Todas las polémicas de Donald Trump con el coronavirus

La polémica persigue a Donald Trump. Es su compañera inseparable. Incluso en un tema delicado como su contagio por coronavirus, el presidente no cambió su forma de actuar, ni se resguardó.

Por Iván Sandoval

La polémica persigue a Donald Trump. Es su compañera inseparable. Incluso en un tema delicado como su contagio por coronavirus, el presidente de Estados Unidos no cambió su forma de actuar, ni se resguardó y prefirió continuar con su perfil extrovertido.

Son muchas las críticas y cuestiones que le hacen políticos, especialistas, periodistas reconocidos e internautas al mandatario de Estados Unidos por su forma de tratar al COVID-19.

Polémicas con el coronavirus desde antes de enfermar

De hecho, desde antes de que se contagiara, su negación a utilizar la mascarilla, para tratar de evitar la propagación del virus ya era un punto que causaba controversia.

A Trump no le importó y, por si fuera poco, se mofó de Joe Biden, su adversario en las elecciones del 3 de noviembre por su “uso excesivo” del cubrebocas.

“Tengo mascarilla, aquí, conmigo, pero no la usó como él, que cada vez que lo ves la tiene puesta. Puede estar hablando a 200 pies (cerca de 60 metros), y lleva la mascarilla más grande que hayas podido ver”, ironizó en el debate presidencial.

Pero Biden fue la voz de cientos de personas y especialistas que criticaron la estrategia de Trump para combatir el coronavirus.

“Sabía que era una enfermedad mortífera y no dio advertencia, porque no quería que se pusiera en pánico la gente; él fue el que entró en pánico. Son siete millones de infectados, 4% de la población mundial, 200,000 muertos y el presidente dice que las cosas son como son, porque usted es quién es y no tiene plan. Porque no le importa la gente”, dijo el demócrata en su encuentro.

Se contagia, tras el debate

Pero eso no es todo. Días después del debate, el mandatario reveló en sus redes sociales que había dado positivo a COVID-19. Además del magnate, su esposa, la primera dama Melania Trump, también estaba enferma del virus.

Las críticas por su negación a portar la mascarilla en actos públicos no se hicieron esperar.

Pocos días en el hospital

El presidente fue internado en el hospital militar Walter Reed. Pero para asombro de muchos sólo permaneció en el nosocomio cuatro días. A pesar de que el mandatario ya cuenta con 74 años, y se encuentra en el rango de edad más vulnerable para enfrentar al virus, optó por irse a la Casa Blanca.

Trump hizo un viaje en un vehículo blindado, acompañado por agentes del Servicio Secreto, algo que fue criticado por doctores del propio hospital en el que se internó, como James Phillips.

Médico critica salida del hospital de Trump; el presidente ironiza con el coronavirus

La controversia no se separa ni en las épocas más críticas de Donald Trump. El mandatario decidió abandonar el hospital donde le trataban el coronavirus, sólo tres días después de ser internado.

El también director del departamento de Medicina de Catástrofes en la George Washington University School of Medicine, recalcó que el vehículo está sellado herméticamente para proteger al presidente contra ataques, lo que aumenta el peligro de contagio para los pasajeros.

“El riesgo de transmisión de coronavirus adentro es máximo”, escribió en sus redes sociales.

“Todas las personas que estuvieron en el vehículo durante ese paseo presidencial innecesario deben tener una cuarentena de 14 días”, tuiteó el doctor Phillips.

El tratamiento de Trump que no está disponible para el resto de la población es otro punto de la polémica. Ha sido recetado con Regeneron, que incluso aún no es aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA.

El presidente también ha usado dexametasona y remdesivir, éste último tampoco tiene autorización de la FDA.

Además, su médico personal, Sean Conley se contradijo y mostró datos erróneos de la salud de Trump mientras estaba en el hospital.

Antes de enfermar, el doctor le recetó hidroxiclorina, un fármaco que está comprobado que no consigue resultados positivos ni para tratar ni para prevenir el coronavirus.

Sean Conley, el controvertido médico osteópata que recetó hidroxicloroquina a Trump

El médico personal de Donald Trump le prescribió un fármaco antes de que enfermara de COVID-19, que está científicamente comprobado que no tiene resultados positivos para tratar ni prevenir el virus.

Siguen las polémicas

Por último, al llegar a la Casa Blanca, Donald Trump se retiró la mascarilla, y dijo: “Me siento mejor que nunca. No teman al COVID-19”. Y ahora asegura que está listo para el segundo debate presidencial, con fecha tentativa para el 15 de octubre.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo