Con la muerte de la magistrada Ginsburg, qué esta en juego con el lugar que deja vacío

Como en un tablero de ajedrez, la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg ha tomado un lugar importante en la estrategia de los republicanos y demócratas.

Por Iván Sandoval

Como en un tablero de ajedrez, la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg ha tomado un lugar importante en la estrategia de los republicanos y demócratas. Incluso, las próximas elecciones de 2020 tienen peso en la decisión que se tomé para ocupar el lugar de la magistrada.

Tanto es así, que el presidente Donald Trump busca hacer el movimiento lo más rápido que se pueda.

Si es posible antes de las elecciones del 3 de noviembre, que se celebrarán en menos de mes y medio.

EEUU.- Muere la jueza del Tribunal Supremo de EEUU Ruth Bader Ginsburg a los 87 años

La jueza del Tribunal Supremo de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg ha muerto este viernes a los 87 años debido a las complicaciones derivadas del cáncer de páncreas que padecía, según ha anunciado la propia corte.

Bárbara Lagoa, candidata a sustituir a Ruth Bader Ginsburg

De hecho, el mandatario ha dicho que puede tomar la decisión de nominar a una mujer. De ahí que el nombre de Bárbara Lagoa, una jueza del tribunal federal de apelaciones, nacida en Miami, tomé fuerza para un puesto en la Corte Suprema en el sitio que deja vacante Ruth Bader Ginsburg.

Lagoa, de 52 años, es hija de cubanos que abandonaron las isla hace más de 50 años, cuando Fidel Castro llegó al poder.

Es una de las dos mujeres que está en la lista corta de Trump, junto con la jueza Amy Coney Barrett del Tribunal Federal de Apelaciones de 7º Circuito.

Sin embargo, la llegada de alguna de las magistradas o de otro nominado puede tardar, más como estrategia política que por otra cosa.

Los demócratas se quejan de que el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, impidió que el juez Merrick Garland, candidato a la Corte Suprema del presidente Barack Obama, recibiera una audiencia de confirmación en el Senado.

En ese momento, McConnell y sus aliados republicanos dijeron que el puesto vacante, derivado de la muerte en febrero de 2016 del magistrado Antonin Scalia, no debería cubrirse porque faltaban nueve meses para las elecciones presidenciales. Ahora que el tiempo es mucho menor, los democratas señalan hipocresía.

¿Cómo encontrar al sustituto de Ruth Bader Ginsburg?

Para confirmar al nominado por el presidente Trump, debe haber una mayoría en el Senado, aunque el proceso puede tarder, incluso, el doble de tiempo que faltan para las elecciones presidenciales.

En caso de que Trump pierda los comicios, el Senado tendría hasta el 20 de enero para actuar con respecto a su nominado. Si se rebasa ese tiempo, el mandatario entrante podrá nominar a otro magistrado.

Todo esto se resume en estrategia política. Ante la perspectiva de perder tanto la Casa Blanca como el Senado, algunos republicanos ven en la vacante que deja Ginsburg en la Corte Suprema como uno de los pocos recursos que le quedan a Trump para sumar partidarios dentro del entorno republicano y conservador, así como otras esferas del partido que se han mostrado descontentas con su mandato.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo