Ricardo Takamura: Pasión por las fotos y los viajes

El brasileño fue ganador de la categoría "Viajeros" del Metro Photo Challenge 2016.

Por: Metro

“No tengo palabras para describir toda la atención y la dedicación que Metro ha puesto en esto para que cada momento de este viaje sea increíble. ¡Mis agradecimientos al equipo del diario!”

ricardo takamura

Haber viajado a la Isla de Pascua ha sido una experiencia única en mi vida, empezando con el viaje a la isla que está a 3.700 kilómetros de Chile, considerada una de las más remotas en el mundo. El aterrizaje en un lugar tan lejano en el medio del océano nos hizo pensar sobre la vida.

Es imposible entender la isla sin saber su cultura e historia. Estaba deslumbrado por el origen de los primeros nativos, por los Moais, las famosas estatuas gigantes que fueron esculpidas en las rocas del volcán Rano Raraku.

ricardo takamura

Llamada por los nativos como Rapa Nui, Te Pito o Te Henúa, “el ombligo del mundo”, el lugar es una isla volcánica, sus paisajes son incomparables y mientras caminábamos por sus planicies, se ven los cráteres que están por toda la isla. Sus campos estaban llenos de flores amarillas llamadas “tipanie”, a veces sentimos como si estuviéramos caminando en otro mundo, y cuando finalmente visitamos uno de los principales volcanes de la isla, Ranu Kanu. Estaba seguro de que estábamos en un lugar único, y ahí, en la isla más remota del mundo, al filo del volcán, todo cubierto de flores amarillas, ¡pude sentir una paz increíble!

 La mejor foto

ricardo takamura

Es difícil escoger una foto entre tantas de un lugar tan lindo como este, pero considero que la foto de los Moais Ahu Tongariki con la luna saliendo detrás de ellos, y la Vía Láctea en el cielo es la foto más significante del viaje. Fue una experiencia transformadora reflexionar que las mismas estrellas que iluminan el cielo hoy en día fueron las estrellas que hace algunos años fotografíe y que me llevaron hasta la Isla de Pascua.

 Mi consejo

ricardo takamura

Mi consejo: fotografía con tus ojos y tu corazón, olvídate de la cámara por un momento. Y cuando estés en algún lugar interesante, antes de que empieces a fotografiar, mira a tu alrededor, siente, y, especialmente, conéctate. Y después usa tu cámara. Una fotografía emerge desde dentro de nosotros, y desde ahí se transmite a la cámara. ¡No es al revés!

Loading...
Revisa el siguiente artículo