Aficionados argentinos bloquean calles de Moscú previo al partido contra Islandia

Dividiendo la calle en dos mitades, aficionados argentinos con camisetas azules y blancas están por todas partes bloqueando el acceso a las calles

Por Dmitry Belyaev

Caminar por las calles del centro de la ciudad de Moscú se ha vuelto difícil para los locales y los aficionados al fútbol, que llegaron aquí para presenciar el Mundial. El acceso a la Plaza Roja está cerrado, según la policía local, hasta el 17 de junio, debido a las obras que actualmente se están realizando dentro del Mausoleo de Lenin. Sin embargo, esa razón fue utilizada varias veces antes de de que el Mundial tomara la ciudad más grande del país, para evitar a la oposición y que otras reuniones no autorizadas ocurrieran. El Kremlin parece temer los gritos de los amantes del fútbol fuera de sus murallas, por lo que hay mucho menos espacio en el centro de la ciudad para seguir con la locura del torneo y los aficionados argentinos lo han complicado aún más.

Desde la gran plaza peatonal de Manezhnaya hacia el jardín de Alexander y la calle Nikolskaya, que ya se ha convertido en un lugar no oficial para las reuniones y la llamada ‘segunda Fan Fest’, se están extendiendo los flujos de personas. Y aunque antes eran aficionados de Perú, Colombia y México los que reinaban aquí, ahora los aficionados argentinos se llevaron la corona de la nación más fiestera.

Dividiendo la calle en dos mitades, camisetas azules y blancas estaban por todas partes bloqueando el acceso de los ciudadanos y otros visitantes a la estación de metro de la línea roja. Las canciones de Messi, Maradona y otras estrellas del fútbol argentino no se detuvieron ni un minuto desde la madrugada. En la calle, los amantes del deporte colgaron las banderas en los edificios circundantes y también se apoderaron de un par de restaurantes.

La policía rusa también ha venido aquí para tratar de prevenir la propagación del ‘virus’ de la fiebre de la Copa del Mundo. Incluso trajeron una camioneta que normalmente se usa para detener a los manifestantes locales furiosos contra el gobierno. Pero las crecientes fuerzas de los aficionados argentinos han dejado exterminados a los ‘guardianes del orden’, ya que no podían hacer nada contra los aficionados felices que beben en las calles.

"Vamos a ganar el Mundial", dijo uno de los hinchas de Buenos Aires a Metro. "Creo que Argentina jugará contra Brasil o Francia en la final. Todos estamos esperando este momento!"

Los amantes del fútbol de Islandia, que eran minoría en el centro de la ciudad, llevaban sombreros con cuernos vikingos, camisetas azules oscuras y observaban de cerca lo que está ocurriendo en la fiesta de los "nuevos reyes de los aficionados".

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo