El olor de nuestro planeta podría estar cambiando debido al cambio climático

La deforestación, los incendios forestales y el calentamiento global están modificando los llamados compuestos orgánicos volátiles biogénicos que determinan el aroma de las especies e incluso de los ecosistemas. Metro investiga la situación

Por Daniel Casillas

El cambio climático está transformando nuestro planeta y, según una reciente investigación llamada ‘Compuestos orgánicos volátiles biogénicos amazónicos bajo el cambio global’ publicada en la revista Global Change Biology, el olor de la Tierra no es una excepción. El artículo confirma que la deforestación, los incendios y el calentamiento global están cambiando los aromas de la selva amazónica.

Concretamente, estos factores están afectando a los compuestos orgánicos volátiles biogénicos (COVBs), que "son una variedad muy amplia de compuestos químicos emitidos por organismos vivos, ya sean animales, hongos, bacterias, algas o vegetación en general".

"Se puede decir que la gran variedad de COVBs emitidos por los organismos vivos y sus innumerables combinaciones ayudan a definir aromas característicos, como los olores florales y cítricos, el olor de la lluvia fresca, el olor del mar, etc.", explicó a Metro Juan Acosta Navarro, investigador del grupo de predicción climática del departamento de Ciencias de la Tierra en el Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona, España.

Pero los COVBs no sólo definen los aromas de los individuos o los ecosistemas. También juegan un papel fundamental a diferentes escalas, desde la protección celular y foliar hasta la comunicación química entre individuos distantes dentro de los ecosistemas. Además, tienen un impacto en las condiciones climáticas y meteorológicas hasta tal punto que son capaces de alterar algunos patrones.

A pesar de su importancia, los COVBs no están exentos de ser alterados.

"Los cambios climáticos como las sequías, el calor o los cambios en la radiación pueden modificar las emisiones de COVB. Los ataques de insectos u otros organismos también pueden inducir cambios en las emisiones de compuestos orgánicos volátiles biogénicos", añadió Navarro. "A nivel planetario, la deforestación es muy posiblemente el factor más importante en los cambios de las emisiones de COVB hoy en día".

Además de la deforestación, el calentamiento global está comenzando a ser estudiado como un factor que está causando cambios en los COVB y en los aromas de los individuos, las especies y los ecosistemas.

"A medida que la atmósfera se calienta, como se predice que sucederá, se espera que los COVB almacenados en las plantas sean liberados en mayores cantidades ya que su emisión es proporcional a la temperatura. En muchas regiones del mundo, en la superficie las concentraciones de ozono en el aire están aumentando. También se ha demostrado que las reacciones del ozono en la superficie de las hojas de las plantas inducen emisiones más fuertes de COVB, sin embargo, por otro lado, el aumento del ozono también significa que las COVB se oxidan más rápidamente, por lo que los insectos pueden tener más dificultades para localizar las flores”, dice Jonathan Williams, jefe de grupo del Instituto Max Planck de Química, Alemania, y autor del estudio.

Los cambios en los COVB no sólo están transformando el aroma de nuestro planeta, sino también las interacciones entre los elementos del ecosistema, la química del aire y el clima. Sin embargo, es posible detener este proceso.

"La primera y más importante acción que podemos hacer para detener, o al menos ralentizar, el cambio en los COVB es detener la deforestación. Dejar de emitir carbono a la atmósfera para detener el cambio climático y la acidificación de los océanos también es importante", concluyó Juan Acosta Navarro.

 

CLAVES

 

Consecuencias de los cambios en las COVB, de acuerdo con Juan Acosta Navarro

-Cambios en la química del aire.

-Cambios en la dinámica de los ecosistemas.

-Cambios locales, regionales o incluso globales en los patrones climáticos

-Otras consecuencias desconocidas

 

ENTREVISTA

 

Jonathan Williams

Jonathan Williams,

líder de grupo en el Instituto Max Planck de Química, Alemania, y autor del estudio "Compuestos orgánicos volátiles biogénicos amazónicos bajo el cambio global".

 

P: ¿Qué son los compuestos orgánicos volátiles biogénicos?

– Los compuestos orgánicos volátiles son Biogénicos (es decir, generados naturalmente por plantas y animales en lugar de por procesos industriales), Volátiles (es decir, tienden a estar en la fase gaseosa), Orgánicos (es decir, contienen átomos de carbono) y Compuestos (es decir, son combinaciones estables de átomos).

Todos estamos familiarizados con los COVB de la vida cotidiana. Cuando das un paseo por el bosque y hueles el aroma de un pino, son COVB (alfa y beta pineno). La fragancia de una flor o de un fruto en maduración son los COVB (sesquiterpenos), cuando cortas la hierba se liberan cientos de COVB (por ejemplo, hexanol) y también lo es el olor del mar (en parte DMS) generado por pequeñas criaturas marinas. Por cierto, también liberamos COVB a través de nuestro aliento y de la piel.

El olor que se asocia con una planta, una fruta o una flor es normalmente una mezcla compleja de COVB.

 

P: ¿Qué función tienen los COVB?

– Los COVB pueden tener muchas funciones. Las flores los usan para atraer insectos para polinizarlos, los leones los usan para cazar presas y las mofetas los usan para repeler. Cuando las plantas son comidas por las orugas liberan COVB que advierten a las plantas vecinas para que produzcan defensas químicas, y en algunos casos, los COVB liberados atraen a otros insectos para que se alimenten de las orugas atacantes. Debido a que los COVB son químicamente reactivos, pueden proteger a la planta de los daños causados por el ozono en el aire. Los insectos liberan COVB llamados feromonas para atraer a su pareja, como poemas de amor químicos que se llevan en el aire.

 

P: ¿Qué factores pueden modificar los compuestos orgánicos volátiles biogénicos?

– Una vez liberados a la atmósfera, los compuestos orgánicos volátiles se oxidan en una serie de compuestos cada vez más pequeños hasta que se convierten en sólo agua y dióxido de carbono. Así, la atmósfera limpia el aire para que los olores de los COVB no persistan.

Los COVB emitidos por una planta pueden cambiar rápidamente si se dañan o incluso se tocan (prueba con la albahaca o el romero). Las enfermedades también pueden inducir cambios en el olor de las plantas, los animales e incluso las personas.

 

P: ¿Qué pasa con el cambio climático?

– A largo plazo, los patrones de vegetación de la Tierra cambiarán. Se prevé que regiones como el Amazonas sufran períodos de sequía más extremos, y esto puede llevar a que la selva tropical se convierta en una sabana. En las altas latitudes, el calentamiento permitirá que los bosques emisores de COVB se extiendan más hacia el polo.

 

P: ¿Cómo evitar que los COVB cambien?

– Podemos actuar para estabilizar nuestro clima reduciendo las emisiones de CO2. Actualmente la concentración de CO2 en el aire que respiramos está aumentando muy rápidamente.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo