Trump y Putin se reunirán por primera vez en el G20

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario de la Federación Rusa, Vladimir Putin, tendrán un cara a cara por primera vez desde que el republicano ganó las elecciones. El encuentro será en Hamburgo, Alemania, este viernes 7 de julio, durante la cumbre del G20. Metro averigua qué esperar del próximo evento.

Por: Felipe Herrera Aguirre
Getty
Trump y Putin se reunirán por primera vez en el G20

Donald Trump y el presidente ruso Vladimir Putin, cuya relación a larga distancia ha pasado por meses de especulaciones y controversias, se reunirán finalmente este 7 de julio. Ambos líderes tienen mucho de lo que hablar, incluyendo los desacuerdos respecto a Ucrania, Siria, las armas nucleares y las acusaciones contra Moscú por la interferencia en las elecciones estadounidenses del 2016.

No hay detalles sobre el lugar, el formato y los temas del encuentro. Lo único confirmado es que los dos presidentes compartirán en el marco de la cumbre del G20, que reúne a las 20 economías emergentes más importantes del mundo, en Hamburgo, Alemania. De acuerdo a los reportes, la Casa Blanca y el Kremlin han estado negociando la posibilidad de este encuentro desde que Trump asumió la presidencia en enero.

El ministro de Exteriores ruso, Sergey Lavrov, expresó su confianza en que el encuentro dará luz a las “perspectivas de cooperación” entre ambos países.

Difícil escenario

Pero, aunque una de las promesas de campaña de Trump fue justamente mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, este encuentro se producirá en un contexto muy delicado.

“Las relaciones entre las dos potencias nucleares más grandes se han deteriorado desde que Trump fue electo como presidente, por el impacto que ha tenido la investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses y las continuas divisiones entre ambos países en relación a los conflictos de Siria y Ucrania”, explicó a Metro Ivan Katchanovski, cientista político de la Universidad de Ottawa, Canadá.

Rusia decidió terminar con la cooperación con Estados Unidos en Siria en junio, después de que un avión estadounidense derribara un jet de origen ruso.

Y mientras la Casa Blanca ha asegurado que no hay una agenda formal en relación al encuentro, los expertos creen que Donald Trump quiere fomentar las áreas de cooperación entre ambos países.

 

“Hay divisiones fundamentales en relación a la naturaleza de estos conflictos, que hacen que su resolución sea difícil”

Ivan Katchanovski, cientista político de la Universidad de Ottawa, Canadá

 

Esta será la primera vez que Trump y Putin se encuentren. ¿Qué podemos esperar?

– Es posible, pero poco probable que suceda en esta reunión, un punto de quiebre importante en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia en temas como los conflictos de Ucrania y Siria. Este será su primer encuentro, y será breve dentro del formato de la cumbre del G20, que no considera negociaciones detalladas o discusiones. 

Entonces, ¿qué asuntos importantes podrían tratar?

– El Kremlin anunció que tanto los conflictos en Siria y en Ucrania serían tratados. De todas formas, también podrían aparecer otros temas, especialmente por parte de Trump. Estos incluyen a Corea del Norte y los acuerdos comerciales. No está claro si es que el presidente de EEUU pondrá en el tapete los cargos sobre la interferencia del gobierno ruso en las elecciones presidenciales. Este tema ha sido levantado por políticos locales estadounidenses, los medios de comunicación y las agencias de inteligencia, y por varios agentes anónimos que han diseminado varios “kompromats” contra Trump.

¿Cómo podría esta reunión acercar posturas entre ambos países?

– Los líderes de Estados Unidos y Rusia tienen la oportunidad y la habilidad para empezar a resolver los conflictos armados en Siria y Ucrania. El actual conflicto entre estas dos potencias nucleares empezó porque la situación en Ucrania escaló, a su vez, por el conflicto en Siria. De todas formas, hay divisiones fundamentales en relación a la naturaleza de estos conflictos, que hacen que su resolución sea difícil. Específicamente, el gobierno de Estados Unidos niega que la situación en Ucrania haya empezado por un derrocamiento violento como consecuencia de la masacre de Maidán, y que hay una guerra civil en la región de Donbas, aunque haya estudios académicos hechos por investigadores occidentales, entre los que me incluyo, que lo demuestran. A la inversa, el gobierno ruso niega que la anexión de Crimea después del derrocamiento del gobierno prorruso en Ucrania viole la ley internacional, y que haya intervención militar rusa en apoyo de los separatistas en la región durante la guerra civil en el este de Ucrania.

¿Qué más se puede esperar?

– Los temas fundamentales que dividen a ambos países son difíciles de resolver. Hay algunas señales de que Trump y Putin podrían llegar a algún tipo de acuerdo o hacer un avance en relación a Siria, pero las diferencias en Ucrania son mucho más complejas. De todas formas, Trump también está bajo presión tanto del establishment político estadounidense como de la prensa para evitar llegar a acuerdos con Rusia. Ellos podrían presentar cualquier acuerdo alcanzado como evidencia del apoyo de Rusia en la campaña de Trump, acusándolo de ser marioneta de Putin y de estar en línea con los rusos. Además, Trump es un político populista quien a menudo se guarda sus posiciones en relación a los temas exteriores más importantes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo