En medio de la crisis, Venezuela dejó de ser un gigante petrolero

Mientras que producir un barril de petróleo le cuesta a otros países una década, a Venezuela le cuesta cerca de 200 años

Por Miguel Velázquez

La Asamblea Nacional, (órgano legislativo nombrado en desacato por el Tribunal Superior y controlado por la oposición), considera que la economía del país se desplomó en 55.17% entre 2013 y 2018, consecuencia de la marcada caída de la producción de petróleo, informó este martes.

El petróleo marca cerca del 96% de los ingresos del país, por lo que el impacto es amplio. “Venezuela está entre los peores colapsos económicos de la historia atribuidos a causas humanas. En este caso, a un modelo fracasado, al modelo socialista del siglo XXI”, explicó Ángel Alvarado, diputado de la Asamblea Nacional e integrante de la comisión de finanzas de la AN.

2.5M% será la inflación anual que Venezuela alcanzaría para finales de 2018.

Datos similares fueron informados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que informó que el bombeo del país cayó en marzo 28.3%, con respecto a febrero, quedando solo en 732 mil barriles por día.

Este es el nivel más bajo de producción que ha mostrado Venezuela en tres décadas, con excepción de la caída en 2002 y 2003, cuando una huelga en la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dejó el bombeo por debajo de los 100 mil barriles diarios durante varios meses.

"No sorprendente que la producción de PDVSA ha colapsado. En la actualidad, la producción está en niveles no vistos desde 1947 ”, explica Steve Hanke, profesor de Economía Aplicada en la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, a Metro.

Preguntas y respuestas

El suministro de petróleo de Venezuela colapsó, según la OPEP, ¿cuáles pueden ser las consecuencias de esto?

– En Venezuela, la parte más importante de la economía es la empresa estatal PDVSA, el gigante petrolero. Desde que se introdujo el chavismo, el consumo de capital ha estado a la orden del día. El capital físico se ha consumido a un ritmo rápido. En resumen, los gastos de capital han sido mucho más bajos que la depreciación, más la amortización (medida adecuadamente), PDVSA ni siquiera ha estado invirtiendo lo suficiente para mantener su capital social, y mucho menos para aumentar su valor.

Steve H. Hanke Profesor de Economía Aplicada La Universidad Johns Hopkins Estados Unidos Steve H. Hanke Profesor de Economía Aplicada Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos / Foto: Cortesía

En consecuencia, el nivel de agua en la bañera de PDVSA ha estado cayendo. Si eso no fuera suficiente, la calidad del capital restante de PDVSA también se ha reducido debido a las malas prácticas de mantenimiento.

Además del reducido capital social de PDVSA y su deterioro de la calidad, PDVSA ha sido testigo de una caída dramática en el stock y la calidad de su capital humano. Después del intento de golpe de estado de 2002 contra el presidente Chávez, él eliminó a miles de "no leales" de PDVSA y los reemplazó con políticos. Las purgas han continuado bajo la presidencia de Maduro. En consecuencia, el stock de calidad de la gerencia y los trabajadores de PDVSA se ha agotado.

¿Qué tan grande es esta crisis?

– A pesar de que tiene las reservas más grandes del mundo, Venezuela está produciendo menos petróleo que el estado de Dakota del Norte en los Estados Unidos. Y la tasa a la que PDVSA está agotando sus vastas reservas es tan lenta que las deja sin valor. En contraste con las principales compañías petroleras que extraen un "barril medio" de petróleo de sus reservas en 8-10 años, PDVSA tarda 200 años en extraer un barril mediano.

El colapso en la producción de PDVSA es un indicador impresionante de la peor compañía petrolera del mundo y del sistema socialista de Venezuela.

Por otro lado, el FMI calcula una inflación de 10 millones por ciento en Venezuela. ¿Hay un registro similar en el mundo?

– A pesar de que podemos medir la hiperinflación con gran precisión utilizando la paridad del poder de compra, nadie ha podido pronosticar la magnitud o la dirección de las hiperinflaciones. Pero eso no ha impedido que el Fondo Monetario Internacional (FMI) produzca pronósticos de hiperinflación en Venezuela. A pesar de que el FMI no mide la hiperinflación de Venezuela, algo que se puede hacer de manera confiable, el FMI pronostica la hiperinflación, algo que no se puede hacer de manera confiable. De hecho, los pronósticos de hiperinflación no se pueden encontrar en la literatura científica.

“Venezuela está entre los peores colapsos económicos de la historia atribuidos a causas humanas”, Ángel Alvarado, diputado de la Asamblea Nacional e integrante de la comisión de finanzas de la AN.

Esa imposibilidad no ha impedido que el FMI arroje la ciencia económica a los vientos. Sí, el FMI ha estado informando regularmente cuáles son, de hecho, pronósticos de inflación absurdos para Venezuela. Estos pronósticos fueron emitidos bajo la atenta mirada de Alejandro Werner, el jefe del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

Sorprendentemente, la prensa informó debidamente las previsiones del FMI de que la tasa de inflación anual de Venezuela alcanzaría la friolera cifra de 2.500.000% para finales de 2018. En algunos casos, esta cifra se informó como una previsión, y así fue. Por algunos, incluso se informó como una medida real, que no lo fue. Medí la tasa de inflación anual de Venezuela el 31 de diciembre de 2018, y fue de 80,000% por año. Cuando se trata de la hiperinflación y sus abusos, no hay nadie más culpable de malversación que el FMI. Produce repetidamente lo que nadie puede producir: pronósticos confiables de hiperinflación.

¿Cómo puede Venezuela salir de una crisis económica tan severa?

– Gracias al colapso del bolívar, Venezuela se ha ganado la terrible distinción de ser el único país del mundo que está experimentando hiperinflación. Hoy en día, su tasa de inflación anual es de 91,738% / año.

Está claro cuál es el gran problema de Venezuela: la hiperinflación. El primer asunto para cualquier nuevo gobierno en Venezuela es matar al dragón hiperinflacionario. Esto se puede hacer en 24 horas con la introducción de la dolarización oficial. Con eso, el bolívar sería reemplazado por el dólar estadounidense y se eliminaría el tumor maligno de Venezuela.

Desafortunadamente, la oposición venezolana no tiene un plan creíble para matar la hiperinflación. En consecuencia, la oposición, si alguna vez tomara el poder, con toda probabilidad no resolvería el problema número uno de Venezuela.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo