Las Farc dejaron de existir como guerrilla, pero ¿ahora qué viene?

Cada semana, METRO analizará una de las respuestas a estos interrogantes sobre lo que viene en la implementación.

Por Metro

Natalia Martínez, MWN

El discurso de Timochenko fue contundente. Además de la parafernalia sobre el inicio de una nueva etapa para las Farc y, en general, la nueva era de confrontación política participativa en la que entraremos como país tras la entrega de las armas, el alto mando de las Farc profundizó en lo que el Gobierno no ha cumplido en medio de los acuerdos.

El camino que muchos sienten que terminó, hasta ahora empieza a labrarse entre los escombros de lo que quedó en pie, luego de una guerra de más de 50 años y son muchos los interrogantes que surgen sobre el futuro inmediato y a mediano plazo del grupo que ya no se puede llamar guerrillero y cómo se  configurarán los meses que se vienen de cara a los comicios de 2018.

¿Qué pasará con las zonas veredales? 

Aunque lo pactado con respecto  las zonas veredales no se ha cumplido, queda claro que los guerrilleros aún no saldrán de las zonas veredales. Uno de los plazos que se corrió, fue el de la permanencia en las zonas de normalización, lo que inevitablemente hace pensar en qué sucederá el día que el plazo se colme y los ocupantes deban encontrar un nuevo hogar.

¿Si un exguerrillero comete un delito de ahora en adelante, por quién será juzgado? 

Tras la entrega de armas y la desaparición de las Farc como grupo ilegal, lo que resta es que los exguerrilleros se sumen a la Jurisdicción Especial Para la Paz (JEP) con miras a solucionar su situación legal, pero queda un vacío en cuanto lo que suceda de ahora en adelante. Lo presumible, es que cualquier acto delictivo sería juzgado por la justicia ordinaria, pero hay otros retos por delante, antes de establecer cómo afrontarán la justicia los excombatientes.

¿Cómo trabajarán los exguerrilleros desmovilizados? 

La realidad es que es incierto cuál será el futuro de cada uno de los miembros de las Farc. Se presume que muchos se dedicarán a  cuidar a sus compañeros que ahora formarán parte del partido político que se conforme con miras a participar en las elecciones presidenciales de 2018; muchos otros entrarán a ejercer en la vida política, y se especula que muchos otros se diseminarán por todo el país para cumplir sus sueños y salir del radar, tras su legalización y el registro de la ciudadanía.

¿Cuándo se efectuará la entrega de caletas y del dinero? 

Uno de los interrogantes que más hace mella en los opositores al proceso de paz, es la entrega de las caletas de armamento y la entrega de los bienes que aún quedan en el poder de las Farc y con los cuales se pretende la reparación integral de las víctimas.

Las fechas estarán dadas por la ONU y por los exguerrilleros que deberán informar sobre lo que resta por entregar y también los mecanismos para reparación de víctimas, que puede ser simbólico o económico.

¿Quién garantizará la seguridad de los exguerrilleros? 

Uno de los retos más grandes que tendrá que afrontar el Gobierno actual y los venideros, es cómo garantizar que la vida de los exmilitantes no correrá riesgos. Uno de los reparos más grandes que expresó ‘Timochenko’, fue que los líderes sociales, y miembros de las Farc han sido perseguidos sistemáticamente para volverse blanco fácil.

¿Y si el gobierno que viene no cumple los acuerdos? 

El miedo más grande que hoy se tiene, a pesar de que Santos aseguró que “la paz es irreversible”, es que al llegar un nuevo gobierno, que no sea de corte pacificador podría “hacer trizas” los acuerdos, lo que generaría zozobra sobre si las Farc se volverían a alzar en armas como retaliación, o simplemente las Farc se volverían otro grupo social al que no se le cumple lo pactado.

El discurso de Timochenko fue contundente. Además de la parafernalia sobre el inicio de una nueva etapa para las Farc y, en general, la nueva era de confrontación política participativa en la que entraremos como país tras la entrega de las armas, el alto mando de las Farc profundizó en lo que el Gobierno no ha cumplido en medio de los acuerdos.

El camino que muchos sienten que terminó, hasta ahora empieza a labrarse entre los escombros de lo que quedó en pie, luego de una guerra de más de 50 años y son muchos los interrogantes que surgen sobre el futuro inmediato y a mediano plazo del grupo que ya no se puede llamar guerrillero y cómo se  configurarán los meses que se vienen de cara a los comicios de 2018.

¿Qué pasará con las zonas  veredales? 

Aunque lo pactado con respecto  las zonas veredales no se ha cumplido, queda claro que los guerrilleros aún no saldrán de las zonas veredales. Uno de los plazos que se corrió, fue el de la permanencia en las zonas de normalización, lo que inevitablemente hace pensar en qué sucederá el día que el plazo se colme y los ocupantes deban encontrar un nuevo hogar.

Tras la entrega de armas y la desaparición de las Farc como grupo ilegal, lo que resta es que los exguerrilleros se sumen a la Jurisdicción Especial Para la Paz (JEP) con miras a solucionar su situación legal, pero queda un vacío en cuanto lo que suceda de ahora en adelante. Lo presumible, es que cualquier acto delictivo sería juzgado por la justicia ordinaria, pero hay otros retos por delante, antes de establecer cómo afrontarán la justicia los excombatientes.

¿Cómo trabajarán los exguerrilleros desmovilizados? 

La realidad es que es incierto cuál será el futuro de cada uno de los miembros de las Farc. Se presume que muchos se dedicarán a  cuidar a sus compañeros que ahora formarán parte del partido político que se conforme con miras a participar en las elecciones presidenciales de 2018; muchos otros entrarán a ejercer en la vida política, y se especula que muchos otros se diseminarán por todo el país para cumplir sus sueños y salir del radar, tras su legalización y el registro de la ciudadanía.

¿Cuándo se efectuará la entrega de caletas y del dinero? 

Uno de los interrogantes que más hace mella en los opositores al proceso de paz, es la entrega de las caletas de armamento y la entrega de los bienes que aún quedan en el poder de las Farc y con los cuales se pretende la reparación integral de las víctimas.

Las fechas estarán dadas por la ONU y por los exguerrilleros que deberán informar sobre lo que resta por entregar y también los mecanismos para reparación de víctimas, que puede ser simbólico o económico.

¿Quién garantizará la seguridad de los exguerrilleros? 

Uno de los retos más grandes que tendrá que afrontar el Gobierno actual y los venideros, es cómo garantizar que la vida de los exmilitantes no correrá riesgos. Uno de los reparos más grandes que expresó ‘Timochenko’, fue que los líderes sociales, y miembros de las Farc han sido perseguidos sistemáticamente para volverse blanco fácil.

¿Y si el gobierno que viene no cumple los acuerdos? 

El miedo más grande que hoy se tiene, a pesar de que Santos aseguró que “la paz es irreversible”, es que al llegar un nuevo gobierno, que no sea de corte pacificador podría “hacer trizas” los acuerdos, lo que generaría zozobra sobre si las Farc se volverían a alzar en armas como retaliación, o simplemente las Farc se volverían otro grupo social al que no se le cumple lo pactado.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo