Así nacieron los tacos, el antojito más amado de México

Aunque no se sabe el origen exacto, hay momentos de la historia en donde este platillo tiene su nacimiento, como el de pastor que nació en Tlaxcala.

Por Ernesto Pérez M.

Deliciosos y tradicionales, así se puede describir a una de las comidas más importantes de la gastronomía mexicana; el taco.

Su variedad de presentaciones lo hacen único, pues puede ser de varios ingredientes tales como: pastor, carnitas, de longaniza, cochinita, barbacoa, birria, carne asada, pollo, chile, nopal con queso, chapulines, aguacate, entre otros más.

Este es el origen de los tacos, el antojito más amado de México

Aunque su origen se desconoce a ciencia cierta, se cree que nació en la cultura Olmeca, ya que era parte de su dieta.

Hay historias que cuentan que Moctezuma, Tlatoani de los mexicas, utilizaba una tortilla como cuchara para sostener su comida.

Aquellas tortillas eran preparadas sobre piedras calientes y eran decoradas con diferentes ingredientes, como cochinilla, frijol y chile.

Incluso, se cree que las mujeres enviaban el itacate envuelto en tortillas, a los hombres que laboraban por largas jornadas.

Cuando los españoles conquistaron México, Hernán Cortes adoptó diferentes costumbres culinarias, entre las que destacó la tortilla, la cual mezclaron con los platillos de carne de puerco que elaboraban.

Incluso, en la obra “Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España” de Bernal Díaz Castillo, se asegura que en Coyoacán se dio la primera taquiza de la historia, organizada por los conquistadores españoles.

En 1908, época de la revolución mexicana, fue el surgimiento de los tacos acorazados, es decir, una tortilla envuelta, con una cama de arroz y un guisado, entre los que estaban el de chicharrón en salsa verde, milanesa de cerdo, mole verde, longaniza, papa con chorizo, entre otros.

Posterior, en 1950, cuando hubo una crisis de empleos en Xiloxochita, Tlaxcala, nacieron los famosos tacos de canasta, por lo que este sitio se convirtió en la capital de esta modalidad.

El taco de pastor tuvo su origen en la Ciudad de México, gracias a la combinación de culturas, derivada de la mezcla azteca y árabe.

La migración libanesa a suelo mexicano, en la década de los años 60, se recreó un platillo extranjero; sin embargo, no se pudo replicar y sufrió una modificación que dio origen a los tacos de pastor.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo