, son tan leales como ella a su país” confesó Alex Gansa.

Homeland estrenó su primera temporada en el 2011.  En sus primeros años, fue un tira y afloja entre el héroe militar y prisionero de guerra Nicholas Brody (Damian Lewis) y la agente bipolar de la CIA Carrie Mathison (Claire Danes), quien estaba convencida de que Brody había sido convertido por sus captores y que secretamente era un terrorista. Carrie logró hacer retroceder a Brody, se convirtieron en amantes, y él murió como un verdadero héroe en la temporada 3. Desde entonces, Carrie y su mentor de la CIA Saul Berenson (Mandy Patinkin) han pasado por terribles pruebas en varios lugares del mundo.

Al final de la temporada 7 vimos a Carrie encerrada en una cárcel rusa donde llevaba seis meses. Saúl, ahora asesor del presidente de los Estados Unidos (Beau Bridges), aseguró la liberación de Carrie, quien se encuentra padeciendo trauma psicológico. “Nadie sabe dentro de la CIA que Mathison es bipolar y eso siempre ayuda a empujar los límites mentales de este personaje” confesó Gansa.

“Yo lo que creo es que Carrie necesita unas vacaciones”, concluyó Danes.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo