A cien años de la Declaración de Balfour, el origen del conflicto palestino-israelí

En el año del centenario de la Declaración Balfour, Metro se reunió con tres de los más importantes profesores y expertos árabes sobre el conflicto paletino-israelí. Esto, para saber más sobre las implicancias históricas del conflicto.

Por: Felipe Herrera Aguirre

“Nuestra política podría fallar; no voy a negar que esta es una aventura. ¿Acaso nunca podemos tener aventuras? ¿Acaso nunca podemos experimentar?”.

Con estas palabras, Arthur James Balfour, ministro de Exteriores del gobierno británico en 1917, defendía ante la Cámara de los Lores lo que hoy se conoce como la Declaración Balfour. La declaración fue una carta, firmada por Arthur Balfour en representación del Ministerio de Exteriores, enviada al barón Lionel Walter Rothschild, líder de la comunidad judía en Gran Bretaña.

En ella se expresa literalmente el apoyo del “gobierno de su Majestad a favor del establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío, y hará sus mejores esfuerzos para facilitar el conseguimiento de este objetivo”.

En las negociaciones entre el gobierno y la comunidad judía, que se llevaron a cabo durante todo 1917, no se consideró la opinión del pueblo palestino. Para ese entonces, Gran Bretaña controlaba la región, desde la frontera sur de la actual Siria hasta Jordania y la región norte de Arabia Saudí, gracias al Tratado de Sykes-Picot entre ingleses y franceses.

"El muro debe caer". Una de las consecuencias de Balfour. Getty

En el acuerdo final, hubo conceptos ambiguos y nunca antes utilizados, como “hogar nacional”. Nunca se determinó cuáles serían los límites de Palestina (hasta ese entonces, la región pertenecía al Imperio Otomano) y si ese “hogar nacional” debía ocupar toda Palestina.

La defensa de Balfour frente a la Cámara de los Lores fue cinco años después de la publicación de la declaración, en 1922. Hoy, ya son cien años. Cien años marcados por en conflicto palestino-israelí, que parece no tener solución.

Al menos no una solución negociada.

Es en este contexto que Nur Masalha, escritor, historiador palestino y doctor en Estudios Palestinos de la University of London; Abdel Razzaq Takriti, profesor en Estudios Árabes en la University of Houston; y Rashid Khalidi, historiador y escritor estadounidense, profesor de la cátedra de Estudios Árabes de la University of Columbia, hablaron con Metro para analizar los cien años del conflicto palestino-israelí.

El mapa de Palestina, con indicaciones hebreas. Getty

"Sin el apoyo británico no habría un estado judío"

Nur Masalha, escritor, historiador palestino y doctor en Estudios Palestinos de la University of London.

P: ¿Es la Declaración Balfour el origen de todos los conflictos en Palestina?

– Palestina era un país árabe durante este periodo. Su población era un 8 por ciento de musulmanes, casi un 10 por ciento de cristianos, y un porcentaje similar de judíos. Pero los judíos estaban divididos en judíos árabes y algunos que llegaron de Europa. La comunidad más grande no estaba en Palestina en ese momento. Los cuarteles generales estaban en Europa. Había entre 13 y 14 mil judíos en Palestina en ese tiempo, y más o menos 700.000 indígenas, palestinos. Era un país árabe. Como Egipto, Jordán, o Iraq.

Entonces, los británicos llegaron y dijeron “este país será un país judío”, en donde la población judía era menor a un 10 por ciento, y la mitad de ellos eran árabes judíos. En donde el 95 por ciento de la población hablaba árabe. Y el hombre que aseguró todo esto, Jaim Weizmann, estaba en Londres. Era un ciudadano británico que llegó de Bielorrusia. Así que no tenías población sionista en Palestina, no tenías asentamientos sionistas ni tenías poder sionista. El poder sionista llegó a Palestina después de 1917. De hecho, en 1948, los judíos estaban concentrados en un 6 por ciento del territorio palestino. Esa declaración, la Declaración Balfour, es el pecado original de todo, es el real origen de las cosas.

P: ¿Cuál es el papel de los británicos en el conflicto?

– Sin el apoyo británico no habría un estado judío. Sin el apoyo británico, sin el apoyo imperial, si su protecciñon, no habrían creado ese estado en Palestina. ¡Eso es lo más importante de la declaración! Es lo fundamental. Y los israelíes lo saben. Los israelíes recuerdan Balfour, nombran sus calles como Balfour, y Balfour es una figura importante. Los británicos dieron su protección al asentamiento judío. Esto, a través de la Declaración Balfour. Esta es la única forma de entender la Declaración Balfour. No era que hubiera comunidades judías ahí. Musulmanes, judíos y cristianos existieron por siglos, mezclados unos con otros. No había conflictos entre ellos hasta Balfour. Así que Balfour cambió todo. Sin los británicos, todavía tendríamos un país llamado Palestina, en la forma en que Egipto se llama Egipto.

P: ¿Cómo Balfour impacta en la situación actual?

– Balfour cambió todo. Creó un nuevo sentido de destino para un país y también creó una entidad colonial que aún se expande hoy en día. Balfour negó el derecho de los palestinos a asentarse en su tierra, y es negado hasta hoy. Balfour no es historia. La Declaración Balfour es hoy. Balfour es sobre una Palestina ocupada y negada de sus derechos fundamentales básicos. Ese es el porqué Balfour es tan importante para entender lo que está sucediendo hoy en día.

Arthur Balfour, de visita en Jerusalén. Getty

"Balfour era un antisemita y la Declaración un crimen contra la humanidad"

Abdel Razzaq Takriti, profesor en Estudios Árabes en la University of Houston.

P: ¿Cuál es, en su opinión, la intención real detrás de la Declaración Balfour?

– ¿Puedes imaginarte a alguien prometiendo tu país, o tu ciudad, o tu villa, a otro grupo de personas que no vive ahí, diciéndoles que van a poder tener este territorio? ¿Sin preguntarte? ¿Sin considerar a la población nativa? Y sabemo que los palestinos estaban en contra de esto, por supuesto, porque toda la idea era borrar Palestina de su tierra, y establecer un hogar nacional para otro grupo de gente que estaba localizada principalmente en Europa del Este.

Porque también hay que recordar el contexto en que se dio. La idea detrás de Balfour era la de un traslado en masa de judíos de Europa a otra parte del mundo. Una idea bastante antisemita. Y sabemos, por supuesto, que Balfour era un antisemita. En 1905 pasó una ley que restringía, y de hecho prevenía, la inmigración judía a Gran Bretaña (La “Ley de Extranjeros” de 1905, cuyo principal objetivo era controlar la inmigración judía de Europa del Este. Arthur Balfour era Primer Ministro británico en ese entonces).

Al promulgar la Declaración Balfour, prometiendo Palestina como el hogar nacional a los judíos, él no estaba solo cometiendo un crimen en contra de los palestinos, sino que también estaba cometiendo antisemitismo. Hay un dato muy interesante que creo sería bueno considerar. Y que era que el único miembro judío del gabinete de la época, Lord Edwin Samuel Montagu, estaba en contra de la Declaración Balfour, y él dijo incluso que era un acto antisemita. Y dijo que los palestinos no tenían por qué sufrir por algo como Balfour. Balfour es un crimen contra la humanidad, en muchos niveles.

P: Con la invitación de parte de Theresa May a Benjamin Netanyahu el 2 de noviembre, para el centenario de la Declaración Balfour, al Parlamento, pareciera ser que el gobierno británico aún apoya la idea de Israel en territorio palestino…

– Hay una situación grave en Gran Bretaña ahora. Los británicos deben disculparse por esto. Los británicos han cometido un crimen, y tienen el deber de trabajar en el presente para revertirlo. Una disculpa no es suficiente. Hoy, el pueblo palestino está pagando el precio de Balfour. Hoy tenemos un muro en Palestina, que fue construido como consecuencia de Balfour. Tenemos refugiados palestinos que están fuera de Palestina, que están viviendo ahí por culpa de Balfour.

Por esta decisión tomada por el gobierno británico, nuestra gente ha sido forzada a irse, a dispersarse, destinada a campos de refugiados, están bajo ocupación militar, no tienen igualdad de derechos, no hay Palestina en el mapa hoy. Todo esto es resultado de una pequeña carta que fue enviada por un ministro británico a un lord británico. En Gran Bretaña. Y nuestra gente está pagando el precio de esta carta hoy. Gran Bretaña no tiene que disculparse con palabras, sino que con acciones.

El muro en Belén. Getty

"Los palestinos fueron los conejillos de Indias"

Rashid Khalidi, historiador y escritor estadounidense, profesor de la cátedra de Estudios Árabes de la University of Columbia.

P: Arthur Balfour dijo en la Cámara de los Lores en 1922, que estaban experimentando con la Declaración Balfour.

– Si es que Balfour estaba experimentando, los palestinos fueron los conejillos de Indias. Esto no fue un acuerdo, fue una declaración unilateral de Gran Bretaña, en la que le prometieron Palestina a un completo grupo diferente de personas de afuera del país. Esto, a costa de los indígenas, la población nativa de Palestina. Así que fue un experimento único de ciertas formas, pero esto era bastante común en el colonialismo, en esa época. Gran Bretaña era un gran imperio colonial, y tenía muchas colonias blancas distintas. Y para ellos, para establecer otra colonia blanca en Palestina, por razones estratégicas entre otras, hacía sentido. Lo que le hicieron a los palestinos, fue que le dieron protección a un proyecto que quería desposeerlos, quitarles su país, y los británicos estuvieron de acuerdo con esto desde el principio.

P: ¿Cuál es la posición de la Comunidad Internacional con respecto a la situación en Palestina?

– Muchos países del mundo apoyan la causa palestina. No solo los países pequeños, sino que también los grandes. Cuando Barack Obama se abstuvo de votar en diciembre de 2016 contra Israel en el Consejo de Seguridad de la ONU, China, Rusia, Gran Bretaña y Francia, todos votaron a favor de la resolución. No era una resolución terriblemente buena, pero demostró que no solo los países pequeños, sino que también los grandes en caso de que Estados Unidos quitase sus manos, apoyan, y que todo puede cambiar. Sin este apoyo, y estamos hablando de 4 billones de dólares en armas cada año, gratis; billones de dólares en donaciones libres de impuestos… porque esta gente no paga impuestos. Estos son solo ejemplos del apoyo sin el cual Israel sería mucho más débil. Tienen el sexto ejército más fuerte del mundo, gratis.

Loading...
Revisa el siguiente artículo