Google se enfrentará a la demanda del gobierno de Estados Unidos

Metro averigua qué hay detrás del mayor caso antimonopolio de la historia reciente de ese país.

Por Miguel Velázquez

El gigante de la tecnología está pasando por un momento difícil, ya que el Departamento de Justicia de EE.UU., junto con 11 estados, ha presentado una demanda contra Alphabet, la empresa matriz de Google, por abusar de la posición dominante en el mercado.

"En mi opinión, debemos centrarnos más en el contenido de la información que se entrega a los consumidores que en la aplicación que entrega la información. Europa está más adelantada en este enfoque, pero el Departamento de Justicia podría presentar más reclamaciones a medida que pase el tiempo". Mark R. Patterson, especialista en derecho antimonopolio, derecho de patentes, derecho de Internet y contratos en la Universidad de Fordham, Nueva York, EU.

Se hizo "para evitar que Google mantenga ilegalmente los monopolios a través de prácticas anticompetitivas y la exclusión en la publicidad de búsqueda y los mercados de búsqueda, así como para remediar los daños a la competencia", anunció el Departamento de Justicia.

El departamento ejecutivo federal afirma que, a lo largo de los años, Google ha realizado casi el 90% de las búsquedas "en línea" en los Estados Unidos y ha utilizado tácticas anticompetitivas para mantener y ampliar sus monopolios en la búsqueda y la publicidad basada en la búsqueda mediante la celebración de una serie de acuerdos de exclusión voluntaria que bloquean colectivamente las principales vías de acceso de los usuarios a los motores de búsqueda, y por lo tanto a Internet, exigiendo a Google que se establezca como el motor de búsqueda general por defecto en los miles de millones de dispositivos móviles y computadoras de todo el mundo y, en muchos casos, prohibiendo la preinstalación de un competidor.

"La competencia en esta industria es de vital importancia, por lo que el desafío de hoy contra Google, el guardián de Internet, por violar las leyes antimonopolio es un caso monumental tanto para el Departamento de Justicia como para el pueblo estadounidense". -William Barr, el Fiscal General de los Estados Unidos

La demanda histórica representa el mayor caso contra la empresa estadounidense después de que la Comisión Federal de Comercio local cerrara su investigación sobre la empresa por su presunta conducta monopolística en 2013 sin presentar cargos. Fuera del país, Google ha sido multado al menos tres veces por las autoridades con una sanción de más de 9765 millones de dólares.

Para obtener más información, Metro habló con Mark R Patterson, especialista en derecho antimonopolio, derecho de patentes, derecho de Internet y contratos de la Universidad de Fordham, Nueva York, EE.UU.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS / 4 PREGUNTAS PARA…

Mark R. Patterson,
especialista en derecho antimonopolio, derecho de patentes, derecho de Internet y contratos en la Universidad de Fordham, Nueva York, EE.UU.

Mark R. Patterson, especialista en derecho antimonopolio, derecho de patentes, derecho de Internet y contratos en la Universidad de Fordham, Nueva York, EE.UU. Mark R. Patterson, especialista en derecho antimonopolio, derecho de patentes, derecho de Internet y contratos en la Universidad de Fordham, Nueva York, EE.UU. / Foto: Cortesía

¿Cuáles son las preocupaciones con respecto a Google?

– La preocupación es que Google ha utilizado contratos y otros acuerdos para asegurarse de que su motor de búsqueda sea el que está preinstalado en los smartphones y ordenadores y en los programas de software. Debido a estos acuerdos, es más difícil para otros motores de búsqueda, como Bing y DuckDuckGo, llegar a los consumidores. El Departamento de Justicia quiere que el tribunal ordene a Google que detenga esta conducta y restaure la competencia.

¿Podría cambiar el funcionamiento de Google como resultado de este proceso?

– Si el Departamento de Justicia gana, se podría ordenar a Google que deje de tener su motor de búsqueda preinstalado. Sin importar cuál sea el motor de búsqueda que venga con un teléfono o una computadora, los usuarios podrían cambiar a Google o a cualquier otro motor de búsqueda si así lo quisieran.

¿Hubo demandas similares en los Estados Unidos?

– En la década de 1990, el Departamento de Justicia presentó un caso similar contra Microsoft, pero que involucraba a los navegadores web y no a los motores de búsqueda. De hecho, es bastante sorprendente lo similares que son los dos casos, dado lo mucho que han cambiado los mercados digitales. Hace veinte años, los consumidores no estaban tan familiarizados con la tecnología digital, y era más difícil cambiar los navegadores web. Ahora parece probable que la mayoría de los consumidores que desean cambiar los motores de búsqueda son capaces y están dispuestos a hacerlo.

¿Qué se puede esperar en el futuro?

– No pasará nada con el caso durante algún tiempo. Probablemente tomará un año o más para llegar a un juicio, y luego probablemente habrá apelaciones.

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo