Trump mete el dedo en la herida y reconoce a Jerusalén como capital de Israel

El presidente de EEUU se salta todos los intentos de negociaciones de paz entre palestinos e israelíes. Anuncia que construirán la embajada de su país en Jerusalén.

Por: Felipe Herrera Aguirre

Se encienden las alarmas en el Medio Oriente. A la delicada situación que viven decenas de miles de palestinos en Jerusalén debido a la ocupación israelí, el presidente de Estados Unidos Donald Trump ha hecho un anuncio que solo empeorará las cosas. “Hoy finalmente reconocemos lo obvio: que Jerusalén es la capital de Israel”, dijo.

“Esto no es nada más ni nada menos que el reconocimiento de la realidad”, agregó Trump. “Y también es lo correcto”. Además, agregó que es la única forma de que por fin se logre la paz en la región.

Una paz que se perdió en Palestina hace cien años, cuando el imperialismo británico prometió un “hogar nacional” para los judíos en la zona. En 1948, las Naciones Unidas acordaron la partición del mandato Británico de Palestina en dos estados: el 55 por ciento sería judío, y el 45 por ciento árabe. Jerusalén fue declarada zona internacional.

Ese año detonó la Guerra Árabe-Israelí. El conflicto terminó con una victoria de Israel, en lo que para los judíos es la Guerra de Liberación. Aunque debido a la ida de los británicos y a la invasión de la ciudad tanto por tropas israelíes como árabes, Jerusalén quedó partida en dos hasta 1967. Como consecuencia de la Guerra de los Seis Días, Israel se apropió de la ciudad.

El 30 de julio de 1980, Israel incluyó en su constitución la proclamación de Jerusalén como su capital, a través de la Ley de Jerusalén. Pero el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ese año una resolución que declaró nula dicha ley. Así, aconsejó a los países establecer sus embajadas en Tel Aviv.

En 1995, sin embargo, el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley que declaraba a Jerusalén como capital de Israel. Además, anunciaba el traslado de la embajada desde Tel Aviv, que no debía hacerse después del 31 de mayo de 1999.

Donald Trump, firmando la decisión. Getty

Todo por la "paz"

Pero todo había quedado congelado hasta este miércoles. “Esto dará inicio inmediato al proceso de contratación de arquitectos, ingenieros y planificadores para la construcción de la nueva embajada. Una vez esté lista, será un magnífico tributo a la paz”, agregó Trump.

Mientras, el secretario general de la Liga Árabe, Aboul Gheit, aseguró que la medida es “totalmente rechazada” por los árabes y que “constituye un golpe tanto a las relaciones árabe-estadounidenses como al rol estadounidense entre palestinos e israelíes”.

“Esto traerá violencia y protestas no solo en los territorios disputados, sino que también en otros países árabes del Medio Oriente”, dijo a Metro Ivan Eland, director del Center on Peace and Liberty del Independent Institute, de EEUU.

Loading...
Revisa el siguiente artículo