La escandalosa vida de los Biden: Desde hijos ilegítimos, hasta drogas y plagios

El que piense que Joe Biden y su familia han tenido una vida tranquila, por el simple hecho de que será el próximo presidente de Estados Unidos, está en un rotundo error.

Por Iván Sandoval

El que piense que Joe Biden y su familia tuvo una vida tranquila, por el simple hecho de que será el próximo presidente de Estados Unidos, está en un rotundo error.

El exvicepresidente de Barack Obama ha enfrentado algunas desgracias a lo largo de su vida y su trayectoria política.

La oveja negra de los Biden

Hunter, su segundo hijo, es el que le ha dado más problemas con el paso del tiempo. Incluso, algunos de sus conflictos han sido utilizados por sus adversarios para tratar de manchar su imagen.

La escandalosa vida de los Biden

De hecho, en el segundo y último debate que mantuvo el demócrata con Donald Trump, el aún mandatario insistió en tocar los temas del tráfico de influencias de su descendiente en Ucrania.

Medios locales publicaron que Hunter llegó a cobrar hasta 50 mil dólares a la empresa de gas Burisma por ejercer funciones desde Estados Unidos. Él estuvo en la empresa cuando su padre, como vicepresinde de Obama se encargaba de las relaciones con Kiev.

Pero ese es sólo uno de los problemas que ha enfrentado Hunter y, colateralmente, también el presidente electo.

Hija ilegítima con una stripper

A principios de año, un juez ordenó al abogado de 50 años a pagar la manutención de una hija que no había reconocido con una stripper. La identidad de la madre es Lunden Roberts, de 29 años, que trabaja como bailarina en el Mpire Clube, que se encuentra cerca de la Casa Blanca. Su nombre artístico es Dallas.

Cuando Hunter ejercía como lobista en la capital del país era un asiduo cliente del lugar, donde en 2018 fue acusado de fumar crack, cuando estaba en la compañía ucraniana.

La escandalosa vida de los Biden

Pero eso no es todo. Cuando se confirmó su relación con la stripper, se dedujo que la embarazó cuando estaba saliendo con Halle Biden, viuda de su hermano mayor, quien murió por cáncer en el cerebro hace cinco años.

Ambos iniciaron su relación amorosa al poco tiempo que falleciera Beau, y después de que Hunter se separara de Kathleen, con quien tuvo tres hijas.

“Todos somos afortunados de que Hunter y Hallie se hayan encontrado cuando después de tanta tristeza. Cuentan con nuestro apoyo total y completo y estamos felices por ellos”, escribió en ese entonces Joe Biden en un comunicado.

El romance duró poco y tras su ruptura se casó en secreto con la modelo sudafricana Melissa Cohen, el 16 de mayo del año pasado.

Expulsado del Ejército

Pero sus problemas no pararon ahí. Quizá lo peor fue cuando fue expulsado del ejército, algo que también recriminó Donald Trump en el segundo debate.

Su hermano mayor sirvió al Ejército de Tierra sin problemas, pero él sólo duró dos años hasta que lo echaron por dar positivo en un análisis de cocaína.

“El honor de mi vida fue servir en la Armada de los Estados Unidos. Lamento profundamente y me avergüenza que mis acciones llevaran a mi salida. Respeto la decisión del Ejército. Con el amor y el apoyo de mi familia, sigo adelante”, dijo en un comunicado.

En cambio, al virtual presidente lo han acompañado las tragedias. Además del sorprendente fallecimiento de su hijo Beau por cáncer, su primera esposa Neilia murió en un accidente automovilístico, junto su pequeña hija Naomi, de sólo 13 meses, en 1972.

Hunter y Beau se salvaron, aunque tuvieron varios huesos rotos y heridas en la cabeza. Joe Biden tuvo que jurar el cargo como senador entre camillas.

La escandalosa vida de los Biden

Problemas de plagio y mentiras

En 1987, cuando se postuló por primera vez a la presidencia fue acusado de plagio.

"¿Por qué es Joe Biden el primero de su familia en ir a una universidad? ¿Por qué es mi esposa, que está sentada en el público, la primera de su familia en ir a la universidad?", las frases fueron contundentes sobre educación, en el primer debate de las primarias demócratas. Lo malo para él fue que no eran originales.

Un político del Partido Laborista de Gran Bretaña las había pronunciado de la misma manera, unos meses antes. The New York Times publicó otros plagios del entonces senador que se remontaban hasta su etapa en la universidad.

Además, su salud se deterioró, y los doctores le detectaron aneurismas en el cerebro, por lo que se tuvo que someter a varias cirugías.

Segundo intento, segundo error

En 2007, volvió intentar ir a la Casa Blanca. Con rivales como Barack Obama y Hillary Clinton tuvo otra polémica en la que él sólo se metió.

“Déjenme contarles una pequeña historia”, dijo, antes de narrar cómo un conductor ebrio provocó el accidente que lo dejó viudo. Sus palabras fueron para consolar a las víctimas del 11-S.

El problema fue que el relato no era del todo cierto, pues el hombre del que hablaba que chocó con su difunta esposa no fue acusado de estar bajo los efectos del alcohol.

Así, con una vida conflictiva, entre acusaciones por plagio, mentiras y nietos no reconocidos, ahora se prepara para asumir el próximo año la presidencia del país más poderoso del mundo.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo