Estas especies pueden extinguirse en 2021

Emergencia. Más de 30 especies fueron declaradas extintas este año, y se espera que esta peligrosa tendencia continúe. Metro investiga la situación y averigua qué nos depara el futuro.

Por Miguel Velázquez

El año 2020 estuvo marcado por la pandemia COVID-19, que afectó a millones de personas en todo el mundo. Pero también fue un año turbulento para los animales, ya que 31 especies fueron declaradas extintas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Mientras que todos los delfines de agua dulce del mundo están ahora en la lista de especies en peligro de extinción, incluyendo los tucuxis.

"Esta pequeña especie de delfín gris que se encuentra en el sistema fluvial del Amazonas se ha visto gravemente agotada por la mortalidad incidental en las redes de pesca, el represamiento de los ríos y la contaminación. La eliminación del uso de redes de enmalle – cortinas de redes de pesca que cuelgan en el agua – y la reducción del número de presas en el hábitat de los tucuxis son prioridades para permitir que los números se recuperen. Hacer cumplir la prohibición de la matanza deliberada de tucuxis también es esencial", dijo la UICN en un comunicado.

Extinciones en 2020

El tiburón perdido (Carcharhinus obsoletus), que sólo fue descrito formalmente el año pasado, entró en la Lista Roja como En Peligro Crítico (Posiblemente Extinto). La última vez que se registró la especie fue en 1934.

"Su hábitat en el Mar de la China Meridional ha sido objeto de una pesca extensiva durante más de un siglo. Es poco probable que la especie haya podido persistir bajo esta fuerte presión", añadió la UICN.

Las 17 especies de peces de agua dulce endémicas del lago Lanao y su desembocadura en Filipinas están ahora extintas (15 especies) o en peligro crítico –posiblemente extintas– (dos especies). Las extinciones fueron causadas por especies depredadoras introducidas, agravadas por la sobreexplotación y los métodos de pesca destructivos.

Además, tres especies de ranas centroamericanas han sido recientemente declaradas Extintas. Además, veintidós especies de ranas de América Central y del Sur fueron declaradas en peligro crítico de extinción (posiblemente extintas). "El principal impulsor de estas drásticas disminuciones es la enfermedad de la quitridiomicosis", añade la UICN. "Los esfuerzos de conservación para proteger el hábitat crítico están ayudando a las poblaciones de varias otras especies de anfibios a recuperarse. Entre ellas se encuentra la rana arborícola de Oaxaca (Sarcohyla celata), que pasó de estar en peligro crítico a casi amenazada gracias a las acciones de las comunidades locales en México", añade.

Las plantas, las proteas y los robles, también bajo presión

La familia de las proteas ha sido evaluada exhaustivamente con esta actualización, revelando que el 45% (637 de 1.464 especies) de estas llamativas plantas con flores que crecen principalmente en el hemisferio sur son vulnerables, están en peligro de extinción o en peligro crítico. Muchas de las especies tienen un área de distribución muy restringida, lo que las hace más vulnerables a la propagación de especies exóticas invasoras, a los cambios en los ciclos naturales de los incendios causados por los seres humanos y vinculados al cambio climático, y a la pérdida de hábitat para la agricultura. La familia de las proteas incluye tres especies de macadamia -las mismas que producen el cultivo de nueces de macadamia- que han sido incluidas en la Lista Roja de la UICN como amenazadas de extinción en el medio silvestre. La nuez de macadamia (Macadamia integrifolia) figura como Vulnerable, mientras que M. ternifolia y M. tetraphylla figuran como En Peligro.

¿Alguna buena noticia?

Sí. Como resultado de la gestión de conservación a largo plazo, la población silvestre de bisonte europeo (Bison bonasus) ha crecido de alrededor de 1.800 en 2003 a más de 6.200 en 2019, lo que justifica el paso de Vulnerable a Casi Amenazado, explica la UICN. La especie sobrevivió sólo en cautiverio a principios del siglo XX y fue reintroducida en el medio silvestre en la década de 1950. Sigue dependiendo de las medidas de conservación en curso, como la translocación de bisontes a hábitats abiertos más óptimos y la reducción de los conflictos entre humanos y bisontes.

POR LOS NÚMEROS

Actualmente hay 128.918 especies en la Lista Roja de la UICN, de las cuales 35.765 están amenazadas de extinción.

  • TOTAL DE ESPECIES EVALUADAS = 128.918
  • (Total de especies amenazadas = 35.765)
  • Extinto = 902
  • Extinto en estado salvaje = 80
  • En Peligro Crítico = 7.762
  • En peligro de extinción = 13.285
  • Vulnerable = 14.718
  • Casi Amenazado = 7.644
  • Menor riesgo/dependiente de la conservación = 180 (esta es una categoría antigua que se está eliminando gradualmente de la Lista Roja de la UICN)
  • Preocupación menor = 66.469
  • Datos insuficientes = 17.878

 

FACTBOX

Las categorías de amenaza de la Lista Roja de la UICN son las siguientes, en orden descendente de amenaza:

  • Extinto o Extinto en la Naturaleza
  • En Peligro Crítico, En Peligro y Vulnerable: especies amenazadas de extinción global.
  • Casi Amenazada: especies cercanas a los umbrales de amenaza o que estarían amenazadas sin medidas de conservación en curso.
  • Preocupación Menor: especies evaluadas con un menor riesgo de extinción.
  • Datos insuficientes: no se evalúa debido a la insuficiencia de datos.
  • En Peligro Crítico (Posiblemente Extinto) o En Peligro Crítico (Posiblemente Extinto en Estado Silvestre): no son categorías de la Lista Roja de la UICN, sino que son etiquetas desarrolladas para identificar aquellas especies en
  • Peligro Crítico que con toda probabilidad ya están extintas pero para las que se requiere confirmación; por ejemplo, a través de estudios más extensos que se están llevando a cabo y que no encuentran ningún individuo.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS / 3 PREGUNTAS PARA…

Saulo Usma
especialista en agua dulce en el WWF Colombia.

P: ¿Cuál es el proceso para nombrar una especie en peligro o extinta?

– Estos procesos tomados por la UICN se basan generalmente en la información biológica disponible sobre la especie, especialmente para responder a dos preguntas: ¿Dónde están y cuántos son?

Saulo Usma especialista en agua dulce en el WWF Colombia. Saulo Usma especialista en agua dulce en el WWF Colombia. / Foto: WWF

Con la respuesta a estas dos preguntas se comienza a tener una idea de lo que le sucede a una especie y cuán amenazada está. En otras palabras, la respuesta se basa en la información sobre la abundancia y distribución de estas especies.

En el caso del delfín gris, nosotros (WWF, Fundación Omacha) ya hemos realizado unas 45 expediciones en Sudamérica y en base a esa información se consulta a los expertos de la UICN para determinar en qué categoría se puede poner a la especie. Y aquí cabe destacar que la especie se encontraba en una categoría denominada Datos Insuficientes, lo que indicaba que no había suficiente información para clasificarla. Con esas 45 expediciones ya teníamos información y pruebas cuantitativas y por eso se clasifica en la categoría de amenazada.

P: ¿Qué animales de la lista roja están en mayor riesgo de extinción?

– Las listas rojas deben verse en dos. Hay unas globales, como las que maneja la UICN, y hay otras categorías que la UICN recomienda que cada país haga su propia lista roja. Por ejemplo, el Cóndor Andino no está en una categoría muy alta de amenaza a nivel mundial. Porque los cóndores tienen muy buenas poblaciones en el norte de Chile, Perú o incluso en Ecuador y Bolivia. Pero en el caso de Venezuela y Colombia, no tiene muchas cifras. Una cosa es la categoría mundial y otra cosa es la categoría colombiana, donde el cóndor estaría en peligro crítico.

Esto se hizo hace aproximadamente un año para el delfín rosado, el famoso delfín del Amazonas, que también está presente en el Orinoco y también alcanzó una categoría similar, está en peligro. El jaguar, por supuesto, es una especie que también tenemos en una categoría de amenaza. Y nuestro oso de anteojos, que es el único oso sudamericano que tenemos, también está en esa categoría de amenaza.

P: ¿Qué podemos hacer para salvar a las especies de la desaparición?

– En general, la gente necesita tomar medidas, pero no saben qué medidas tomar. Creo que la primera acción requerida para resolver cualquier problema es ser consciente del problema. Así que los medios de comunicación nos ayudan y nos dicen que los ecosistemas, tanto terrestres como acuáticos, del Amazonas, el Orinoco, los Andes, el Pacífico, están cada vez más amenazados porque estamos eliminando toda la cubierta vegetal a través de la deforestación.

Estamos secando nuestras lagunas para convertirlas en campos de cultivo, muchos de ellos industriales.

Explotando minerales preciosos como el oro, sin importar cuánto mercurio estemos depositando en esas aguas. Estamos haciendo toda una serie de transformaciones de los suelos y no nos estamos dando cuenta.

La clave aquí es que primero hay que estar informado. Segundo, tenemos que empezar a ser consumidores responsables. Como consumidor, podrías empezar a preguntar a los que te proporcionan estos bienes de dónde vienen y tomar la decisión de si vas a patrocinar, vas a apoyar este tipo de actividad. Ver su trabajo, que creo, tiene menos impacto.

Podemos estar de acuerdo en hacer mucho, si somos consumidores especialmente responsables. Si sabemos de dónde vienen los productos que estamos consumiendo y lógicamente, si tomamos medidas, que aquellos productos que están causando un gran impacto en los ecosistemas, porque lógicamente no son los que vamos a preferir.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo