Pitonas birmanas, cerca de ser consumidas en los restaurantes de Florida

Florida tiene una estrategia para salvar a la fauna silvestre, que se ha visto reducida debido a la presencia de pitones brimanas.

Por Iván Sandoval

Florida tiene una estrategia para salvar a la fauna silvestre, que se ha visto reducida debido a la presencia de pitones brimanas.

Esta especie ha invadido los Everglades, por lo que se encuentran en plena investigación para analizar si son seguras para comer, lo que las reduciría en gran medida.

Estudian niveles de mercurio en las pitones birmanas

La Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre del estado (FWC, por sus siglas en inglés) colabora con el Departamento de Salud de Florida para estudiar los niveles de mercurio de las pitones. En caso de que sea bajo, podrán estar pronto en los restaurantes de la demarcación.

Y es que, esta especie es constrictora, no venenosa, pero representa un alto peligro para la vida silvestre nativa de la región.

El problema viene desde hace años, pues las pitones birmanas empezaron a aparecer en los Everglades en la década de los años 80. Entre las teorías de los pobladores y los especialistas se encuentran que pudieron ser introducidas como una mascota liberada o escapada.

Es tanto el problema que ocasionan en el lugar, que la FWC alienta a los residentes a eliminar y matar pitones. También piden que reporten cualquier avistamiento a las autoridades locales.

“Aún es temprano en el proceso para el estudio del mercurio. Actualmente estamos en la etapa de recolección de tejido del proyecto, y el COVID-19 ha retrasado un poco nuestro cronograma. El plan es que la mayoría de estas muestras provengan de pitones capturadas por nuestro programa de contratistas”, indicó la portavoz de la comisión de vida silvestre, Susan Neel, a CNN.

Con salsa o en carne seca

“Esperamos que los resultados desalienten al público a consumir pitones, pero si podemos determinar que son seguros para comer, sería muy útil para controlar su población”, dijo Mike Kirkland, gerente del Programa de Eliminación de Pitones.

Donna Kalil, la primera mujer cazadora del programa de eliminación de pitones sostiene que suele comerlas en salsa para pasta, chile o salteado. También les gusta convertirlas en carne seca.

Además, de su gusto por esta comida, también enfatiza que son un problema para la fauna, pues sólo quedan entre 2% y 3% de conejos, zarigüeyas y mapaches.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo