Qué sigue para "El Padrino" Cienfuegos, tras regresar de Estados Unidos en libertad

El caso de Salvador Cienfuegos dio un giro de 180 grados. Se tornó a su favor, gracias a que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador intercedió para liberarlo.

Por Iván Sandoval

El caso de Salvador Cienfuegos dio un giro de 180 grados.

El extitular de la Secretaría de Defensa en el sexenio de Enrique Peña Nieto había sido detenido por la DEA, al pisar suelo estadounidense acusado de tres cargos por narcotráfico y uno por lavado de dinero.

Luego de años de investigación, las autoridades estadounidenses lo capturaron hace un mes. Lo ligaron a la producción, distribución e importación de múltiples kilos de droga, además de colaborar con el Cártel H-2, una célula de los Beltrán Leyva.

De hecho, se le había negado la libertad condicional por temor a que huyera a México.

Giro a su favor

Sin embargo, el caso se tornó a su favor, gracias a que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador intercedió para liberarlo.

La juez estadounidense Carol Amon, de la corte del Distrito Este de Brooklyn, Nueva York, dio el aval para desechar los cargos, debido a que la administración mexicana sostuvo que su vecino del norte no notificó sobre la investigación que seguía contra el exmilitar.

De esta forma, ambos gobiernos pactaron lo que se pensaba hasta hace unos días. Cienfuegos Zepeda, conocido como El Padrino o simplemente Zepeda en el mundo del narcotráfico, regresa a territorio azteca como ciudadano en libertad.

Pero esa no es el único privilegio que se acordó para el militar en retiro de 72 años.

Entre otras ventajas sus bienes no serán decomisados y ahora tendrá la posibilidad de viajar a Estados Unidos. Además, a pesar de ser presunto colaborador de los Beltrán Leyva podrá reintegrarse a la Secretaría de Defensa si así lo desea.

Ayuda de Trump y su futuro

Otro pilar importante en la libertad de Cienfuegos fue Donald Trump. El presidente de Estados Unidos mencionó que hay sensibles e importantes consideraciones de política exterior que tienen más peso que la situación del militar.

Sin embargo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos mencionó que la resolución no significa que El Padrino sea inocente de los cargos que presentó la DEA, encontrados en sus conversaciones en un teléfono Blackberry.

Ahora, el gobierno del presidente López Obrador tendrá el reto de procesar al exmilitar.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo