Cómo Sarah Polley y “Alias Grace” están acabando con el patriarcado

Metro habló con la mujer detrás de lo último de Netflix, “Alias Grace”, sobre su nueva miniserie, sobre Harvey Weinstein y sobre la representación.

Por: Metro
Cómo Sarah Polley y “Alias Grace” están acabando con el patriarcado

Rachael Vaughan Clemmons / www.metro.us

 

Sarah Polley ha estado ocupada. La talentosa multifacética —actriz, directora, escritora y activista política— ha recibido la atención de los medios por “Alias Grace”, una miniserie de Netflix basada en la novela homónima de Margaret Atwood. “Ha sido una experiencia increíble ver finalmente los frutos del trabajo”, cuenta la mujer de 38 años por teléfono. “Ha sido genial”.

La nativa de Toronto, Canadá, leyó la novela cuando era adolescente y decidió entonces adaptarla; tenía 17 años. Después de haber conseguido los derechos a la edad de 30, su trabajo se estrenó en Netflix el pasado viernes 3 de noviembre.

Por supuesto, es natural esperar que “Alias Grace” sea más del mismo estilo de los otros trabajos de Atwood, especialmente porque la serie aparece un año después de la aplaudida “The Handmaid’s Tale”. Pero mientras “THT” sigue la historia de una mujer en un futuro distópico e incierto, “Alias Grace” explora una historia real con consecuentes en el pasado. “Grace” es una ficción basada en la historia real de Grace Marks, una inmigrante irlandesa y empleada doméstica quien asesinó a sus empleadores y a su amante y ama de casa en el Canadá de la década de 1840. Pero la miniserie está poco enfocada en si es que efectivamente lo hizo o en quien era realmente Grace Marks.

Sarah Polley Getty

“Ella es una de estas mujeres en las que mucha gente se proyecta”, dice Polley. “Era una preciosa niña de 16 años, completamente fascinante para la gente. Los hombres se enamoraban de ella y pensaban que debía ser inocente. Mucha gente decidió que debía ser culpable. El misterio está en quién era ella realmente, y cuál fue su viaje. Ella nunca llegó a hablar por sí misma”.

 

La serie es parte de una tendencia: historias oportunas y propicias sobre mujeres que luchan contra las estructuras patriarcales son un coro hoy más que nunca. “Estamos en un momento muy precario ahora mismo, para las mujeres y para cualquiera que haya sido marginalizado”, dice Polley. “Es un momento realmente aterrador”.

Polley escribió sobre su propia experiencia luchando contra estructuras patriarcales, al detallar su historia con el desgraciado productor y acusado de ataques sexuales en serie Harvey Weinestein, cuando ella tenía 19 años. “No es solo nuestra industria, son todas las industrias”, dice. “No es solo un género, es también raza y clase. Vivimos con estructuras de poder y con un sistema económico que está basado en la desigualdad, la injusticia y la marginación. Ser consciente de las formas en que estamos siendo cómplices, en relación a todas estas cosas, es realmente importante. Es el primer paso para una conversación mucho más grande”.

 

Su despertar

Ella admite que le está llevando mucho tiempo, “demasiado”, para reconocer disparidades raciales, especialmente en los medios. “Todos somos medio cómplices de un sistema que es muy racista y discriminatorio en muchos niveles”, dice. Ella nota que está dándole una relectura a sus propias películas, incluyendo a la no tan diversa “Take This Waltz”, y viendo que la falta de diversidad en ellas es un punto bajo particular.

“He tenido un verdadero despertar, que continúa”, dice.

“No pienso como una persona blanca de clase media que nunca va a salir del fondo de su propia ignorancia. Hay que seguir intentando, y hay que seguir respondiendo preguntas. Tiene que ser parte de mi trabajo mejorar”.

Polley —quien ha atribuído este despertar tardío viendo al movimiento “Black Lives Matter” —, dice que su próximo proyecto juntará a un colectivo de mujeres y les dará voz a sus historias. Quiere crear un espacio en la industria para que personas de color cuenten sus propias historias, en su propia forma. “No creo que sea apropiado para mí, como directora, decidir escribir historias para personas de otras comunidades”, dice. “Pero para realmente crear un espacio en el que puedan escribir sus propias historias, poder llevarlas a la pantalla es realmente emocionante para mí”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo