4 momentos en los que Donald Trump ha buscado el voto latino a través de su hija Ivanka

La primera hija y principal asesora del mandatario visitó la ciudad de Tampa. La intención: ganarse el corazón de los hispanoparlantes con su carisma, inteligencia y acciones.

Por Iván Sandoval

El presidente Donald Trump y el demócrata Joe Biden, los candidatos a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, conocen a la perfección que Florida y los latinos pueden ser determinantes en el resultado final. Por esa razón, Ivanka Trump, la primera hija y principal asesora del mandatario visitó la ciudad de Tampa. La intención: ganarse el corazón de los hispanoparlantes con su carisma, inteligencia y acciones.

Desde antes de tocar tierra Ivanka ya había dado un paso importante con las frases, en la búsqueda por obtener la confianza de los latinos.

“El estado ocupa un lugar especial en mi corazón y estoy ansiosa por visitar Tampa nuevamente y representar la campaña de mi padre”, dijo la empresaria

“El presidente ha luchado por las prioridades de Florida, incluida la lucha contra la trata de personas, la reducción de los costos de los medicamentos recetados, un mayor acceso al cuidado de los niños, la reducción de impuestos para las familias trabajadoras y la prioridad de nuestro gran ejército. El presidente Trump seguirá siendo un campeón para el pueblo de Florida en su segundo mandato”, agregó la hija mayor del mandatario.

Después tuvo contacto con la comunidad mostrando una personalidad natural y cercana.

Ya en Tampa, Ivanka se dirigió a la zona de Ybor City, una localidad que es considerado como el primer asentamiento de cubanos en Estados Unidos.

La primera parada para la asesora de Turmp fue una visita a la panadería cubano-americana, “La Segunda”, donde además de reunirse con miembros de la campaña y saludar a lugareños, trató de aprender la técnica para amasar pan cubano.

Quedó tan contenta de estar con los lugareños que para el camino pidió tres panes y pasteles de guayaba.

Ivanka Trump, en charlas políticas informales

La segunda parada fue un encuentro en el restaurante Columbia. Autoridades locales y estatales, encabezadas por la ex iscal general del estado, Pam Bondi, mantuvieron un ciclo de conversación con Ivanka denominado Fireside Chats (charlas al lado de la hoguera).

El nombre hace alusión a una serie de discursos pronunciados por el presidente Franklin D. Roosevelt entre los años de 1930 y 1940, en las que se dirigía de manera franca y amena al pueblo durante la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces se utiliza el término para referirse a charlas políticas informales, así fue como lo describieron desde la campaña de Trump.

“Estos son los negocios que mi padre quiere salvar”, fue la frase más rescatable en su visita al lugar de dueños latinos.

Por último, Ivanka dio un espaldarazo a su papá sobre cómo ha tratado la crisis del coronavirus. “Hay que lidiar con un nuevo virus, desde el gobierno federal lo importante era proveerle a cada gobernador para que mantuviera a salvo a sus residentes y a sus comercios.

“Desde entregarles el PPE (materiales de protección personal como máscaras o guantes, Personal Protection Equipment en inglés), hasta los préstamos para comerciantes o los respiradores automáticos”, dijo.

A menos de dos meses para el día de las elecciones, Trump y Biden se encuentran virtualmente empatados en la Florida, por lo que Ivanka trata de inclinar la balanza hacia su padre.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo