“La Dueña”: La telenovela que marcó los inicios de la carrera de Angélica Rivera 

Antes de convertirse en la Primera Dama de México, Angélica Rivera dio vida a “Regina Villarreal” en la telenovela “La Dueña”, en 1995.

Por Georgina Bello

La exesposa de Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera, cuenta con más de 30 años de carrera actoral, y ha interpretado a algunos de los personajes femeninos más emblemáticos en la historia de la televisión mexicana, pero desde 1995 existe uno que catapultó su carrera.

Y es que si hay un papel que logró consolidar la carrera de la actriz de 51 años fue el de “Regina Villarreal” en la famosa telenovela de Televisa, “La Dueña”.

En 1995, la ex Primera Dama de México fue seleccionada por la productora Florinda Meza para protagonizar, junto a Francisco Gattorno, esta icónica telenovela que acaparó por completo el gusto de la audiencia.

“La Dueña” se convirtió en uno de los melodramas más exitosos  de ese año y todos los tiempos; contaba la historia de “Regina Villarreal”, una mujer hermosa y dueña de una enorme fortuna que, tras ser plantada en el altar, por su novio deja atrás su dulzura y se torna fría y autoritaria.

Y es que antes de ser la protagonista de "La Dueña", Angelica Rivera ya había trabajado en proyectos como "Simplemente María" (1989), "Alcanzar una estrella II" (1991) y "Sueño de amor" (1993), y a sus 26 años de edad le llegaría su gran oportunidad actoral.

“La Dueña” fue un remake del melodrama venezolano de 1972 “La doña”; en la versión mexicana participaron figuras como Cynthia Klitbo, Eduardo Santamarina, Norma Herrera, y Miguel Pizarro, por mencionar algunos.

Y es que desde 1995, Rivera le regaló a la audiencia las mejores escenas de la TV mexicana: una de ellas es cuando “Regina” es plantada el día de su boda por su prometido “Mauricio”, papel que fue interpretado por Eduardo Santamarina.

O como olvidar el momento de su llegada a “Los Cascabeles”, propiedad que al morir sus padres pasó a sus manos, y en medio de la noche y con una fuerte lluvia, “Regina” sale de su casa para gritarle al mundo que ella es la dueña de todo.

Rivera era en ese entonces una de las actrices más cotizadas y estelarizó el melodrama al lado del actor cubano Francisco Gattorno, para formar una de las parejas más queridas en la historia de las telenovelas.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo