¿Qué provoca las protestas más violentas en la Francia de Macron?

La protesta de los “chalecos amarillos” en Francia convirtió los Campos Elíseos en una zona de guerra este fin de semana.

Por Miguel Velázquez

Tras los disturbios que han ocurrido los sábados 17 y 24 de noviembre; una tercera manifestación masiva está convocada para el próximo 1 de diciembre en Francia por el grupo chalecos amarillos; el cual protesta por el alza de los precios, en particular de los carburantes.

Las protestas se centraron -inicialmente- en el aumento de los impuestos sobre el combustible diesel. Sin embargo, posteriormente se sumó el descontento ante el creciente aumento del costo de vida y de las políticas económicas del presidente Emmanuel Macron. La tercera manifestación ha sido convocada para pedir la renuncia del mandatario.

Emmanuel Macron se encuentra en el nivel más bajo de popularidad de su presidencia. De acuerdo a la consultora BVA, solamente 26% de los franceses tienen una opinión favorable de Macron. Es la quinta caída consecutiva en este año y la aprobación más baja en los 19 meses que lleva de presidente.

Para conocer más al respecto, Metro conversó con Jean-Yves Camus, analista político y especialista de IRIS, quien dio su versión al respecto.

NÚMERO

8 mil

personas invadieron los Campos Elíseos en la protesta del sábado 24 de noviembre, a pesar de la prohibición de hacerlo.

Preguntas y respuestas

¿Cuál es el motivo de las protestas?

El motivo es el nuevo impuesto a la gasolina que fue anunciado por el Gobierno. Está orientado a financiar medidas contra el cambio climático y combatir el uso de automóviles diesel.

Sin embargo, las protestas tienen una agenda más amplia de lucha por menos impuestos de todo tipo, pidiendo más justicia social y diciendo a las élites que están desconectadas de los problemas diarios del hombre común.

¿Quién está detrás de las protestas en Francia?

En esta etapa, parece que las protestas están poco organizadas, principalmente a través de grupos de Facebook y otras redes sociales. Hay grupos locales que tienen algún tipo de líder consensual pero no oficial, pero no hay nada como una jerarquía nacional. Ni los sindicatos ni los partidos políticos controlan las protestas.

francejeanyvescamus-93994f1801c1b8172fa31f71e65ff520.jpg

El gobierno ha dicho que los radicales de la extrema izquierda y la extrema derecha se han infiltrado en las protestas y son responsables de algunos de los estragos en París. Esto es cierto hasta cierto punto, pero los radicales son una pequeña minoría entre los manifestantes.

¿En qué medida estas protestas complican la presidencia del presidente Macron?

Lo debilita solo un año y medio después de su inauguración. Lo debilitará antes de las elecciones de mayo de 2019 para el Parlamento Europeo y Marine Le Pen aprovechará eso. También obstaculiza su capacidad para promulgar las reformas que prometió como candidato, especialmente aquellas contra el calentamiento global y la profunda reforma fiscal que estableció como prioridades.

Ahora, el presidente necesita encontrar la forma de recuperar popularidad y convencer que, si bien no cederá ante la presión de las calles, no está sordo ante las protestas.

¿Cuál podría ser el escenario en Francia para los próximos días?

El Presidente tratará de convocar mesas de diálogo, tanto a nivel local como nacional, para que el Gobierno y los “chalecos amarillos” puedan iniciar conversaciones, no solo sobre el tema del impuesto al petróleo, sino también sobre una agenda más amplia de reformas sociales y fiscales.

Recuerde que el movimiento está, sobre todo, centrado en la justicia social para aquellos con salarios más bajos y los llamados "perdedores de la globalización". Muchos manifestantes también resienten lo que sienten que es la actitud elevada e incluso despectiva del Presidente, quien, según ellos, encarna a las élites globalizadas que les desprecian. Macron tiene que reconciliarse con la gente.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo