Victoria Alonso: creando, paso a paso, el universo más poderoso de Marvel

La productora argentina es una de las pocas mujeres latinoamericanas en haber contribuido a crear el MCU de Marvel. Y así fue como lo logró.

Por Luz Lancheros

Con casi cincuenta años de historias de cómic y cientos de personajes, Marvel comenzó a dar una narrativa continua y coherente a su universo (Universo Cinematográfico de Marvel, MCU) en el cine con Iron Man, en 2008, hasta culminar en 2019 c0n la narrativa coral y épica de “Avengers: Endgame”, que es actualmente la película más taquillera de la historia, al recaudar más de 2.789 millones de dólares. Victoria Alonso: creando, paso a paso, el universo más poderoso de Marvel

Esto no habría sido posible sin el trabajo, en parte, de Victoria Alonso, vicepresidenta ejecutiva de producción de Marvel Studios. La argentina comenzó su carrera en efectos visuales y producción y también fue nombrada como una de las mujeres hispanas más influyentes de 2019. También fue la primera mujer en recibir el Visionary Award en su quinceava edición, entre otros galardones. 

Victoria Alonso: creando, paso a paso, el universo más poderoso de Marvel

Metro habló con ella sobre cómo construyó un universo adaptado a las realidades actuales y por qué ha sido tan exitosa en ello.

¿Cómo las mujeres del MCU de Marvel pasaron de ser ornamentos a ser mujeres poderosas con sus propias historias, como la Capitana Marvel y la Viuda Negra, por ejemplo? 

–Todo es un proceso. Si ves lo que ha sido la trayectoria de Black Widow, la introdujimos en Iron Man 2 de una manera maravillosa. Y después, otra vez más la introdujimos en Avengers 1, en el momento con los espías rusos, que para mí es una de las escenas más importantes y más memorables de cómo introducir a un personaje que, con un vestido y zapatos altos derrota a sus torturadores y sale de ahí sin problemas.

A través de los años hemos puesto las semillas para desarrollar a los personajes y me parece que ahora las historias están enlazadas y ese era el momento preciso para contar la suya. Los personajes siempre han existido, pero les ponemos el foco para que cuenten lo que tengan que contar y así seguir puliendo lo que es el gran entramado de nuestro MCU.

Y me llena de orgullo ahora ver a estas mujeres llenas de gloria, en toda su capacidad y poder.

 ¿Cómo fue que rompió el techo de cristal y cuál es su responsabilidad actual? 

–El proceso ha sido gradual: son tres décadas de historia, carrera, de vida, de lucha. De trabajar 14, 15 horas al día, en fines de semana largos. He viajado mucho y he tenido la capacidad de crear en esos lugares. Y esto ha creado situaciones en las que he tenido que adaptarme. Ahora, veo que mi responsabilidad es un paso a paso. Jamás hubiera pensado que estaríamos con la película más taquillera del cine mundial, yo como productora, con gran éxito, pero generalmente eso es lo que se ve de dientes para afuera. Lo que yo veo son de 12 a 13 horas diarias por Zoom, tomando decisiones.

Creo que veo esto más en los pasos que uno da. Cuando veo lo que hace la prensa me enorgullezco, pero si solo ves el éxito, no ves todos los nudos que hay que desenlazar. Yo me concentro en los nudos del día y cuando tenemos premieres, o avances, tomo esos cinco minutos y en sus palabras me doy cuenta de lo que hemos creado y de que los parámetros que hemos puesto son imposibles para el mundo, pero estos para nosotros fueron alcanzables y posibles. Nunca dijimos que no podíamos llegar.

Y eso es con lo que me quedo: me quedo iluminada con la posibilidad de lo que hacemos cada día.

¿Cómo ha sido el proceso de trabajar en la pandemia? 

–Uno de los personajes que pensamos que nunca iba a aparecer era la pandemia. Otro personaje es la paciencia. Antes vivíamos con otro tipo de limitaciones, permisos, calendarios de actores, pero cuando el mundo se para y deja de avanzar, tuvimos limitaciones reales.

Pero no paramos, en realidad, trabajamos más duro y más horas para ver que teníamos que crear para estar alineados con el mundo y cuando este abra sus puertas, saldremos con todo lo que tenemos, porque lo esperamos con tantas ansias y no dejamos que este momento enturbie las ganas y personajes como los teníamos pensados.

Pantera Negra ha sido una de las pocas películas reconocidas en las temporadas de premios. ¿Qué tan fundamentales son estos para ustedes? 

–El reconocimiento a nivel premio tiene que ver con la gente que premia y no con nosotros. Cada quien tiene derecho a reconocer a quien quiera: ese año tuvimos ocho reconocimientos y tres premios. Los efectos visuales y sonido siempre son reconocidos, de todos modos. Para nosotros lo más importante no es hacer películas que ganen premios, es que cuenten las mejores historias.

Si en ese momento las entidades que premian se dignan a reconocernos, vamos a agradecer y a responder, pero no hacemos las películas pensando en ellos, sino pensando en cuál es la mejor historia que podemos contar, cuáles son las cosas que queremos decir de un personaje, su trayectoria. Eso es digno de nuestra franquicia, digno de nuestro personaje. Y si los premios no lo ven,  pues no tenemos control de eso.

Nos parece igual hermoso cuando lo hacen, cuando nos dieron la nominación a Mejor Película, por ejemplo, pero eso no está en nuestras prioridades.

 ¿Cree usted que algún día exista un protagonista latino en el MCU? 

Tendremos más representación, y le mostraremos al mundo que incluir a personajes que en otro momento no habían estado incluidos es mucho mejor que dejar de excluir. Una de las cosas que digo es que todos los niños deben estar representados y vamos a tratar de hacerlo de la mejor manera: de aquí hasta que yo sea muy viejita.

 Muchos personajes femeninos también se enfrentan a muchas resistencias, furiosas, de los fans, como Captain Marvel. ¿Cómo lidian con eso? 

–Parte de la evolución es la resistencia. De ninguna manera la vemos como algo que no es parte del proceso. La gente, a veces, ante algo que no conoce, tiene miedo. Es como si le dices a alguien que no come sushi que lo coma. Hay gente que no le gusta y tiene que respetar eso, pero hay gente que sí le gusta. Entonces, de la manera en la que lo sorteamos es siendo constante con lo que son nuestras historias, con el respeto que le tenemos al MCU, con el amor que le tenemos a la audiencia y consistentemente contar historias relacionadas y que son parte de la gran manta de este universo.

Lo nuestro, político no es: si fuéramos políticos hace rato haríamos política. Somos cineastas y tenemos una audiencia global y, como hay una parte de la audiencia que se resiste a la inclusión, hay gente que pregunta por esta. Así, nosotros tenemos que respetar que nuestros personajes son lo que son, que si bien están escritos en los años 60, seguiremos contando sus historias y de a poco vamos a incluir a todos aquellos que podamos. Y parte de la resistencia será el rechazo, pero es parte de ser cineasta.

No a todos les gusta las películas de amor, horror, deportes. Está bien eso. Eso es parte de quién es tu audiencia y no todos que no ven todo lo que hacemos. Pero pedimos que nos dejen contar la historia, sin estigmas, sobre quién es un personaje  más allá de su color, o género, o si es de un grupo o de otro grupo. Que nos den la oportunidad de mostrarla.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo