Por primera vez, integrante de OV7 revela cómo murió su hija 

Han pasado 11 años desde el fallecimiento de su hija, y Lidia Ávila recuerda cómo fue el terrible momento.  

Por Georgina Bello

Desde la década de los años 90, OV7 se convirtió en una de las agrupaciones icónicas de la cultura pop en español en México y Latinoamérica, y con ella cada uno de sus integrantes, Lidia Ávila, Ari Borovoy, Mariana Ochoa, Érika Zaba, y los hermanos Marichal se robaron el corazón del público.

Pero hace un década, Lidia tuvo que enfrentar uno de los peores sucesos que cualquier madre puede tener:  enterrar a su hija recién nacida, y ahora lo recordó.

Por primera vez, integrante de OV7 habla de cómo murió su hija  Foto: Instagram

 

Al borde del llanto, Ávila contó por primera vez el doloroso fallecimiento de su hija Sophía, quien murió hace más de 10 años a causa del síndrome del intestino corto, después de una larga agonía de seis meses.

La mexicana fue invitada para una entrevista al programa de Yordi Rosado, donde la actriz y cantante habló de su experiencia desde que se embarazó y hasta que finalmente murió su hija.

“Desde la primera consulta me dijo el ginecólogo: ‘La bebé tiene un quistecito en la panza’. Le hicieron más estudios y me dijeron: ‘eEs un quiste que no sabemos qué es, pueden ser varias opciones, pero es un hecho que tiene que nacer y la vamos a operar”, contó en el canal de YouTube del presentador mexicano.

La cantante recordó que cuando la niña nació “el quiste era todo el intestino hecho bola, junto con la válvula ileocecal, el apéndice”.

“Me dijeron: ‘Le quitamos todo y tu hija va a quedar con el síndrome del intestino corto’. Me volví una experta”, añadió.

Lidia Ávila rompió en llanto cuando recordó el día que supo que su hija moriría: “No puede comer, no puede digerir, absorber nada”, comentó, al detallar que todo podría hacerle daño a la niña.

“La vida me cambió totalmente. No se lo deseo a nadie en el mundo. La muerte de un hijo… dicen que no tiene nombre. Para mí fue muy cañón, para mí no había lunes, sábados o jueves, para mí era lo mismo, yo estaba ahí todo el tiempo”, precisó.

La agonía de la pequeña Sophía terminó después de seis meses, cuando le dio un paro cardiorespiratorio y su cuadro de salud se complicó hasta que la misma Lidia Ávila le organizó una emotiva despedida para acabar con la agonía.

“Los últimos días que llegaba mi familia al hospital y me decían, vamos a rezar, yo les decía si van a rezar pídanle que ya se vaya; si van a pedir algo, pídanle que ya se vaya, pídanle a Diosito que ya se la lleve, porque ya no quiero ver a mi hija así”, recordó.

“El día que la vi muy mal les pedí a todos que pasaran a despedirse. Al final entramos los dos (ella y el padre de su hija) y se despidió, yo también, rezamos un Padre Nuestro, un Ave María y la máquina dejó de sonar”, concluyó.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo