El juicio a CFK calienta el año electoral en Argentina

El juicio por corrupción de Cristina Fernández de Kirchner, que se desempeñó como Presidente de Argentina de 2007 a 2015, comenzó recientemente en Buenos Aires luego de que la abogada y política, de 66 años, anunciara que se presentará como candidata a la vicepresidencia en las elecciones nacionales de este año.

Por Miguel Velázquez

Tres años y medio después de dejar el cargo, la ex presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, está siendo acusada de aceptar sobornos a cambio de lucrativos contratos gubernamentales mientras estaba en el poder. Por ejemplo, se piensa que la populista de izquierda le dio preferencia a su amigo, el empresario Lázaro Báez (en prisión por presunto lavado de dinero desde 2016), para contratos de construcción de carreteras en Santa Cruz, en el sur del país.

Kirchner comentó en Twitter que el juicio consistía en "distraer a los argentinos … de la dramática situación en que viven nuestro país y nuestra gente".

“Es un nuevo acto de persecución, con un solo objetivo: colocar a un ex presidente opuesto a este gobierno en el banco de los acusados ​​durante una campaña presidencial completa”, agregó.

"Las pruebas deben buscar la verdad. Pero no parece que esto vaya a suceder aquí"

– Cristina Fernández de Kirchner

El juicio se produce pocos días después del anuncio político de su intención de presentarse como candidata a la vicepresidencia en octubre. Para obtener más información, Metro habló con Mark P. Jones, investigador político en el Baker Institute, Texas, EE.UU.

4 preguntas con…

¿De qué se acusa a Cristina Fernández de Kirchner?

–Cristina Fernández es acusada de muchos delitos de corrupción. Los cargos más inmediatos están relacionados con una supuesta empresa criminal por la cual contratos gubernamentales importantes y anormalmente grandes para la construcción de una amplia gama de proyectos de infraestructura en la provincia de Santa Cruz se canalizaron a una compañía dirigida por Lázaro Báez, quien presuntamente sirvió también a Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.

Muchos proyectos nunca se completaron, mientras que otros tuvieron pagos que fueron el doble, el triple de más del costo real, y los Kirchner se embolsaron la diferencia. Otro caso relacionado con este es el de Hotesur, donde el dinero fue lavado a través de hoteles de propiedad de Cristina Fernández de Kirchner y su familia.

¿Cómo afecta el juicio actual a los planes de Fernández para convertirse en vicepresidente?

–El juicio hizo que Fernández adoptara la estrategia poco ortodoxa de dejar al menos temporalmente su candidatura presidencial. En cambio, sorprendió a todos los observadores al anunciar que se postularía para el cargo de vicepresidenta con su ex jefe de gabinete y aliado, que hasta hace poco se había apartado, Alberto Fernández.

Mark P. Jones, becario en ciencias políticas en el Instituto Baker, Texas, EE.UU. Mark P. Jones, becario en ciencias políticas en el Instituto Baker, Texas, EE.UU. / Foto: Cortesía

Alberto Fernández es un conocido político argentino, que pasó de ser leal a Fernández, a ser un crítico severo, y recientemente a un aliado una vez más. Mientras Cristina Fernández es bien conocida, él no tiene una base independiente de apoyo político, lo que plantea la sospecha de que incluso si es elegido, Cristina Fernández sería el verdadero poder detrás del trono.

Fernández teme que una victoria de Macri en noviembre aumente la probabilidad de que ella pueda ir a la cárcel, o al menos pasar los próximos cinco años dentro y fuera de la corte.

¿Cristina Fernández podría ir a prisión?

–Es muy poco probable que Cristina Fernández pase algún tiempo en prisión. Sin embargo, eso no es lo mismo que decir ‘no hay forma de que ella vaya a la cárcel’, y lo que Cristina Fernández quiere lograr en las elecciones de 2019 en Argentina es que las probabilidades de que vaya a la cárcel queden lo más bajo posible.

Si Alberto Fernández (o Cristina Fernández, si cambia de opinión y se convierte en portadora del estándar presidencial de su alianza) es victorioso en las próximas elecciones presidenciales, entonces la probabilidad de que ella vaya a la cárcel es esencialmente cero.

Incluso si el presidente Mauricio Macri es reelegido, la probabilidad de que Fernández vaya a la cárcel es extremadamente baja, aunque solo sea por eso que seguirá siendo el líder de la oposición más influyente con docenas de senadores y entre 50 y 75 diputados nacionales que seguirán a sus órdenes.

Háblenos más sobre el clima político en la Argentina.

–Argentina ha experimentado un dramático declive económico en los últimos 14 meses con el peso argentino perdiendo más de la mitad de su valor frente al dólar estadounidense, una tasa de inflación de aproximadamente el 50 por ciento que muestra pocas señales de una caída significativa entre ahora y el día de las elecciones, y una economía que se está reduciendo.

27 de octubre
Es la fecha de la primera vuelta en las elecciones generales argentinas de 2019.

Políticamente, Argentina está altamente polarizada con los partidarios del presidente Mauricio Macri en un lado del abismo y los partidarios de Cristina Fernández en el otro lado, con aproximadamente un tercio de la población que simpatiza con Macri y que odia visceralmente a Fernández, aproximadamente un tercio de los seguidores de Fernández que detesta a Macri, y aproximadamente a un tercio que no quiere votar por Macri o Fernández, pero hasta la fecha no ha recibido una alternativa viable por parte de los peronistas pragmáticos (anti-Fernández) de Argentina que pertenecen a la alianza Federal Alternativa.

Hoy en día, el escenario más probable es la polarización continuada y una eventual segunda vuelta electoral en noviembre entre la candidatura de Alberto Fernández y Cristina Fernández contra Mauricio Macri; con dos tercios de los votantes probablemente insatisfechos con el resultado, y el ganador heredando un país con graves problemas económicos, uno de las cuales será la necesidad de renegociar de inmediato su deuda masiva con los Fondos Monetarios Internacionales, ya que el país no está en condiciones de hacer los pagos de la deuda que comienzan a vencer en 2020.

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo