¿Los fans de Islandia realmente conocen a los miembros de la selección?

Metro examina si es verdad el chiste que dice que todos en Islandia son amigos

Por Indira Shestakova

Islandia es el país más pequeño cuya selección nacional haya clasificado para el Mundial en Rusia. Hay muchos chistes que dicen que todos los islandeses se conocen entre sí, pero tal como investigó Metro, son casi cien por ciento reales.

No tuvimos que buscar demasiado para encontrar fans que conocieran a los jugadores del equipo que representa a su país. La primera amante del fútbol que conocimos fue Helga Katrin Jónsdóttir, quien notó que podría haber alguna conexión entre todos los islandeses, pero que no conocía a nadie personalmente. La siguiente persona confirmó la teoría.

"Venimos de un país pequeño, así que conoces a todos", se rió Sara Sturludóttir. "Por ejemplo, el hijo de Ólafur Ingi Skúlason va a nuestro kinder, y el defensor Ragnar Sigurðsson es el mejor amigo de mi primo".

Islandia

Con el casco de los vikingos en la cabeza, Guðmundur Helgi Finnbogason le dijo a Metro que no conoce personalmente a ningún miembro del equipo, pero su amigo está en contacto con un par de jugadores de fútbol con los que estudió en la escuela. Algunos de los fans incluso se cruzaron con los jugadores de la selección en el campo de fútbol.

"Con algunos de ellos jugamos fútbol en la infancia. Por ejemplo, mi amigo jugó con Ólafur Ingi Skúlason hace muchos años. Y se llama Heimir Hallgrímsson, como el entrenador jefe de la selección nacional", dice Haymark Fannar Hallgrimsson, señalando a sus amigos.

"Pero no somos parientes. Por casualidad tenemos los mismos nombres. Tengo la suerte de poder usar este nombre y aprovecharlo", se ríe el tocayo del mentor del equipo de Islandia.

Resulta ser que tener un mismo nombre es algo muy común para los islandeses.

"Conozco a todos los jugadores a través de mis amigos. Mi colega es el mejor amigo de Emil Hallfreðsson desde la infancia. Y su novia estudió conmigo en la misma escuela, crecimos juntos", dice el siguiente fan comenzando con su historia, y su amigo agrega: "Por cierto, su nombre es Ragnar Sigurðsson, como el defensor del equipo".

"También conozco algunos jugadores. Por ejemplo, con Alfreð Finnbogason, y con Hannes Þór Halldórsson solíamos trabajar juntos cuando era cineasta", afirmó Swarvard Ellidi Swarvarsson.

"Es una persona muy conocida en Islandia, un cantante popular", explicó Sigurðsson. "Pero yo mismo me siento como una celebridad en Rusia, porque muchas personas quieren tomar fotografías con nosotros".

En la búsqueda de amigos de jugadores islandeses, Metro logró conocer incluso a uno de sus parientes.

Islandia

"¡Kári Árnason es mi tío!", nos dijo Sigurdur Steinar Jónsson, quien estaba encantado con nuestra pregunta. "Mi bisabuela y su abuela son hermanas. Es un gran futbolista que sabe qué hacer, no hace nada sin pensarlo en el campo. También conozco a muchos hermanos de diferentes jugadores".

Según Steinar, todas las personas en Islandia nacen fanáticos del fútbol:

"Todos jugamos fútbol. Empiezas a los seis y si tienes menos de 14 años y no te convertiste en un buen jugador, te vuelves simplemente un fan. O si no te gusta el fútbol, ​​simplemente observas cómo lo juega la selección de Islandia. Bueno, o balonmano. El 95 por ciento del país está viendo fútbol".

"En Islandia, las dos cosas que más le gustan a las personas son: fútbol y Eurovisión", agrega otra fan, Christine Olafsson.

Islandia aún no ha tenido victorias en el concurso de canciones, pero ¿podrán sus jugadores traer a casa la copa mundial?

 

Los islandeses enseñaron a Metro cómo hacer su famoso "¡Hú!"

En los campeonatos de la UEFA en 2016, el equipo de Islandia no solo fue recordado por el bello juego, sino también por sus fans, que hicieron un aplauso vikingo acompañado de un grito de guerra "Hú". En el Mundial de Moscú, Metro les pidió que nos mostraran cómo hacerlo correctamente. Se necesita una persona que lleve el ritmo: después de tocar dos veces el tambor (o en cualquier superficie), los otros fans de pie con los brazos separados, aplauden después de una pausa. Gradualmente, las pausas se acortan y el ritmo se acelera hasta el momento en que los aplausos se convierten en un aplauso continuo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo