Mundo Gay: De cómo el viaje LGBTI se convirtió en un negocio

En el Día del Orgullo Gay, mostramos que más allá del debate de un estilo de vida, hay un mercado creciente y poderoso.

Por Luz Lancheros

Aunque el mundo se vea amigable y amplio para la comunidad LGBT y ningún territorio –si hablamos de sociedad y cultura– es vedado en apariencia, la realidad es otra: en 72 países del mundo todavía es penalizado con muerte o cárcel tener relaciones gay, vestirse en vía pública con el género no asignado al nacer u otras orientaciones. Por eso, para una persona que es abiertamente partícipe de la comunidad es muy difícil llegar a explorar un mundo en el que no se sienta cómoda y segura. Y basados en esta necesidad de mercado, más las luchas que ha dado el colectivo para establecer sus derechos ciudadanos desde hace años (entre ellos, el de la adopción), muchas agencias y asociaciones han creado desde hace tiempo servicios donde se muestran los restaurantes, bares, actividades y lugares donde una persona puede ir sin complicaciones. Porque puede que aún haya mucha discriminación, pero no se puede desconocer el poder del “Pink Money”.

TE PUEDE INTERESAR

Con este término se reconoce al mercado gay como un grupo con alto poder adquisitivo. De hecho, para 2015, se estableció en una investigación de Witeck Communications que la comunidad queer estadounidense tenía un poder adquisitivo estimado en casi un trillón de dólares y que las parejas gay ganaban más que las heterosexuales.

Y si se habla de turismo, no se puede subestimar un mercado que tan solo en ese país, representa un estimado anual de 65 billones de dólares y casi la misma cifra en Europa, según la Asociación de Turismo Gay Europea.

Servicios y destinos

Gracias a esto, hay opciones para todas las personas de la comunidad, tanto para las que no tienen hijos como para las que sí. En 2000, la línea de cruceros noruega Norwegian Dawn creó un crucero para parejas del mismo sexo con familia, que tuvo 1600 pasajeros y 600 niños. Cuatro años después, la presentadora y actriz Rosie O’ Donnell lanzaba en Estados Unidos los “R Family Cruises”, creado específicamente para padres LGBT con niños.

Asimismo, IGLTA (International Gay Lesbian Travel Asociation), se creó en 1983 en Fort Lauderdale, Florida y fue la primera en ser avaluada por la Organización Internacional de Turismo en 2010. La asociación, tiene una convención anual y cuatro simposios sobre destinos mundiales. Con 2 mil miembros, también creó el primer informe de este mercado de nicho dos años después y provee servicios en 83 países del mundo. Por otro lado, Passport Magazine, Spartacus International, y FunMaps of Maplewood han creado negocios especializados y con buena reputación a nivel mundial.

 

Los eventos gay más importantes del mundo según Gaytravel.com

Mardi Gras (Sydney)

Berlin Pride y Lesbian and Gay City Festival (Berlin)

San Francisco Pride Celebration

London’s Pride Festival

New York City Pride

Pero, ¿Qué es lo que más busca la comunidad al viajar? Según un estudio de Lanfranco Editore de 2016 la cultura, la relajación y la naturaleza eran los motivos principales. Y si se habla de destinos, tanto Lanfranco como Lonely Planet, en sus encuestas, coinciden en los destinos más apetecidos: son los más gay-friendly (como San Francisco, Nueva York y Europa, encabezados por Mykonos, Barcelona y Londres), pero otros destinos nuevos como Asia y Sudamérica comienzan a emerger, siendo un reto para los viajantes, que ahora buscan experiencias únicas: “Es sobre seguridad, confort y política. Lugares amigables y divertirse con viajeros parecidos. Nos enfrentamos a otro tipo de cosas. Viajar como hombre gay es distinto a viajar como mujer lesbiana o una persona trans. Hay diferentes actividades y razones para preocuparse. Y hay muchos lugares en el mundo donde ser gay no es seguro ni confortable, ni para locales ni turistas. Es ver cómo mostrar nuestra sexualidad tiene consecuencias. Eso es algo en lo que los straights nunca piensan”, explica Adam, el popular bloguero de TravelsofAdam en un artículo del popular blog gay travel NomadicMatt.

Y ese es el reto para un estilo de vida que ha sido debatido desde su concepción: seguir haciendo del mundo un lugar amigable, abierto y desprejuiciado, en todo sentido.

P y R

John Tanzella, presidente IGLTA

¿Cómo comenzó IGLTA y cuál es su propósito?

–Comenzó en 1983 y yo soy su presidente desde hace 11 años. Somos una organización que provee opciones seguras y amistosas de viaje para la comunidad LGBTI. No somos una agencia. Mandamos viajeros a nuestros miembros. Proveemos recursos para viajes y opciones para lugares gay friendly y lugares neutrales. Eventos, hoteles, destinos, tratamos de ayudar a la comunidad para que los encuentre alrededor del mundo y trabajamos en 83 países.

¿Cómo ha crecido este mercado?

–Comenzamos en el sur de la Florida y ahora estamos en 83 países. Los viajeros LGBTI están explorando el mundo y están saliendo del clóset y quieren ser tratados con igualdad y seguridad. Lo que les importa es estar seguros y ser bienvenidos. Ellos quieren saber de la escena local LGBT, quieren participar y conocer a gente de la comunidad alrededor del mundo.

¿Por qué cree que ha crecido?

–Los gobiernos y negocios alrededor del mundo han reconocido los derechos de los LGBTI en la sociedad y que necesitan ser tratados con igualdad. Son una comunidad que viaja mucho y con poder adquisitivo. La comunidad es leal a negocios que soportan y están comprometidos con ella a largo plazo.

¿Cómo piensan crecer en los próximos años?

–Crecemos cada año, sin embargo esperamos llegar a destinos que se presentan como únicos para los viajantes gay. Llegando a destinos emergentes, como África, el Sudeste Asiático, Suramérica. Lugares en los que es difícil ser gay, pero a los que nuestros clientes ya están yendo.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO 

 

 

 


 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo