La tensión entre China y Hong Kong podría agravarse: expertos

Por primera vez desde 1997, autoridades chinas ofrecieron una conferencia de prensa sobre Hong Kong.

Por Miguel Velázquez

En un inusual acto, el Gobierno de China solicitó el restablecimiento del orden en Hong Kong tras ocho semanas de protestas contra las reformas democráticas, además de renovar su apoyo a Carrie Lam, titular del ejecutivo hongkonés.

"La tarea más urgente es acabar con esas manifestaciones violentas", aseguró Xu Luying, portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del Consejo de Estado (el Ejecutivo chino), en una rueda de prensa.

"La tensión [de las protestas] se ha intensificado porque el gobierno de Hong Kong se ha negado rotundamente a cumplir con las demandas de los manifestantes, es decir, retirar total y definitivamente el proyecto de ley de extradición y aceptar una investigación independiente sobre la violencia policial que ha tenido lugar desde el 12 de junio. Algunos de los manifestantes también están pidiendo a Carrie Lam, la directora ejecutiva, que renuncie, pero esta solicitud no es respaldada por todos porque no resolverá el problema y Beijing puede nombrar a alguien que sea aún más duro", explica a Metro Jean-Pierre Cabestan, profesor de ciencias políticas en la Universidad Bautista de Hong Kong.

Las más recientes protestas en Hong Kong se han caracterizado por los enfrentamientos entre manifestantes y policías, quienes han utilizado gases lacrimógenos.

"Sin embargo, existen razones más profundas para la tensión, e incluso la confrontación entre el gobierno y los manifestantes: la necesidad de una reforma política y una democratización completa del sistema político de Hong Kong, particularmente la elección del Jefe Ejecutivo y la Elección del Consejo Legislativo, y algunos problemas económicos y sociales arraigados durante mucho tiempo, como la falta de oportunidades laborales, los altos precios de la vivienda y las impactantes desigualdades de ingresos ”, agrega Cabestan.

En caso de que las causas de las protestas no se resuelvan, el panorama es sombrío. “Más confrontación y el riesgo de una parálisis económica de Hong Kong o al menos de algunos de sus sectores”, son parte de las posibles consecuencias, menciona el analista.

“Más personas abandonarán Hong Kong e intentarán trasladarse a Canadá, Australia o Taiwán. Más multinacionales se mudarán a Singapur o a otros lugares. Sin embargo, el riesgo de una intervención del Ejército de Liberación del Pueblo (ELP), es débil, en mi opinión. A menos que la policía no pueda hacer frente a la situación –que es poco probable– ya que recientemente se le ha dado más equipamiento, incluidos camiones de cañones de agua", agrega.

Una de las principales preocupaciones de las manifestaciones en Hong Kong, es su posible influencia en China continental. “Beijing claramente teme a la revolución del color, incluso en Hong Kong, revelando que no quiere que Hong Kong sea completamente democrático y está preocupado por la búsqueda a largo plazo de la gente de Hong Kong por la libertad y la democracia en la sociedad continental. Xi Jinping parece cada vez más paranoico, incluso si la mayoría de China continental no lo es, al menos por el momento solicita un cambio de régimen. En realidad, la mayoría de ellos todavía están contentos con la dictadura del partido comunista e identifican la futura democratización de China como un caos”, finaliza Cabestan.

6 preguntas con…

La tensión en las protestas en Hong Kong se ha intensificado en las últimas semanas, ¿por qué sucede esto?

– La respuesta directa es que el Gobierno solo ha respondido parcialmente a las solicitudes de los organizadores de las manifestaciones. Si uno analiza cuidadosamente todas las demostraciones que se han organizado, verá que han sido bien planificadas en un orden muy lógico y razonable. Pero está claro que es imposible para el Gobierno aceptar todas las solicitudes de los organizadores, como la liberación incondicional de todos los manifestantes arrestados. Por ejemplo, nuestro ex Presidente del Tribunal Supremo también ha dicho que "Las escenas en la toma de Consejo Legislativo de Hong Kong fueron feas e impactantes. Según el estado de derecho, esto no puede tolerarse. La ley fue desobedecida deliberadamente. Los responsables deben ser llevados ante la justicia. Si se los declara culpables después de un juicio justo, los tribunales deberían considerar sentencias disuasorias”.

¿Cuál es la razón principal de las recientes protestas en Hong Kong?

– La razón principal es la insistencia del Gobierno en su propuesta de enmendar dos ordenanzas de Hong Kong (legislación local) para hacer posible la extradición de fugitivos caso por caso a cualquier otra jurisdicción con la que Hong Kong no haya concertado un acuerdo bilateral de extradición. La principal preocupación de muchas personas de Hong Kong es que podrían ser extraditados a China continental por sus conductas legales en Hong Kong. Fundamentalmente, existe una falta de confianza entre la gente de Hong Kong en el sistema de justicia penal en China continental.

Prof Lin Feng Director del Centro de Educación Judicial e Investigación Universidad de la ciudad de Hong Kong Prof Lin Feng Director del Centro de Educación Judicial e Investigación Universidad de la ciudad de Hong Kong / Foto: Cortesía

¿Qué podría pasar si no se resuelven las causas de las protestas?

– Si el Gobierno no acepta retirar el proyecto de ley por completo, las protestas pueden convertirse en una actividad rutinaria en Hong Kong y se volverá cada vez más sangrienta. Pero si el Ejecutivo puede declarar expresamente que el Gobierno retirará el proyecto de ley, tal acción disminuirá la tensión en gran medida.

¿En qué estado se encuentran actualmente las relaciones entre Hong Kong y China?

– En el nivel oficial, las relaciones entre Hong Kong y China se encuentran en condiciones razonablemente buenas porque la Presidenta Ejecutiva ha logrado un buen equilibrio en su trato con el Gobierno Central en China. A nivel social, la gente común tiene la percepción de que el Gobierno Central de Beijing ha reforzado su control en Hong Kong. En lo que respecta a la crisis actual, China continental no ha mostrado ninguna intención de interferir con su ejército estacionado en Hong Kong.

¿Cuál es su perspectiva para las próximas semanas?

– En cuanto a las próximas semanas, todo depende de las acciones que tome el Gobierno. Si el Gobierno puede responder a la crisis aportando algunas respuestas positivas a las solicitudes de los manifestantes, como la retirada formal del proyecto de ley, muchos manifestantes perderán la motivación para protestar por más tiempo. La situación puede calmarse gradualmente. Pero si el Gobierno no toma medidas, la situación puede empeorar.

¿Es tarde para resolver esta situación?

– El problema de la extradición entre Hong Kong y China continental no se ha resuelto durante más de dos décadas después del cambio de soberanía de Hong Kong. El Gobierno quería resolverlo en un corto período de tiempo. Con la falta de confianza mutua entre China continental y Hong Kong, el Director Ejecutivo y su Gobierno habían sido demasiado ambiciosos y optimistas para aprobar su proyecto de ley. Además, el Gobierno carece de la sensibilidad política y se compromete demasiado tarde. Pero nunca es demasiado tarde para tomar medidas inmediatas.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo