Claves para ayudar a los perros cuando envejecen

Si bien es cierto que los perros necesitan de cuidados desde su nacimiento, cuando llegan a una edad avanzada se debe aumentar la atención hacia ellos.

Por Iván Sandoval

No hay mejor forma de describir al perro que con su apodo popular: “El mejor amigo del hombre”. Desde que llega, como un cachorro, a la vida de su dueño es capaz de cambiarle la vida por completo.

Aunque algunas personas y especialistas sostienen que humanizarlos y tratarlos como un bebé puede ser dañino para la mascota, la realidad es que las familias que adoptan a un canino lo hacen parte de su núcleo social.

Son una grata compañía que están con sus propietarios en las buenas y en las malas; en sus momentos más alegres y cuando las cosas no van como se esperan. Sin embargo, lo cierto es que es muy probable que el “amigo peludo” envejezca más rápido que sus dueños.

Como mascotas necesitan de cuidados desde su nacimiento, pero cuando llegan a una edad avanzada se debe aumentar la atención hacia ellos.

Cuidados antes de que se hagan viejitos

La mejor forma de ayudar a tu perro es acudir por lo menos una vez al año con el veterinario antes de que envejezca. El especialista se encargará de analizarlo y dar los mejores consejos.

Los cuidados orales durante su vida también pueden beneficiarlo. “Pocas personas se dan cuenta de lo rápido que se pueden acumular la placa y el sarro en los dientes de un perro, por lo que un buen régimen de salud dental es vital”, se lee en una publicación de Hill’s Pet Nutrition, compañía experta en alimento de mascotas.

Además, un ejercicio regular lo beneficiará a estar en buena forma, y será menos propenso al sobrepeso.

Atenciones cuando envejecen

Una vez que se hagan viejitos se apreciará en algunos de ellos enfermedades como las de los humanos, pues podrán desarrollar artritis y rigidez muscular generalizada. Una caminata y una cama suave será de gran ayuda.

También es necesario cuidar que no se encuentren por mucho tiempo en lugares muy fríos o demasiado calientes.

El cepillado continuo los beneficiará a mantenerlos flexibles y humectados, pues la piel y su pelaje producen menos aceite con el paso del tiempo.

La vista y el oído también se ven afectados. Por eso es recomendable no hacer cambios radicales en la distribución de la casa, para ayudarlo a encontrar con facilidad su camino.

También se pueden comenzar a realizar comandos de señas, en lugar de voz. Un perro adulto todavía tiene la capacidad de aprender nuevas enseñanzas y trucos.

Por último, es necesario hablar con el veterinario, pues cuando los perros envejecen necesitan menos calorías, y darles de más les traerá sobrepeso, lo que podría significar otro problema.

Con estos consejos podrás ayudar a tu perro a tener años gratos durante su vejez al lado de ti .

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo