5 maneras fáciles de organizar el clóset

Si por fin, por fin vas a reaprovechar tu armario, estas son algunas claves fáciles para ponerse manos a la obra.

Por Luz Lancheros

El mundo consume alrededor de 80 mil millones de nuevas piezas de ropa cada año, según el documental The True Cost (2016). Pero más allá de la impresionante cifra y pensando en tu propia economía, ¿por qué no echar un vistazo a lo que tienes y de esta manera, reaprovecharlo? En otras palabras, sí, por qué no te pones (por fin) a organizar un clóset hecho un caos, con prendas que podrían tener una segunda oportunidad. 5  maneras fáciles de organizar el clóset 

Metro habló con Elisa Ferrer, del portal de reventa Closeando, que muestra cómo poder clasificar, de manera sencilla, la ropa, para darle una segunda oportunidad.

¿De verdad te vas a poner eso? 

Tenemos ropa no solo que amamos porque adoramos cómo se nos ve cuando nos la ponemos: también por recuerdos, por un regalo por compromiso, porque me la voy a poner cuando baje veinte kilos… y se queda ahí, languideciendo, eternamente y quitándole espacio al armario. Ante esto, Elisa recomienda repensar el por qué nunca tenemos nada qué ponernos. “Alrededor del 80 por ciento del closet de una mujer no se vuelve a utilizar. Entonces, debes organizar tu ropa por categorías y pienses en cuánto tiempo has usado algo, porque dejamos las prendas porque son un regalo, un recuerdo, pero podrías darles una segunda vida”, afirma.

Separa

Ferrer es enfática en que se deben separar las prendas por ocasión, aunque también es recomendable por el material y por su nivel de delicadeza. En cada categoría se debe pensar en la frecuencia de uso de las piezas. “Dependiendo de ello les das el valor a las piezas y la segunda oportunidad que puedes darles”, afirma. Claro, no es lo mismo un par de zapatillas de Skechers, por ejemplo, a un bolso comprado en un viaje que otras personas no pueden hallar en otro lugar o en Internet.

No ocupar espacio porque sí

Si hay cosas que definitivamente solo usarás por una ocasión o temporada, como la ropa de verano, o un vestido de gala, no es necesario mantenerlas en el clóset. Puedes empacar todo o colgarlo en bolsas herméticas, de tal manera que solamente estén a la vista las piezas que más amas usar y que puedes combinar frecuentemente con un fondo de armario de básicos.

Aprovecha el espacio 

“Los ganchos deben estar iguales y también, en las gavetas todo debe aprovecharse horizontalmente para poder ver las piezas que usamos”, enfatiza Elisa. De esta manera, no tendremos que hacer todo un desastre a la hora de buscar nuestras piezas favoritas. También hay organizadores de zapatos y ganchos para usar los armarios en su espacio vertical. Asimismo, es recomendable tener los accesorios y artículos especiales y delicados en la parte de arriba, cubiertos con plástico, así como organizadores dependiendo del espacio que se organice.

Mantenlo así (por favor)

No tiene sentido ordenar nada si en dos semanas el armario será un desastre, por lo que debes entender, según el método que hayas escogido y las herramientas (desde separadores, o separar por color o material), qué pieza va en dónde. También, debes revisar tu armario trimestral o semestralmente para revisar qué piezas han dejado de representarte y de nuevo, limpiar y dar a los portales de reventa o a las donaciones piezas que merecen una segunda oportunidad.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo