Italia va a las urnas para una elección general complicada

Las opciones son o Silvio Berlusconi, o posponer la elección y renovar la ley electoral. Los partidos nacionalistas y eurófobos van al alza, sobre todo en los jóvenes.

Por Felipe Herrera Aguirre

Luego de la derrota del ex primer ministro Matteo Renzi en el plebiscito de diciembre de 2016, y después de que el presidente Sergio Mattarella disolviera el parlamento, los italianos se enfrentan al reto de elegir a sus soberanos este domingo 4 de marzo.

Los votantes elegirán a los 630 miembros de la nueva Cámara de Diputados, y a los 315 miembros del Senado. Pero más aún, elegirán al próximo primer ministro. Las coaliciones necesitan lograr un 40 por ciento de los votos para ganar, según la nueva ley electoral de fines de 2017. El favorito es un viejo conocido, catalogado por los italianos como “el primer Trump”.

Silvio Berlusconi, líder del partido Forza Italia y representante de la coalición de centro-derecha, acapara poco más del 35 por ciento de las preferencias, según las encuestas. Lejos está el propio Renzi, quien decepcionó a los italianos hace dos años. “Voté a Renzi, aunque no totalmente convencido. Por Berlusconi, ni muerto”, dice Francesco Scagliola (32), italiano residente en Chile que ya ejerció su derecho.

"Personalmente, creo que el gobierno de Renzi ha sido positivo para Italia", dice Gabriele Cipri (34), de Udine. "Trató de actuar en algunas áreas críticas importantes, como las uniones civiles, la lucha contra la pobreza, las políticas para ayudar a las personas con discapacidad, el desarrollo de la agricultura, la reducción de impuestos, e intentó reformas constitucionales que al final no se han aprobado".

"Desafortunadamente, la dinámica dentro del Partido Demócrata hizo que Renzi se aislara en sus posiciones, actuando de una manera no inclusiva. Esto llevó al colapso de su popularidad", agrega Cipri. "Por otra parte, Berlusconi condujo a Italia al colapso en 2011, pero nadie se acuerda de esto. Eso está muy mal para mi país, no aprendemos de los errores del pasado".

Los discursos nacionalistas ultraconservadores también seducen a los italianos. “Yo creo que votaré por Giorgia Meloni”, dice Nicoletta Speranza (28), de Macerata. “Es la única que, en esta temporada difícil para nuestro país, me parece que entiende algo”, explica. Meloni es la líder del partido Hermanos de Italia, de corte conservador nacionalista y miembro de la coalición de derecha.

“Siempre he votado a la izquierda, pero la izquierda italiana no tiene nada que ver con los principios de proteger a la comunidad”, agrega Speranza. "Para mí, Renzi nos engañó. No hizo nada, por ejemplo, con la reconstrucción tras el terremoto. Todavía hay gente que no puede volver a sus casas".

Pero mientras los Hermanos de Italia no acaparan gran atención del electorado, sí lo hace el Movemento 5 Stella. “Ellos fueron el partido más votado en las elecciones pasadas, y seguramente también lo serán en esta. Se presentan como partido, no como coalición”. Así lo explica a Metro Paolo Natale, profesor de ciencia política de la Università degli Studi de Milán.

Silvio Berlusconi, "el primer Trump", va por su cuarto mandato. Getty

Con una tasa de desempleo que supera el 11 por ciento, y que en los jóvenes llega al 35,5 por ciento según la Ocde, es la propuesta de Silvio Berlusconi la más atractiva. El candidato de 81 años, que va por un cuarto periodo, propuso una exención total de impuestos para el primer contrato de prácticas y otra parcial para el siguiente contrato de empleo para que “las empresas vean fuertemente conveniente contratar a jóvenes desempleados”.

Berlusconi, además, apuesta sin entrar en detalles por “una pensión de mil euros para todas las madres de Italia” con el objetivo de atajar la pobreza en el país, una situación que quiere solucionar también con la que es su medida estrella, un impuesto de tipo único fijado en el 20 por ciento.

Renzi no podrá ganar esta elección. Su objetivo es tener suficientes votos para 'pactar' con Berlusconi con la intención de formar un gobierno de coalición".

Esto no ha seducido terminado de secudir a los italianos. Un 31 por ciento no sabe por quién votar, según las encuestas. Tampoco a los jóvenes: se espera que la abstención sea de un 47 por ciento en los menores de 25 años. Los mismos sobre los que la Ocde ha adertido que “se están empobreciendo”.

Ellos sí se han visto atraídos por el Movimento 5 Stelle. Según los últimos sondeos, un 30 por ciento de los jóvenes que votarán lo harán por ellos. Fundado en 2009 por el actor y comediante Beppe Grillo, se autodefinen como ecologistas, anti-euro y euroescéptico.

De todas formas, es muy difícil que alguna de las coaliciones logre una mayoría absoluta. “El Movimento 5 Stelle, por su negativa a formar coalición, está incapacitado de gobernar Italia. Y es casi imposible que la centro derecha de Berlusconi lo logre”, dice Natale. “El ganador tendrá que negociar, igual que en Alemania”.

 

"La centro derecha tendrá la mayoría de los escaños, pero no los suficientes como para formar un gobierno por su cuenta".

Paolo Natale, profesor de ciencia política de la Università degli Studi de Milán, Italia.

Las encuestas dicen que un 31 por ciento de los italianos no sabe por quién votar. ¿por qué es esto?

– La cuota de ciudadanos indecisos no es tan alta. En realidad, se trata de un 14 o15 por ciento de todo el electorado. Aun así, es impulsado por dos motivos. La primera concierne a los votantes de la izquierda, y es causada por la baja satisfacción general sobre el líder del Partido Demócrata (Matteo Renzi) y por la oferta de un nuevo partido en el área de centro izquierda, fundada por políticos anteriores del Dem.

El segundo está relacionado con la suposición general de que nadie podría alcanzar una mayoría real de votos y escaños en el próximo Parlamento. Por esta razón, un número relevante de votantes no sabe si tienen que elegir a su partido preferido o un partido que pueda garantizar una especie de gobernabilidad del país. Además, en los últimos años, tanto en Italia como en el resto del mundo occidental, el nivel de lealtad a los partidos se está desvaneciendo, y la volatilidad tiende a crecer en las elecciones después de las elecciones.

¿Es la abstención un problema en estas elecciones?

– La abstención está creciendo en muchos países, y lo mismo ocurre en Italia, pero esta depende sobre todo del sentimiento de la población sobre la importancia de cada elección. En este caso, como dije, se supone que no habrá una mayoría después de las próximas elecciones parlamentarias. Por lo tanto, la participación esperada es de alrededor del 70 o 72 por ciento, un par de puntos más baja que la anterior.

¿Es favorita la coalición de centro derecha?

– Sí, lo es, e incluso el electorado lo piensa así. Pero su victoria, debido a la ley electoral, probablemente no pueda permitir que esta coalición gobierne. La centro derecha tendrá la mayoría de los escaños, pero no los suficientes como para formar un gobierno por su cuenta.

¿Qué ocurrirá si la centro derecha de Berlusconi no logra la mayoría?

– Dos posibilidades: podría formar una especie de gran coalición (como en Alemania o en España) con el Partido Demócrata y algún otro partido más pequeño, o esperar a una nueva elección con una nueva ley electoral en la que la gobernabilidad podría estar garantizada por una gran mayoría.

¿Cuáles son las opciones de Matteo Renzi?

– Renzi no podrá ganar esta elección. Su objetivo es tener suficientes votos para "pactar" con Berlusconi con la intención de formar un gobierno de coalición. Recientemente dijo que, incluso en caso de una gran derrota, se mantendrá como el líder del Partido Demócrata.

El Movimento 5 Stelle sigue siendo la sorpresa en las elecciones…

– Será el partido más votado, en esta elección, como en el anterior (como un partido "único"), pero su intención de no estar “contaminado” con ninguna de las otras fuerzas políticas tiene como resultado su imposibilidad para gobernar Italia.

¿Qué se puede esperar para el domingo?

– Las expectativas son que la coalición centro derecha gane con alrededor del 35 o 36 por ciento. La centro izquierda (como una coalición) y el Movimento 5 Stelle, alrededor de 27 o 28 por ciento. En términos de escaños en el Parlamento: centro derecha: 280 escaños, más o menos, con una mayoría mínima, en la cámara baja, de 315. Será casi imposible formar una mayoría.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo