Hasta el amanecer: Discotecas de Miami desafían las normas del coronavirus

Aunque los dueños de las discotecas de Miami Beach prometieron que respetarían las reglas de la nueva normalidad para evitar contagios, la realidad fue muy diferente.

Por Iván Sandoval

Aunque algunos dueños de las discotecas de Miami Beach prometieron que respetarían las reglas de la nueva normalidad para evitar contagios, la realidad fue muy diferente.

La apertura de los centros nocturnos mostró que muchos se olvidaron de las reglas de distanciamiento social, el uso de mascarillas y la capacidad de sus negocios.

Promesas alejadas de la realidad en Miami

Romain Zago, dueño de la famosa discoteca Mynt Lounge, en Miami Beach, aseguró que su local estaría abierto hasta las 5:00 horas, a través de las redes sociales.

“Vamos a operar bajo las medidas de seguridad, y haremos cumplir el uso de cubrebocas y la capacidad no será mayor a 50 por ciento”, indicó Zago.

Pero en las imágenes que se compartieron en Facebook, Instagram y Twitter se puede ver una realidad muy diferente a lo que expresó el dueño del lugar.

Los jóvenes que asistieron al centro nocturno lo hicieron sin la distancia social recomendada, mientras que las únicas que portaban las mascarillas eran las meseras.

También en el Design District, el Swan, local del cantante Pharrell Williams, el DJ Don Hot compartió historias del fin de semana, en donde los clientes no cumplían con las medidas recomendadas para evitar la propagación del COVID-19.

Antes, el alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, aseguró que no haría cumplir el toque de queda decretado por el gobernador del condado, Carlos Giménez, porque quería preparar la apertura de los negocios de "una forma inteligente y segura".

La decisión se presenta después de que una jueza de Miami-Dade fallara a favor del club de bailarinas nudistas Tootsie’s, en una demanda que pedía que el negocio pudiera seguir operando después del toque de queda.

La jueza Beatrice Butchko dictaminó que el local puede ejercer toda la noche, debido a la orden emitida por el gobernador Ron DeSantis, cuando Florida pasó a la fase 3 de reapertura que les quita el poder a los gobiernos locales para imponer restricciones a los negocios relacionadas con el COVID-19.

Después, las autoridades de la ciudad de Miami Beach también optaron por no seguir más con el toque de queda del condado.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo