Así se vivieron las primeras vacunaciones contra el coronavirus en México

Representan esperanza, una luz al final del camino, fuerza y determinación.

Por Iván Sandoval

Representan esperanza, una luz al final del camino, fuerza y determinación.

Las vacunas para luchar contra el coronavirus por fin llegaron a México, y ya fueron aplicadas a los primeros ciudadanos del país.

En un acto en el que se conectaron vía remota el presidente Andrés Manuel López Obrador y el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, se dio por iniciada la campaña de vacunación en tierras aztecas.

Con un semblante reluciente y una voz que transmitía seguridad y confianza, el subsecretario se encontraba en el Hospital General Eduardo Liceaga, donde se realizó la primera vacuna en México.

López-Gatell, acompañado por la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, sostuvo que el recinto fue seleccionado por ser un elemento fundamental en la historia del país y del mundo, además de un motor de la justicia y la salud.

Una enfermera, la primera vacunada

La primera persona en recibir la vacuna, de forma voluntaria, fue María Irene Ramírez, jefa de enfermería de la unidad de terapia intensiva del Hospital Dr. Rubén Leñero.

La enfermara, de 59 años, goza de salud, pero al estar en la primera línea se encuentra en riesgo de contraer el virus.

“Nerviosa y muy feliz, mejor regalo no pude recibir en 2020. Ahora me da fuerzas para estar con más seguridad y más bríos al frente de esta guerra de un enemigo invisible. Si tenemos miedo, pero debemos seguir adelante porque alguien tiene que hacerle frente a esta lucha. Estoy dispuesta a seguir en la línea de fuego”, dijo María Ramírez.

Además del Hospital General de la CDMX, la inoculación también se celebró en sedes militares de Querétaro, Toluca y otros puntos del Estado de México.

El Ejército, la Marina y la Guardia Nacional son los encargados de cuidar las vacunas, tal y como estaba establecido desde antes de su llegada.

La vacuna tiene características especiales, porque requiere estar en congelación a -70°C, la cadena de frio necesita un cuidado especial.

El descongelamiento se da a temperatura ambiente, sin ningún equipo. Antes de vacunar, el producto está a 4°C. El dolor que llega a causar en mínimo.

"No nos tendremos hasta tener la vacuna universal en todo el pueblo de México", dijo López-Gatell.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo