¿Es posible evitar que un asteroide colisione con la Tierra?

Diferentes cuerpos celestes están pasando cerca de nuestro planeta. Pero, ¿hay algo que podamos hacer para evitar un impacto con ellos? Metro habló con científicos que descubrieron la mejor manera de desviar un asteroide

Por Daniel Casillas

Los asteroides han sido por mucho tiempo una de las preocupaciones de los humanos. Muchas veces estos planetas menores pasan muy cerca de la Tierra, lo que aumenta la posibilidad de una colisión.

Un equipo de científicos de la Universidad Curtin en Australia estableció que la primera vez que un asteroide tuvo un impacto con nuestro planeta en Australia Occidental hace unos 2.200 millones de años. Sin embargo, uno de los asteroides más mortíferos fue el que cayó hace unos 66 millones de años en Yucatán (México), arrasando con el 75% de los seres vivos, incluidos los dinosaurios.

"La Tierra barre cientos de toneladas de polvo espacial, partículas del tamaño del polvo, cada día. Así que en cierto sentido nos golpean todo el tiempo. Digamos que un objeto de 100 metros de tamaño que podría causar destrucción masiva, ocurre en intervalos promedio de 10.000 años. Eso significa que la probabilidad en cualquier año es muy pequeña, pero no cero", explicó a Metro Richard Binzel, profesor de ciencia planetaria en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), EE.UU.

Expertos de todo el mundo han estado buscando la mejor manera de desviar la trayectoria de un asteroide para evitar que golpee nuestro planeta. Y no, la mejor manera no es enviar un grupo de excavadores de plataformas petrolíferas a él y perforar en la superficie para que pueda ser destruido con una bomba, como vimos en la película de 1998 ‘Armagedón’.

"Se han propuesto muchos métodos para desviar asteroides en curso de colisión con la Tierra. Los clásicos son el método del impactador cinético (KI), la explosión nuclear y el tractor de gravedad… No hay acuerdo entre los científicos todavía sobre cuál es el mejor. Depende del tamaño del asteroide, de su composición (metálica o rocosa) y de cuánto tiempo de ventaja o de advertencia hay", dijo Olivier L. de Weck, profesor de aeronáutica, astronáutica y sistemas de ingeniería en el MIT.

Con diferentes opciones y métodos para desviar un asteroide, un grupo de ingenieros del MIT ha descubierto qué tipo de misión sería más exitosa. Su método tiene en cuenta la masa y el impulso de un asteroide, su proximidad a un ojo de cerradura gravitacional y el tiempo de advertencia que los científicos tienen de una colisión inminente.

Asteroide

"Hemos desarrollado un nuevo marco de decisión para diseñar una campaña óptima de desviación de asteroides bajo incertidumbre con garantías de probabilidad de éxito", dijo Sung Wook Paek, autor principal del estudio y antiguo estudiante de postgrado del departamento de aeronáutica y astronáutica del MIT.

La investigación, en la que también participaron Richard Binzel y Olivier L. de Weck, contempla varios tipos de misiones, algunas de las cuales se llevarán a cabo antes del lanzamiento de algún tipo de proyectil para desviar el asteroide con el fin de ofrecer más oportunidades de éxito.

"Sólo enviando múltiples misiones para hacer reconocimiento (y por lo tanto una campaña de misiones), podemos tomar decisiones seguras y no empeorar las cosas. El mapa de decisiones que hemos desarrollado indica a los responsables de la toma de decisiones y a los planificadores de misiones si lo mejor es enviar un solo impactador de inmediato, dos misiones o incluso tres misiones", añadió Olivier L. de Weck.

Aunque hay varios factores que podrían determinar el éxito de dicha misión, los especialistas subrayan que el tiempo es lo más importante, por lo que consideran necesario seguir estudiando el espacio en busca de posibles amenazas.

"Lo más valioso es tener tiempo para evaluar cualquier amenaza específica y valorar las opciones. Por eso es tan vital que se realicen extensos estudios espaciales para saber qué hay ahí fuera.  Lo más probable es que tengamos un largo y seguro futuro ‘libre de asteroides’ por delante. Pero si no, cuanto antes lo sepamos, mejor podremos afrontarlo", concluyó Binzel.

4
posibles formas de desviar un asteroide

Bomba nuclear
Consiste en el lanzamiento de un proyectil nuclear desde la Tierra o desde el espacio que se detona cerca del asteroide para que las ondas expansivas logren desviarlo.

Impacto cinético
En este método, un objeto balístico pesado es enviado a colisionar con el asteroide en el momento, ángulo y velocidad adecuados para desviarlo de su camino hacia la Tierra.

Tractor de gravedad
Si un asteroide que se aproxima se detectara con suficiente antelación, podría ser posible desviarlo utilizando la gravedad de una nave espacial. Un dispositivo tractor de gravedad volaría a lo largo del asteroide durante mucho tiempo y lo sacaría lentamente de la trayectoria de la Tierra.

Pintar el asteroide
Una opción más exótica es pintar el asteroide con una nube de nanopartículas, por ejemplo, convertir un asteroide oscuro en uno de color claro. El cambio en el reflejo de la luz cambiará con el tiempo la trayectoria lo suficiente como para evitar una colisión.

ENTREVISTA

Sung Wook Paek Sung Wook Paek

Sung Wook Paek,
autor principal del estudio sobre la desviación de asteroides y ex-alumno del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

P: ¿Cómo podría ser posible desviar un asteroide?
– Se han propuesto varias técnicas para desviar asteroides de un curso de colisión con la Tierra, como pintar los asteroides para cambiar su albedo y dejar que la presión solar haga el trabajo de modificar la trayectoria a lo largo del tiempo, como se detalla en mis trabajos anteriores de 2012 y 2017. Esto, sin embargo, sólo funciona si hay suficiente tiempo de advertencia antes del impacto. Muchos otros investigadores también propusieron métodos novedosos como el tractor de gravedad, la ablación por láser, etc., que también requieren mucho tiempo.

P: ¿Qué pasa con la bomba nuclear?
– Una bomba nuclear es la opción más poderosa, pero el resultado de su proceso explosivo es bastante difícil de predecir, por lo que no consideré esta opción. Aún así, es la única opción viable si un asteroide ya ha pasado por el ojo de la cerradura y no queda suficiente tiempo.

P: De hecho, su investigación afirma que es mejor desviar un asteroide antes de que pase por el ojo de la cerradura gravitacional. ¿Y eso por qué?
– Una situación particularmente peligrosa se presenta para los asteroides que tienen el potencial de entrar en una órbita resonante con la Tierra, lo que ocurre cuando el asteroide pasa a través del llamado ojo de cerradura, una pequeña región en el espacio que debería evitarse. El esfuerzo por desviar un asteroide aumenta en órdenes de magnitud después del paso por el ojo de la cerradura, por lo que sería mejor desviarlo de antemano, ya que la probabilidad de éxito no se ve comprometida. El documento tenía por objeto lograr tanto garantizar la probabilidad de éxito como mantener el esfuerzo dentro de un rango manejable.

P: Háblenos del mapa de decisiones para establecer el tipo de misión que probablemente sería más exitosa para desviar un asteroide.
– Para un asteroide objetivo en particular hay esencialmente cuatro alternativas: a) Tipo 0 = enviar una misión de Impacto Cinético basada en la mejor estimación (misión sin precursores), b) Tipo 1 = enviar un precursor de teledetección (como la misión Hayabusa) para mejorar la estimación de la masa, luego enviar una segunda misión con un impactador afinado, c) Tipo 2 = enviar un precursor tanto con teledetección como con un pequeño preimpactor para caracterizar el beta, luego enviar la misión principal de KI. La cuarta alternativa es no hacer nada y tener esperanza. Esta cuarta alternativa es típicamente la peor y por lo general sólo ocurre cuando el tiempo de alerta antes del paso por la cerradura es demasiado corto para hacer una misión de cualquier tipo. El mapa le da la distribución de cuatro opciones dependiendo del nivel de confianza y el tiempo de advertencia (hasta 15 años).

P: ¿Es probable que un asteroide golpee la Tierra?
– No es muy probable, según la NASA. Apophis y Bennu son dos asteroides relativamente peligrosos, pero no se prevé un impacto en los próximos siglos.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo