Vecinos no quieren a Trump cerca cuando deje la Casa Blanca

Parece que los problemas no terminan para Donald Trump, y ahora los inquilinos de Mar-a-Lago no lo quieren cerca de sus casas

Por Iván Sandoval

Parece que los problemas no terminan para Donald Trump.

Luego de que el Colegio Electoral ratificara su derrota en las elecciones del 3 de noviembre, ahora el aún mandatario recibió la noticia de que los que podrían ser sus nuevos vecinos no ven con buenos ojos que viva cerca de ellos, cuando se vaya de la Casa Blanca.

Donald Trump terminará su administración el 20 de enero del próximo año, fecha en la que tomará posesión Joe Biden.

Es por eso que el empresario y su esposa Melania tienen planeado ir Mar-a-Lago para continuar con su vida.

Sin embargo, los inquilinos de este club han enviado una carta al ayuntamiento de Palm Beach, Florida, para tratar de impedir que el mandatario llegué al lugar.

Los residentes se basan en un antiguo acuerdo que el propio Trump peleó y firmó hace años para que el club no se utilice como casa permanente.

Reginald Stambaugh, abogado de los vecinos del territorio, sostiene que la ciudad debería notificar al aún presidente que no puede usar el club como residencia.

Y es que el magnate y su esposa tienen planeado dejar Washington y no ir a Nueva York, una ciudad con la que se enemistó durante su administración.

Le piden que busque otra opción

La misiva enfatiza que los vecinos no quieren hacer pasar “una situación embarazosa” a Trump si llega a Mar-a-Lago y después se tiene que marchar.

“Palm Beach tiene muchas propiedades hermosas a la venta, y estamos seguros de que el presidente Trump encontrará una que satisfaga sus necesidades", dice el abogado en la carta enviada al ayuntamiento, que mostro The Washington Post.

Durante los cuatro años que estuvo en el poder, los vecinos reportaron que provocó atascos, bloqueos por seguridad y otras complicaciones en los 130 días que estuvo en el club.

De hecho, ese tiempo viola el acuerdo al que llegó Trump con Palm Beach en 1993.

Hace 27 años, el mandatario firmó un documento en el que prohibía a los miembros del club pasar más de 21 días al año en las suites para huéspedes, así como pernoctar más de siete días seguidos.

Así, continúan los problemas del empresario, que ahora debe pensar a dónde irá después de vivir en la Casa Blanca.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo