Robelf, el robot que aspira a convertirse en un miembro más de la familia

El Mobile World Congress que se celebra esta semana en Barcelona ha presentado una serie de novedades en el marco de la nueva era denominada ‘El Internet de las Cosas’ y uno de los ejemplos deesa nueva tecnología es Robelf

Por Metro

Claudio Bravo, especial desde Barcelona

Los robots están siendo protagonistas de la feria y las empresas taiwanesas destacan por sus avances en este sector. Robelf, su nuevo robot guardián del hogar, galardonado con el premio Taiwan Excellence, es uno de los destacados en Barcelona y Metro lo conoció.

Este robot fue diseñado como un androide para proteger la casa mediante guardias de vigilancia y sensores de voz, visión y posición. Además, su tecnología de reconocimiento facial le permite detectar la presencia de extraños al interior de la vivienda y brindar información en tiempo real a sus dueños mediante alertas a su teléfono móvil.

Pero Robelf también es un androide social, ya que puede hablar, contar historias, hacer llamadas, informar de las últimas noticias, enseñar o incluso hacer chistes. Obedece órdenes y reconoce desde qué lado le están hablando, gira su cabeza hacia la dirección desde donde proviene la voz.

Es más, este robot también posee habilidades de enseñanza, lo que le permite enseñar diversas materias a niños y adultos. Para interactuar con él solo es necesario llamarle por su nombre o tocar su pantalla. También es posible controlarlo a través de la aplicación móvil para iOS y Android.

"La idea de Robelf nació bajo un proyecto de crowdfounding que nos ha permitido idear un robot pensado en la familia y en los comercios", afirma Weichun Luo, Manager de Robotelf Technologies, quien nos explicó que “el robot está disponible en China, Taiwán y Estados Unidos a un precio de 700 USD. Aún no está a la venta en Europa y Latinoamérica pero están buscando distribuidores y se espera que se comercialice en estos mercados durante el segundo semetre de 2018”.

"Robelf tiene incorporada una funcinalidad de enseñanza donde es posible programar una tarea de cinco minutos o menos, ayudar a los niños a aprender cosas nuevas e interesantes sobre la vida. Con su tecnología de reconocimeinto facial, Robelf puede convertirse en el tutor de sus hijos".

La compañía está trabajando en un prototipo de permita a Robelf tener más autonomía de movimientos y tendrán diferentes modelos de robots: "En un futuro cercano todas las casas tendrán un robot que nos facilitará las tareas de casa y nos cuidará", señala Luo. 

Robelf para controlar el ‘Internet de las cosas’

Robelf mide 85 centímetros y pesa 7 kilos. Tiene una autonomía máxima de 7 horas y cuando el nivel de batería baja al 20% el robot vuelve a su base de forma automática para cargarse.

Posee una pantalla táctil de 1280 x 800, una cámara de cinco megapíxeles, cuatro micrófonos, cuatro sensores de ultrasonidos y tres infrarrojos que le permiten sortear los obstáculos al desplazarse y percibir hasta el más mínimo movimiento a su alrededor.

El robot permite sincronizar todos los dispositivos conectados en el hogar y controlarlos a través de Robelf mediante comandos de voz.

Está equipado con tecnología inalámbrica WiFi y Bluetooth, lo que le permite integrarse con las instalaciones domóticas del hogar.

CIFRA: 700 dólares es el precio del robot, que por ahora está disponible en Chine, Estados Unidos y Taiwán.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo