Justiciera: La madre que acechó y capturó a los asesinos de su hija

Aunque no es lo más recomendable, en ocasiones las víctimas de algún crimen se ven orillados a hacer justicia por su propia mano.

Por Iván Sandoval

Aunque no es lo más recomendable, en ocasiones las víctimas de algún crimen se ven orillados a hacer justicia por su propia mano.

Tal es el caso de Miriam Rodríguez Martínez. La madre de 56 años que tuvo que salir a las calles a tomar el papel de detective y justiciera, para atrapar a los integrantes de una banda de secuestradores que privaron de su libertad y asesinaron a su hija.

Un elaborado plan

La historia parecería de ficción, pero no lo es. La mujer mexicana tomó valor, utilizó armas, identificaciones falsas, pelucas, disfraces y se cortó el cabello con la firme intención de encontrar a la banda que le quitó a su descendiente de 20 años.

De acuerdo a The New York Times, en 2012, un grupo de criminales raptó a Karen Alejandra Salinas Rodríguez, quien desapareció por un tiempo.

Luego de hacer llamadas pidiendo un rescate, encontraron su cuerpo en un rancho abandonado, dos años después.

El dolor y la sed de venganza hicieron que Miriam Rodríguez saliera a las calles con un plan para encontrar a los culpables.

Se llegó a disfrazar de encuestadora, trabajadora de salud y funcionaria electoral para recoger datos de los criminales. Así conoció los hábitos del grupo a través de sus amigos y familiares; se hizo cercana a primos y abuelas.

Las investigaciones

En tres años, la mujer capturó a casi todos los que secuestraron y mataron a su hija Karen.

Investigó que optaban por camuflarse en otras profesiones o formas de vida. Uno era cristiano, otro era taxista, alguno vendía automóviles y una chica era niñera.

Persiguió con una pistola a un criminal que vendía flores en la frontera, mientras que investigó a través de las redes sociales a otro hasta que lo capturaron.

De antemano, la señora Miriam sabía que meterse en ese mundo podría no terminar bien. De hecho, había pedido protección especial al Gobierno, luego de que algunos presos escaparan de la cárcel de Ciudad Victoria.

Y así fue. El 10 de mayo de hace tres años, justo en la fecha que se festeja el Día de la Madre, recibió 12 disparos en su casa, después de haber perseguido a uno de sus últimos objetivos.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo