El futuro de Alemania tras la ‘Era Merkel’

Angela Merkel, de 65 años, dejó el liderazgo del partido el año pasado y terminará su mandato como canciller en 2021. En varias ocasiones ha dejado en claro que no buscará la reelección.

Por Miguel Velázquez

Con la amenaza de dejar el liderazgo de la Unión Cristiana Democrática (CDU, por sus siglas en alemán), la ministra de Defensa de Alemania, Annegret Kramp-Karrenbauer (AKK), impuso su sello personal en el congreso federal de su partido en Leipzig, Alemania.
En este encuentro se sentaron las bases para debatir el futuro de la formación, ante la próxima salida de la actual canciller, Angela Merkel.

El congreso de la CDU estuvo marcado por las críticas al liderazgo de AKK –como se le denomina–, quien fue elegida en 2018 jefa del partido tras imponerse por un margen mínimo al más derechista Friedrich Merz.

Aún persisten las dudas de si AKK luchará por la Cancillería en 2021. Y tampoco se sabe si Merkel logrará sostener hasta ese año su coalición de Gobierno, lo que puede depender de la nueva presidencia socialdemócrata.

Para conocer más de lo que la política alemana puede esperar a futuro, Metro conversó con Albrecht Rischl, profesor del Departamento de Historia Económica, de la London School of Economics.

Preguntas y respuestas con…

Dr. Albrecht Ritschl
Profesor
Departamento de Historia Económica
Escuela de Economía de Londres

¿Quién es Annegret Kramp-Karrenbauer?

– AKK, como todos la llaman, era hasta hace dos años jefa de un gobierno regional en la pequeña provincia de Saar, en Alemania Occidental. Novata en el escenario nacional, fue elegida el año pasado como sucesora de Angela Merkel en el poderoso cargo de jefe de partido de la CDU. Recientemente ha sido nombrada jefa del Ministerio de Defensa, un cargo que en Alemania se considera como un puesto de catapulta política sin demasiados paracaídas.

¿Está Alemania preparada para la vida política sin Merkel?

– Existe la sensación generalizada de que, a pesar de todos sus méritos y de su fama internacional, Angela Merkel ha superado su mejor momento. A menudo ha declarado que no se presentará de nuevo en las próximas elecciones nacionales de 2021. Lo que la llevó a ello fue la ola de refugiados de 2015, cuando cientos de miles de personas entraron en el país. Ahora Alemania está acostumbrada a la alta inmigración desde las olas de refugiados después de la Segunda Guerra Mundial, y el tema está siendo tratado. Pero el estado de ánimo ha cambiado a la derecha, y la gente está esperando a alguien nuevo.

Albrecht Ritschl Profesor Departamento de Historia Económica Escuela de Economía de Londres Albrecht Ritschl, Departamento de Historia Económica, Escuela de Economía de Londres / Foto: Cortesía

¿Cómo evalúa la popularidad de AKK en Alemania?

– Después de su elección como líder del partido, AKK hizo algunas declaraciones ardientes que no fueron bien recibidas por los votantes que estaban acostumbrados al lenguaje más cuidadosamente elegido de Merkel. Eso le ha costado mucho apoyo a AKK. Además, tiene que enfrentarse con Frederick Merz, un conservador de línea dura de su partido que fue marginado por Merkel hace años. Merz también es muy popular entre los potenciales votantes de la AfD –el partido Alternativa para Alemania–, y es visto por muchos como la única fuerza en Alemania que podría detener la marcha de la extrema derecha en las urnas.

Recientemente ella ‘amenazó’ a renunciar como líder de la CDU. ¿Cómo interpreta ese discurso?

– La CDU acaba de organizar una conferencia del partido, en la que todos esperaban que los conservadores de Merz intentaran derrocarla. Nunca se debe subestimar, AKK dio un discurso combativo y lanzó el guante a sus rivales. Nadie lo recogió, y Merz se vio obligado a pronunciar un discurso de solidaridad bastante manso. AKK podría ser impopular, pero ha demostrado que puede ganar una pelea.

¿Cuáles son los principales desafíos de aquí al 2021, cuando Merkel dejaría el poder?

– Merkel quizás ha llevado a su partido demasiado lejos en el centro, abriendo espacio para la extrema derecha y racista AfD. Su partido CDU necesita presentar un candidato que pueda detener a la AfD en su camino. Al mismo tiempo, debe evitarse una división dentro de la CDU. Para lograr ambas cosas, AKK y Merz tendría que unir fuerzas. Nadie sabe si eso puede pasar. Y ambos tendrían que enfrentar a Merkel, que sigue en el poder y a quien no le gustan los rivales. ¿Se unirán para derribarla?

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo