J Balvin y las enfermedades y adicciones de los reguetoneros del momento

A pesar de los reguetoneros gozan de fama y fortuna, algunos sufren adicciones y enfermedades psicológicas; J Balvin recae en la ansiedad y depresión.

Por Georgina Bello

Hace unos días el representante del genero urbano, J Balvin, decidió confesar a sus seguidores la razón por la que ha estado ausente en sus redes sociales, y esto se debe a que nuevamente padece depresión y ansiedad.

El cantante colombiano de 35 años cuenta con más de 44 millones de seguidores en su cuenta oficial de Instagram, los cuales se alarmaron despues de que Balvin dejará de publicar contenido el pasado 31 de octubre.

View this post on Instagram

Los Angeles acá seguimos !! Pa Lante !!

A post shared by J Balvin (@jbalvin) on

En el clip que compartió el cantante, relató que volvió la ansiedad y un poco la depresión a su vida: "No me gusta actuar ni estar fingiendo la felicidad o que todo está perfecto. Soy un ser humano  frágil y vulnerable, quizás más que algunos de ustedes”, añadió.

Antes de finalizar el video, el cantante no dejó pasar la oportunidad de agradecer a sus fans, que se mantienen pendientes de su salud física y mental: “Gracias a los que han estado conectados, pero ahora no estoy para esto”.

El colombiano lleva años luchando con estos problemas psicológicos, pero no es el único, ya que muchos de sus colegas lidian con sus propios demonios.

Nicky Jam

View this post on Instagram

Estaba improvisando. Un poco a ver si me queda algo

A post shared by NICKY JAM (@nickyjam) on

El estadounidense de 39 años es uno de los representantes más importantes del género urbano, y desde hace años su fortuna se ha ido incrementando gracias a la fama, talento y popularidad que lo rodean.

Años atrás, el cantante se enfrentó al demonio de las drogas y alcohol, y fue cuando uno de sus mejores amigos, el reguetonero Daddy Yankee, intentó ayudarlo, pero las sustancias terminaron por romper su amistad y disolver el dúo dinámico cuando estaban en la cima de su carrera.

View this post on Instagram

🤳

A post shared by NICKY JAM (@nickyjam) on

En 2004, el cantante lanzó el album “Vida escante” que contaba con éxitos como “Chambonea”, “Me estoy muriendo” y “Pasado”, los cuales desde su lanzamiento se posicionaron en el Latin Tropical Airplay, y no trascendieron más allá.

La consecuencia de ello fue que el artista cayó en una profunda depresión, sumado al alcohol y las drogas llevaron al cantante a la ruina, y tras ese oscuro momento por el que pasaba, malas acciones lo llevaron a pasar un tiempo en prisión.

Tras esa terrible experiencia, Nicky Jam decidió hacer un cambio total en su vida y en 2007 decidió mudarse a Medellín, Colombia, para empezar de cero y rehabilitarse.

Anuel AA

Actualmente, el puertorriqueño de 27 años es uno de los mejores cantantes de reguetón del momento, y al lado de su novia Karol G son uno de las artistas más prometedores.

Pero en la espalda de Anuel, se encuentra un oscuro pasado y problemas con la ley.

El 3 de abril de 2016, Anuel AA fue detenido junto a otro grupo de personas cuando salían de una discoteca en Puerto Rico. En esa ocasión se le incautaron tres pistolas, una de ellas robada, nueve cargadores y 152 municiones.

Por lo que el 19 de junio de 2017, el Tribunal Federal de Puerto Rico lo sentenció a 30 meses de prisión efectiva.

View this post on Instagram

7 DE FEBRERO 👹

A post shared by “REAL HASTA LA MUERTE” (@anuel) on

Al tener buena conducta en prisión y 10 meses después, Anuel AA fue puesto en libertad y lo primero que hizo al salir de la cárcel fue comentar en su Instagram: “No hay sufrimiento que dure una vida entera”.

Vico C

J Balvin y las enfermedades y adicciones de los reguetoneros del momento Foto: Instagram

El reguetonero puertorriqueño era adicto a la heroína, hasta que cayó preso en Orlando, Florida, por posesión de drogas. Actualmente se encuentra refugiado en la religión cristiana.

Tempo

J Balvin y las enfermedades y adicciones de los reguetoneros del momento Foto: Instagram

El cantante de música urbana estuvo 11 años en la cárcel por tráfico de drogas y posesión ilegal de armas. Además, fue sospechoso en casos de asesinato, secuestro y robo.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo