Pacientes con pocas posibilidades de vivir no serán llevados en ambulancias de LA

La batalla que libra el condado de Los Ángeles contra el coronavirus se encuentra en su momento más complicado.

Por Iván Sandoval

La batalla que libra el condado de Los Ángeles contra el coronavirus se encuentra en su momento más complicado.

Basta decir que, a inicios de semana, la capacidad de camas de la Unidad de Cuidados Intensivos se desplomó a 0% en el sur de California.

Hasta el 4 de enero en la noche había más de siete mil 500 personas hospitalizadas en Los Ángeles por coronavirus, y sólo 17 camas para adultos disponibles.

Ambulancia no transportarán pacientes con pocas posibilidades de vivir

La situación es crítica, muy crítica. Como consecuencia, la Agencia de Servicios Médicos de Emergencias de Los Ángeles dio la orden a las ambulancias de no transportar a pacientes con pocas posibilidades de sobrevivir en los hospitales; lo anterior es con la intención de conservar el uso del oxígeno en los nosocomios.

El organismo solicitó que los adultos que tengan un paro cardiaco afuera de los hospitales no sean transportados, en caso de que no son reanimados.

Estudio muestra la existencia de COVID-19 en EU antes de la alerta china

Estudio muestra la existencia de COVID-19 en EU antes de la alerta china

Los análisis del SARS-CoV-2 han encontrado algunos antecedentes que pueden llegar a modificar su origen.

Y es que en un poco más de un mes, el condado duplicó su número de contagios, al pasar de 400 mil casos el 30 de noviembre a más de 800 mil positivos el pasado 2 de enero, de acuerdo a los funcionarios de salud.

Por si fuera poco, los pacientes que llegan a ser transportados en las ambulancias del condado, a menudo tienen que esperar horas para que haya una cama disponible en el hospital.

“Los nosocomios están declarando desastres internos y tienen que abrir gimnasios o iglesias para que funcionen como unidades hospitalarias”, dijo la supervisora Hilda Solís, al calificar la situación como un “desastre humanitario”.

Además, en el estado se intenta realizar una campaña de inmunización masiva, pues por problemas de distribución y logística sólo se ha vacunado a 1% de los 40 millones de personas de la delimitación.

Y si la crisis no fuera demasiada, las autoridades sanitarias de Los Ángeles esperan que las condiciones empeoren en este mes, a consecuencia de las reuniones decembrinas.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo